Siguenos en:
Viernes
 21 de Septiembre de 2018
Portada
El examen de admisión
Siga algunos consejos para evitar los nervios y concentrarse en su evaluación.
Viernes,  6 de Julio, 2012
El-examen--de-admision
Ref. Fotografia: Ingreso. El segundo semestre del año, las estatales convocan a los bachilleres para el examen de suficiencia.

El examen de admisión es la prueba más importante después de culminar el colegio; sin embargo, pese a ello, en algunas ocasiones, los bachilleres realizan cosas inadecuadas horas previas al examen. Algunos pueden pensar que es como un examen más, pero llegada la hora se dan cuenta de que hay muchas diferencias y allí es donde empieza el estrés.

Planifique su estudio. Existen detalles que parecen ser insignificantes pero que pueden ayudar a los bachilleres a rendir una mejor prueba; sin embargo, hay  aspectos muy simples que pueden ayudar a entrar a la universidad.

Nunca deje el estudio para el final, plantee un horario que le  ayude a estudiar todas las materias y no deje detalles sueltos.

Estudie todo lo que tenga que estudiar hasta dos días antes, nunca se estudia el día anterior al examen y menos el mismo día, durante este tiempo tiene que relajarse, respirar hondo y distraerse un poco.

Un día antes del examen no se aconseja estudiar hasta el amanecer, ni despertarse antes de que salga el sol, si no aprovechó los días previos, es difícil que ahora pueda asimilar todo en tan poco tiempo.

¿Estudio en grupo? En realidad no es buena idea, ya que al reunirse con amigos las personas se suelen distraer con mayor facilidad, ya que se comienza a  conversar de otros temas que nada tienen que ver con el estudio, y cuando se dan cuenta ya se pasó la hora y es momento de partir.

Cuidado con la comida. El mismo día del examen no es recomendable que se atragante de comida antes de salir, sino todo lo contrario. La digestión puede hacer que se sienta un poco cansado durante la mañana y le dificulte la concentración.

Relájese, pero no tanto. Es importante relajarse horas antes del examen; sin embargo, esto no significa que salga a bailar y tomar antes de la prueba, el cansancio por la mala noche y la resaca por el alcohol no son buenos compañeros para dar un examen.

No deje para el día del examen el preparar las cosas que tenga que llevar, a veces la prisa y los nervios pueden hacer que se olvide de cosas que necesita.

Si tiene ganas de ir al baño, hágalo antes de entrar al examen, si se queda con las ganas perderá la concentración fácilmente. Los nervios hacen que el cuerpo esté fuera de control./carrerasconfuturo.com

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día