Siguenos en:
Viernes
 14 de Mayo de 2021
Santa Cruz de La Sierra www.booked.net
+23°C
Parcialmente soleado
Nacional
El mensaje de la Navidad
Domingo,  25  de Diciembre, 2011

El Dios hecho Hombre renace en cada Navidad, trayendo consigo para los hombres y mujeres del mundo un mensaje de paz y de amor, de perdón y de esperanza. El mensaje navideño de la cristiandad implica también, la irreductible voluntad del Salvador de la humanidad de sembrar las semillas por un mañana mejor en el seno de cada familia. El nacimiento del Niño Jesús significa ante todo la nueva oportunidad para que padres e hijos reafirmen sus lazos familiares con muestras sinceras de afecto y lealtad. La Navidad viene a ser el momento justo para que el espíritu de la paz inunde el corazón de los hombres de buena voluntad y la solidaridad fluya en beneficio de los desfavorecidos

El mensaje de la Navidad viene a ser la buena nueva para todos. Para que el hombre deje de ser el lobo del hombre y se construya de una vez por todas, un mundo de justicia y equidad, de armonía y libertad. El llamado a la fraternidad universal alerta contra el peligro de las guerras, la violencia y el terror, que son alentados para sostener la dominación y el poder, ocasionando mayor sufrimiento a los seres humanos. El mensaje de amor de la Navidad alienta a reconsiderar los valores cristianos para defender y proteger con mayor convicción el planeta que habitamos, donde también viven plantas y animales, y el espíritu de la tierra. La defensa de la vida, un valor cristiano universal.

El mensaje de la Navidad conlleva además el llamado a los creyentes del Dios hecho Hombre, Jesús el Nazareno, para reafirmar la autenticidad de los valores del cristianismo, sustentados en el amor entre todos los seres humanos y la convicción de que la paz y la buena voluntad son posibles a pesar de todas las diferencias. La propia simbología del nacimiento del Salvador en un humilde pesebre, transmite la austeridad que debe revestir este singular acontecimiento religioso, prevaleciendo por sobre el consumismo material que distorsiona el mensaje y el espíritu navideño. Preservar este espíritu de confraternidad y amor exige resistir el influjo comercial de la celebración.

La celebración de la Navidad encuentra a Bolivia en una coyuntura especial y difícil. Pero se presenta como una magnífica ocasión que debería servir para que los bolivianos hagamos votos por mejores días para la patria, donde el consenso y el disenso sirvan para construir un país más libre, más fuerte y más grande. A la hora de los brindis, brindar por el destierro del odio y la discordia, porque la política sirva para unir y no para dividir a los bolivianos. Todavía más, hace falta que los bolivianos nos unamos en una cruzada de auténticos valores para luchar contra la pobreza que ocasiona entre los grupos vulnerables, más atraso, menos educación, salud y justicia, más muerte y dolor.

La búsqueda de la concertación a través del diálogo sincero y la participación auténtica en el debate de los problemas del país debe prevalecer por sobre los mezquinos intereses de grupo o personales, éstos solo entorpecen las relaciones fluidas que deben existir entre oficialistas y opositores, corresponsables de la gobernabilidad. La Navidad y su mensaje de paz y esperanza tienen que alentar –por la fuerza de la necesidad- a la reflexión de los protagonistas de la vida nacional, en los escenarios político, económico y social, para buscar sin egoísmos el bienestar colectivo. Recoger el mensaje de hermandad de la Navidad, pensando en el país, vendría a ser el preludio de mejores días.

La Navidad debería servir para que los bolivianos hagamos votos por mejores días para la patria, donde el consenso y el disenso sirvan para construir un país más libre, más fuerte y más grande.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día