Siguenos en:
Domingo
 16 de Junio de 2019
Portada
Falleció la legendaria dirigente
Domitila Chungara: "Si el hombre y la mujer se unen, lograrán grandes cambios"
En su última entrevista, concedida a EL DÍA, el 26 de febrero pasado, la histórica dirigente siguió aportando sus conceptos sobre democracia en la política nacional.
Domingo,  26  de Febrero, 2012
Domitila-Chungara:--Si-el-hombre-y-la-mujer-se-unen,-lograran-grandes-cambios-
Ref. Fotografia: DOMITILA CHUNGARA. Dirigente, madre y mujer que encarnó todos los ideales que se sueltan fácil en conferencias de prensa, o discursos políticos. Pero que se olvidan en las calles. Falleció a sus 75 años./Fernando Portugal.

La sonrisa y amabilidad con la que nos recibió Domitila Chungara no reflejaba el mal estado de salud que la aquejaba. Una ligera neblina asediaba Cochabamba. El reflejo de casas empinadas sobre una hilera que se prolonga hacia el cerro, se adivina sobre los charcos que la llovizna acumulaba. En una de estas casas nos esperaba Domitila, para concedernos la que sería una de sus últimas entrevistas.

La dirigente que guió a los mineros hacia la huelga de hambre que dio fin a una de las más prolongadas dictaduras, la de Hugo Banzer en 1977, falleció hoy en el hospital Viedma, donde era atendida con un respirador artificial a causa de sus deficiencias pulmonares e insuficiencia renal crónica.

El Gobierno decreto tres días de duelo sin suspensión de actividades por su muerte, como un homenaje a la dirigente y luchadora por las libertades democráticas.

Una mujer humilde, sobreviviente de masacres cuya obra y vida, su mera persistencia, nos enseñó que el verdadero enemigo es el que llevamos dentro.

P. Aún se escuchan males como la discriminación hacia la mujer, algo contra lo que se viene luchando desde hace bastante tiempo ¿Considera que a pesar de todo se lograron avances? 

D.C. Desde la colonia existe el machismo. De ahí heredamos la costumbre de decir que la mujer tiene que estar en la casa y el hombre no importa si para en la calle. Pero tampoco es que me aferre al feminismo. El machismo y el feminismo son temas que se utilizan para dividir a la familia. La mujer debe capacitarse más que el hombre, no por el hecho de competir si no por la responsabilidad que tiene con su familia, con sus hijos. Cuando yo ingresé a la escuela tenía 10 años. Mi padre tuvo que pedir autorización para que pudiésemos estudiar ya que en esos tiempos solo estudiaban hijos de médicos, ingenieros. Y los maestros eran tan severos que si tenías una falta hacían que el compañero más grande te alzara y te suba la falda y con una paleta te pegaban en las nalgas delante de todos haciéndote pasar vergüenza como para que no lo vuelvas a hacer. Se ha luchado mucho, pero hemos llegado a un punto que la mujer se ha acostumbrado a todo. 

P. ¿En qué sentido?

D.C. La madre le dice qué tiene que hacer, la suegra, el marido, todos. A tal punto que la mujer se somete y no se valora como ser humano.

Antes los hombres nos pegaban, nos insultaban, nos echaban en cara su dinero. Pero si nosotras echáramos en cara nuestro trabajo, saldríamos ganando. Cocinamos, lavamos, planchamos cuidamos a los hijos. Entonces desde esa base debemos comenzar a valorarnos como mujeres.

P. Antes debió ser más difícil que ahora pensar que una mujer pueda ser también dirigente...

D.C. Cuando nos organizamos para defender la libertad de los dirigentes varones haciendo huelga de hambre, nos festejaron. Pero cuando las mujeres nos organizamos en un frente por iniciativa propia, todos nos criticaron, hasta las mismas mujeres. Pero después se comprendió la necesidad de organizarse ya que también las empresas engañaban a las amas de casas en todo lo que podía. Desde una taza de arroz hasta el kilo de carne.

P. Muchos dicen que la mujer descuida el hogar cuando se dedica a la política, ¿Cuál es su caso?

D.C. Tuve la suerte de ser educada de manera disciplinada. Cuando me casé, esa misma disciplina la trasladé a la casa y luego a la dirigencia sindical. Cuando tuve hijos me trazaba lo que tenía que hacer. Cuando veía que el sueldo de mi esposo no nos alcanzaba empecé a hacer salteñas y todos mis hijos ayudaban. Planificaba cada actividad a cada hora. Los dirigentes viejos me hacían recuerdo que no se vive de política, se vive de trabajo. Creo que es verdad. Pero la política es importante para nuestra sociedad. La política tiene una historia que debemos estudiar para no dejarnos engañar.

P. ¿Cómo percibe a la dirigencia actual?

D.C. Creo que está más unida que nunca, pero no tienen un plan real. Ninguna política funciona bien si no existe la participación del pueblo. Si el hombre y la mujer se unen pueden lograr grandes cambios. La crisis del capitalismo se está notando. Pienso que habrá una lucha por este cambio, ya que los capitalistas solo se preocupan por tener dinero y envenenar la tierra. Los más afectados van a ser nuestros hijos y nietos. Debemos comenzar a preocuparnos por ellos. A cuidar la madre tierra, nuestro medio ambiente, o nos quedaremos sin nada.

Acerca del autor:
Rafael-Veliz-
Rafael Véliz
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día