Siguenos en:
Jueves
 17 de Octubre de 2019
Portada
Entrevista: Jorge Morales encinas, alcalde suspendido del municipio 'La Guardia'
Operadores del MAS están detrás de todos los municipios
Domingo,  24 de Junio, 2012
Operadores-del-MAS-estan-detras-de-todos-los-municipios

Fue suspendido de su cargo el 26 de abril por una simple imputación formal, acusado del supuesto delito de uso indebido de influencias. Han pasado dos meses desde que dejó de sentarse en el sillón del despacho principal de la Alcaldía de La Guardia, que ocupó durante 19 años.

El miércoles lo encontramos sentado, pero en el sofá de su casa, leyendo el libro de la escritora estadounidense Louise L. Hay, titulado "El poder está dentro de ti", que ayuda a enfrentar situaciones difíciles. Jorge Morales Encinas, el alcalde que hizo de La Guardia, un municipio modelo, ya no es el mismo.

Luce un rostro deteriorado y un cuerpo completamente delgado que sobresale de su polera verde y su pantalón plomo; sin embargo, "Chichino" Morales, como lo conocen en su pueblo, tiene el suficiente aplomo para confesar que está enfermo y que los conflictos políticos han complicado su salud. Confiesa que padece del síndrome del intestino irritable y que adolece de gastritis, cuyas enfermedades le han hecho perder 10 kilos en dos últimos meses. Afirma que le da pena lo que está pasando en la Alcaldía y asegura haber dedicado toda su vida al municipio de La Guardia en desmedro de su familia. A pesar de todo, dice que todavía tiene la suficiente fortaleza para demostrar su inocencia en la justicia y que no teme ir a la cárcel. De eso y otros temas conversó con el periódico "El Día".

P. Ya han pasado 50 días desde que fue suspendido de su cargo como alcalde de La Guardia ¿En este tiempo ha pensado renunciar a su cargo o salir del país y dejar la política a un lado?
J.M.E.: No. Es un periodo de descanso a la fuerza que ha habido que no está malo, pero continuamos con los procesos que tengo. Esto no acaba con la suspensión, hay que demostrar a través del juicio mi inocencia o la culpabilidad de lo que se me acusa. Considero que son procesos injustos que los han magnificado para desprestigiarme, para crear un ambiente de desconfianza de toda la ciudadanía. No tengo para qué y ni con qué salir del país y aunque tuviera tampoco lo hiciera.

P. ¿Qué sintió en el momento que otra persona fue posesionada en su cargo en el que usted estuvo durante 19 años?
J.M.E.: Siento mucha pena que todo lo que se ha construido con mucho esfuerzo de la gente del pueblo y de los mismos funcionarios que han sido parte de la transformación del municipio y de la Alcaldía, se caiga. Da mucha pena, todos los esfuerzos, desvelos y sacrificios queden en nada. Yo le dediqué toda mi juventud y todo el tiempo bueno que puede tener una persona a la Alcaldía de La Guardia. Incluso abandonando a mi familia, no obstante que yo estaba advertido de que esto iba a suceder, de que se me iban a pagar así. Me entregué de manera plena, íntegra y con todas mis fuerzas para levantar mi pueblo.

P. La siguiente pregunta quisiera que me la responda como ciudadano, no como exalcalde ¿Cómo lo ve ahora la Alcaldía?
J.M.E.: Bueno, no tengo información de cómo está la Alcaldía en este momento porque casi no tengo contacto con nadie de los funcionarios porque casi todos fueron despedidos. Permanezco en mi casa y en la ciudad con mis asuntos personales; sin embargo, tengo referencia que todavía no se ha habilitado la firma del nuevo alcalde, y por ende, no se puede emitir cheques para cubrir las necesidades cotidianas de los servicios, como el combustible para las ambulancias de los hospitales, para los volquetas recolectoras de basura y para las maquinarias que hacen mantenimiento.

P. Siempre se lo ha visto como una persona de carácter y con mucha fortaleza, pero ahora se lo nota debilitado ¿Qué más está pasando, será posible conocer su estado de salud?
J.M.E.: Cuando hay problemas y cosas injustas, cuando hay perversidad y maldad para hacerlo parecer a uno como corrupto y mala autoridad, duele, duele mucho…afecta mucho porque las personas que me acusan y me denuncian saben como trabajo porque ellos también han estado conmigo en anteriores gestiones. Es triste ver que esas mismas personas aparezcan o surjan muchas denuncias sobre cosas que, tal vez, son normales en otras partes. Eso genera estrés,  preocupación y enferma. Tengo el intestino irritable,  gastritis y algunas que se me ha complicado  producto de los problemas políticos que tengo. Ya he perdido entre 8 y 10 kilos, pero estoy asistiendo al médico y esperando que pase toda esta tempestad.
 
P. ¿En algún momento se sintió arrepentido de entregar parte de su vida al manejo de la Alcaldía?
J.M.E.: La verdad que no. Para qué arrepentirse a estas alturas cuando las cosas ya están hechas. Voy a luchar hasta lo último porque sé que las cosas pasan.

