Siguenos en:
Sábado
 26 de Septiembre de 2020
Portada
Tribuna
Obligaciones ante la comunidad internacional
Martes,  26 de Julio, 2011

Bolivia está dentro de los cincuenta y un miembros fundadores de las Naciones Unidas pues suscribió la Carta de San Francisco el 26 de junio de 1945, junto a otros países como Argentina, Brasil, Colombia, EEUU, etc. Se atribuye al entonces presidente Franklin Roosevelt el haber ideado este nombre conocido por sus siglas ONU o NNUU. Desde luego que esa calidad de país fundador, aparte de significar un mérito histórico, no le reporta  prerrogativas especiales por cuanto “la Organización está basada en el principio de la igualdad soberana de todos sus Miembros” según lo establece el texto del documento. Más bien podría ser motivo para que nuestro país asuma sus obligaciones y compromisos contraídos ante la Comunidad Internacional.

La creación de las Naciones Unidas fue para concretar un anhelo mundial luego de la dramática experiencia de la Segunda Guerra Mundial, tanto que el documento afirma que los pueblos de las Naciones Unidas están resueltos: “a preservar a las generaciones venideras del flagelo de la guerra, que dos veces durante nuestra vida ha infligido a la humanidad sufrimientos indecibles”. Pero más allá de la elocuencia y profundidad de los principios enunciados en la Carta de San Francisco, ella contiene las bases de una Comunidad Internacional regida por las mismos ideales: reafirmar la fe en los derechos fundamentales de la persona, la igualdad de derechos de hombres y mujeres y de las naciones grandes y pequeñas, a practicar la tolerancia, a convivir en paz como buenos vecinos y a la salvaguarda de los derechos humanos. Las Naciones Unidas vendrían a constituir la denominada e invocada Comunidad Internacional, que sintetiza las aspiraciones universales, puesto que ya no es una abstracción sino una realidad con un marco normativo definido.

Los propósitos y principios que ha fijado la ONU en la Carta de San Francisco, tienen que ver con el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales, con el fomento de relaciones de amistad entre las naciones y con la cooperación internacional en la solución de problemas internacionales de carácter económico, social, cultural o humanitario (Artículo 1 de la Carta). Y los Estados Miembros de la ONU asumen el deber de cumplir de buena fe las obligaciones contraídas por ellos de acuerdo con la previsión normativa del documento suscrito el 26 de junio de 1945.

Tareas complejas y difíciles ha tenido que cumplir y viene cumpliendo la ONU desde su creación, en diferentes ámbitos. De ello dan testimonio hechos recientes vinculados a conflictos internacionales producidos en distintas regiones del planeta o, como ocurre en nuestros días, la asistencia humanitaria que lleva a Somalia (África), castigada por una severa hambruna. En medio de estos afanes de servicio universal las Naciones Unidas también enfrentan desde hace tiempo como una de las mayores amenazas contra la humanidad, la actividad ilícita del narcotráfico, por sus efectos devastadores en la sociedad, especialmente en la salud moral y física de la juventud.

Tal hecho tendría que ser suficiente para que Bolivia, país fundador de las Naciones Unidas, a través de sus gobernantes, adopte una política decidida y sin vacilaciones para combatir, junto a este organismo internacional, el avance del flagelo mundial del narcotráfico cerrándole cualquier resquicio por donde pueda o quiera introducirse a fin de impedir que siga causando daño a la salud, a la vida y a la seguridad de los bolivianos.

Acerca del autor:
Rene-Baldivieso-
René Baldivieso
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día