Siguenos en:
Martes
 19 de Noviembre de 2019
Portada
El organismo es poco optimista sobre la crisis de las potencias
El FMI en Santa Cruz teme nueva recesión
Señala que economía de la región continúa dependiente del contexto externo. Aunque no menciona los intentos por un "mercado regional".
Domingo,  6  de Noviembre, 2011
El-FMI-en-Santa-Cruz--teme-nueva-recesion
Ref. Fotografia: Se realizó en el auditorio de Contaduría de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRM).

El Auditorio de Contaduría Pública de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRM), fue escenario de la presentación del informe "Perspectivas de la economía mundial 2011",  del Fondo Monetario Internacional (FMI), signado por una moderada preocupación hacia la crisis financiera que atañe a las principales potencias económicas del mundo. Estados Unidos, Unión Europea, y en menor grado de los países asiáticos. Para Latinoamérica auguró un crecimiento del 4,5% hasta fin de año, levemente por encima del promedio de estas potencias económicas que apenas alcanzarán un 1,6%. Eso si, en la voz de Gilbert L. Terrier, subdirector del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, el organismo recordó que los países emergentes, también están involucrado en la crisis de los grandes que ya trajo consigo las evidentes muestras de desaceleración en sus economías con relación a similar período en 2010, cuando "los latinos" superaban el 6% y los desarrollados alcanzaban el 4%.

Los motivos.
El informe sostiene que el crecimiento en los países avanzados está perdiendo fuerza, debido no solo a shocks temporales, sino también a que los vientos en contra derivados de las debilidades en los balances públicos y privados son más fuertes de lo previsto. El temor a una nueva recesión en las economías avanzadas, así como la preocupación por la interacción negativa entre los soberanos y las instituciones financieras en Europa, y la falta de acción en algunas economías avanzadas claves, han avivado la aversión al riesgo y la volatilidad en los mercados. Por otra parte, las economías emergentes siguen creciendo a un rápido ritmo, si bien la aplicación de políticas internas más restrictivas—y más recientemente, las incertidumbres mundiales— están moderando el crecimiento.

Proyecciones. Las proyecciones del FMI para el crecimiento mundial en 2011-12 se han revisado a la baja en aproximadamente 0,5% (a alrededor de 4%), en comparación con la cifra prevista en el informe presentado por esta misma institución en abril de 2011. Esta revisión a la baja obedece sobre todo al menor crecimiento en las economías avanzadas, que se prevé será de apenas 1,6% en 2011 y 1,9% en 2012, con balances frágiles que seguirán representando un fuerte freno para la actividad. Se prevé que el crecimiento en las economías emergentes y los países en desarrollo será de aproximadamente 6,5% en 2011. La expansión seguirá teniendo como motor a las economías emergentes de Asia, donde se prevé que la menor demanda de exportaciones se verá compensada por una demanda interna más vigorosa.

El escaso crecimiento en la economía estadounidense será un factor limitante para el desempeño de México, que este año marcará 3,8% de crecimiento, de América Central que crecerá 3,9% y el Caribe que registrará un 3,3%, con porcentajes similares alcanzados en 2010. El caso venezolano representa el lado positivo, ya que su economía alcanzará un crecimiento de 2,8%, en contrapartida a 2010 cuando registró una contracción negativa de -1,5%. Para Bolivia, el FMI auguró un polémico 4,5%. A lo cual el ministro de Economía, Luis Arce, a su turno optó por refutar, proyectando un 5,5%, tras especificar que para 2012 se proyectaría un presupuesto superior a los $us 3.000 millones, con lo cual sentenció que el gasto público continuaría.

6% China experimentará de crecimiento en 2011. Un porcentaje menor al promedio de los últimos 10 años.

9,1% Estados Unidos Es la tasa de desempleo. La más baja desde la anterior crisis económica en 1999.

Europa en su peor momento económico

Según la Comisión Europea, EN 2010 la caída del PIB (Producto Interno Bruto) de la UE fue de un 4%, mientras que el desempleo llegó al 11% de la población activa.

11% Colombia es la tasa de desempleo que registrará este país en 2011, será la más alta del continente.

¿Crisis del modelo económico mundial?

Como respuesta a las sugerencias del fmi, el ministro de economía, las cuestionó recordando que "son las mismas que pusieron en jaque el modelo capitalista vigente".

FMI:
El costo de administrar mal los períodos de abundancia

DE LA BONANZA A LA CRISIS. Dentro del informe se señala que, en general, la tendencia en  países beneficiados por un auge económico sufrieron una mayor desaceleración después, cuando los precios se estabilizaron.  La respuesta política económica parece ser una “pérdida de oportunidades”.

FACTORES. De igual manera la razón para su desaceleración para consistir en que los países beneficiados por el auge parecen no haber permitido una mayor apreciación de su tipo de cambio nominal, aunque de todos modos el tipo de cambio real se apreció más debido a una inflación más alta.


PUNTO DE VISTA

Roberto Laserna
Director Fundación Milenio

Bonanza económica hizo prescindibles recetas del FMI"

“La influencia del FMI varía según las circunstancias que atraviesa cada país. En el caso boliviano, la bonanza internacional de los precios de las materias primas han hecho prescindibles las sugerencias de esta institución, que no dejan de tener su valor porque vienen con un respaldo económico. No tienen la fuerza que tenían antes, porque incluso para acceder a créditos se requería aplicar algunos requisitos que planteaba este organismo. En la actualidad el país no se encuentra bajo esa figura. Las recomendaciones que hicieron durante el último informe son las elementales para un país, el problema no radica en que el ministerio de Economía decida aplicarlas o no. Lo que preocupa en realidad en Bolivia, es que nos hemos acostumbrado a realizar inversiones sin tener el respaldo teórico. Eso se aplica en muchos campos, pero uno de ellos son las empresas públicas. Continúan las inversiones en iniciativas que no terminan de funcionar. Y las pocas que funcionan lo hacen mal y no representan para el país más que pegas y movimiento económico por la compra de algunos insumos. No son transparentes en la medida en que no riden informes y no podemos saber si son rentables o no. Como último ejemplo, las Fuerzas Armadas anunciaron la compra de 300 equipos pesados para la construcción de caminos. Eso puede estar bien, pero lo que necesitamos es tener acceso a los estudios legales y las licitaciones.