P. La Fiscalía le sigue un proceso por la supuesta comisión de los delitos de uso indebido de influencias, beneficio en razón del cargo, negociaciones incompatibles con el ejercicio de funciones públicas,  por un  servicios de fotocopia ¿Cuál es la verdad?
J.M.E.:  En realidad son ocho procesos de toda índole, algunos no tienen fundamento y otros han sido por error de mis colaboradores. El alcalde no es el que comete los errores porque es el último en saber las cosas que pasan. Es el proceso del fotocopiado que hacían todos los funcionarios mandados por los oficiales mayores, directores y jefes de unidades, desde el 2005 al 2010. Esa fotocopiadora nunca la autoricé, la necesidad hizo que fotocopiemos documentos en ese lugar porque las máquinas que teníamos en la Alcaldía nunca funcionaban. Esa fotocopiadora era de la esposa del hermano de mi esposa.

P. ¿Quién o quiénes son las personas que le inician este proceso?
J.M.E.:  Los tres concejales del Movimiento Al Socialismo (MAS), Rolando Romero, Jenny Fernández, y Jaime Cabrera (actual alcalde); además del concejal disidente de mi agrupación ciudadana Voces, Mario Subirana. Creo que fue un error  incorporarlo en la lista de concejales al señor Subirana. Lamentablemente, no tenemos un detector para saber quiénes son buenos y quiénes son malos.
 
P. Hubo algo personal o algún proceso pendiente, entre usted y su exaliado Mario Subirana?
J.M.E.: En realidad hay un proceso desde cuando él (Mario Subirana) fue alcalde y concejal desde 1995 al 2000. Como alcalde, yo no podría ignorar esos procesos porque hubiese incurrido en el delito de incumplimiento de deberes. Ese proceso estaba en la obligación de reactivarlo, aunque no eran casos graves. Eran auditorías por supuestos sobreprecios de la construcción del kilómetro 9, que tuvo un sobreprecio de 80 mil  a 100 mil dólares.

P. ¿Cuál ha sido el trasfondo político de todo lo que está ocurriendo en la Alcaldía de La Guardia?
J.M.E.:  Son varias personas que están por detrás. Los operadores políticos del MAS han actuado en todos los municipios. Hay determinadas personas para determinados municipios y provincias con el afán de desestabilizar las alcaldías.  Con precisión, lo deben conocer los mismos masistas, lo demás sería una especulación. Por referencia sé algunas cosas pero no me consta.

P. Al parecer el problema comenzó con el rechazo del cheque al presidente Evo Morales...
J.M.E.:  En esa oportunidad se  devolvió el cheque porque todos los alcaldes recibieron más de $us 300.000 y La Guardia $us 33.000. Recuerdo que le dije al Presidente que era una equivocación y él instruyó corregirlo, pero los de su entorno no lo hicieron, aduciendo que mis proyectos estaban mal. Volví a mandarlos tres veces y llamé durante un mes, hasta que una secretaria pidió que deje de llamar porque no me iban a dar ni un peso más, y dijo que si quería lo usaba, sino que lo deje. Ante eso, decidí devolverlo al banco.

P. ¿Volvería a rechazar otro cheque?
J.M.E.: Recién se han entregado recursos para llevar adelante un programa de riego para solucionar el tema alimentario; hemos recibido $us 300.000, con el programa Evo Cumple. Hemos seguido trabajando, porque a través del Gobierno conseguimos otras obras, como un canal de drenaje.

Ahora las organizaciones sociales del municipio continúan trabajando con el Gobierno.

P. ¿Le quiere decir algo a la gente que le dio su apoyo durante sus gestiones de alcalde?...
J.M.E.:  Lo que le puedo decir a Santa Cruz es que trabajé con todas mis fuerzas, ganas, rectitud, honestidad y deseo de superación para cambiar mi pueblo, como que lo he hecho. La gente se sentía orgullosa de ser de La Guardia, por el progreso y la transformación. Decirle que la gente que ha trabajado conmigo y me han sacado saben que hemos hecho las cosas con honestidad, no como quieren hacer aparecer de que yo soy un corrupto para difamarme. Quiero decir que dediqué mi vida a la Alcaldía en desmedro de mi familia, al pueblo y sobre todo a la gente pobre. Creo que hice un trabajo altamente solidario, benéfico y legal.

El perfil

Jorge Morales E.

Alcalde suspendido del municipio de 'La Guardia'

 Ciudad natal:
Santa Cruz

Cumpleaños:
7 de septiembre

 Hijos:
Dos.

 Profesión:
Se formó como abogado en 1989, en la Uagrm

 Trayectoria:
- Ha sido alcalde de La Guardia durante 19 años, en seis gestiones diferentes. La primera fue en 1983 y ahora cumple su séptima administración. Fue el primer alcalde electo por La Guardia en las primeras elecciones democráticas, en 1987.
Ha recibido diferentes distinciones de  instituciones nacionales e internacionales, incluso logró la denominación de Municipio Escuela de Bolivia.

'Tengo el intestino irritable y  gastritis que  se me han complicado con los problemas políticos.  Ya he perdido 10 kilos y estoy esperando que pase toda esta tempestad para que llegue la calma.'