Siguenos en:
Sábado
 24 de Agosto de 2019
Portada
Editorial
Mantenimiento de canales de drenaje
Sábado,  15 de Septiembre, 2012

Si se considera que en las últimas décadas Santa Cruz de la Sierra ha dado señales de asumir el desafiante salto hacia una auténtica ciudad moderna, habrá que convenir también que los esfuerzos de las autoridades para satisfacer las crecientes necesidades de la población no han sido acompañados por la ciudadanía. Una muestra de esta afirmación es la plausible construcción de decenas de kilómetros de canales de drenaje para complementar el Plan Maestro de Drenaje, con el fin de facilitar la evacuación de aguas pluviales y evitar las inundaciones. Se ha previsto también el mantenimiento y la limpieza exhaustiva de los canales a cargo de empresas privadas de limpieza urbana.
 
Sin embargo, resulta decepcionante comprobar cómo los propios comerciantes y, por supuesto, ciudadanos irresponsables y faltos de educación urbana, arrojan con admirable desparpajo todo tipo de desperdicios no solo a la vía pública, sino también a los canales de drenaje hasta convertirlos en perennes basurales y focos de contaminación ambiental, quizás a sabiendas de la impunidad. Se ha llegado a identificar que la mayor parte de focos de concentración de basura, que luego se arroja a los canales de drenaje pluvial, constituyen los grandes mercados como El Abasto, La Ramada, el Plan Tres Mil y las zonas aledañas a la denominada Villa 1ro de Mayo, o la entrada a la avenida Cumavi.
 
Quizás producto de la larga permisividad hacia el comercio informal, la ciudad se ha convertido en un lamentable basurero público que es la tortura de cualquier empresa de limpieza privada. En el caso de los canales de drenaje, la posibilidad de obstrucción de estos por el tipo de residuos, deviene en inminente riesgo de inundaciones sectoriales y, lamentablemente, contaminación directa de los ríos a los cuales desembocan las aguas que acumulan y arrastran enormes cantidades de basura que provoca una colosal vergüenza propia. Desde esa perspectiva, y por lógica consecuencia, el mantenimiento y limpieza de los canales deriva en reto descomunal que debe ser asumido colectivamente
 
Resulta comprensible que el desafío del mantenimiento y limpieza de los canales de drenaje no pueda ser asumido tan solo por las autoridades municipales, que se las ven y desean con los insuficientes resultados que ofrecen las empresas de limpieza urbana. En todo caso, corresponde volver a los orígenes, es decir, a la responsabilidad compartida entre ciudadanos y autoridades. Y en el caso que nos ocupa, se debe exigir a los comerciantes, especialmente a los informales y dueños de negocios cerca de los mercados y de los canales, a responsabilizarse de mantener limpio el lugar donde expenden sus productos, asumiendo el control y vigilancia bajo pena de dura sanción.
 
Para ello, será preciso que cuanto antes se establezcan vías expeditas de coordinación con la Gendarmería Municipal, para sentar principio de autoridad frente a los transgresores. Las administraciones de los mercados y sus asociados tienen la oportunidad de dar el primer paso con apoyo de las autoridades ediles y respaldados por la normatividad legal. Conviene tener presente que el deplorable estado de los canales de drenaje es resultado no solo de su insuficiente mantenimiento y limpieza, sino, por sobre todo, de la absoluta falta de respeto de sectores y personas hacia la ciudad que los cobija. Ante tal situación, viene a ser una obligación edil poner los puntos sobre las íes.

Conviene tener presente que el deplorable estado de los canales de drenaje es resultado no solo de su insuficiente mantenimiento y limpieza, sino, por sobre todo, de la absoluta falta de respeto de sectores y personas hacia la ciudad que los cobija.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día