Siguenos en:
Martes
 25 de Septiembre de 2018
Portada
Terrorismo o montaje
La Polic?a acribill? a dos h?ngaros y un boliviano en un confuso hecho en un hotel de Santa Cruz. El presidente Evo Morales aprovech? la Cumbre del Alba para denunciar que lo quer?an matar. El Prefecto cruce?o dice que es un montaje.
Viernes,  17 de Abril, 2009
Terrorismo--o-montaje
Ref. Fotografia: GRAVE ? Los cuerpos de los acribillados estuvieron m?s de 15 horas en el hotel antes de llegar a la morgue (f). Dos detenidos fueron llevados a La Paz.

Cuando Santa Cruz apenas reaccionaba por el atentado a la casa del cardenal Julio Terrazas, la ciudad fue sacudida ayer en la madrugada por una explosión y un tiroteo que dejó un saldo de tres muertos y dos detenidos y la desarticulación de una célula terrorista acusada de planificar la muerte del presidente Evo Morales y otras autoridades, en un hecho que, sin embargo, fue visto como un “burdo montaje”, por el opositor prefecto cruceño, Rubén Costas.
“Se escucharon disparos y luego una explosión”, dijo un vecino del céntrico hotel “Las Américas” situado a cuatro cuadras de la plaza  24 de Septiembre.
Las revistas mañaneras de los canales de televisión mostraron en vivo el acordonamiento de las calles aledañas al hotel y en medio de la confusión también otra incursión a la Feria de Exposición, donde hace dos semanas, se habían reunido medio centenar de líderes opositores al Gobierno  para buscar firmas y exigir la limpieza del padrón electoral en las elecciones previstas para el seis de diciembre en la que la dupla Morales-García Linera planifican su reelección.
Poco después dos detenidos fueron trasladados a La Paz y se informa sobre la incautación de “un arsenal” de armas en un stand de la Cooperativa de Teléfonos Automáticos de Santa Cruz (Cotas).
Mientras se esperaba el informe oficial, los voceros de Cotas deslindaron su participación en los hechos y apareció el prefecto del departamento, Rubén Costas, alertando sobre “un burdo show montado”.
La primera autoridad política del departamento y quien figura con una preferencia electoral favorable como líder para contrarrestar al presidente Evo Morales, en las futuras elecciones, hizo notar que en el operativo no participaron policías ni fiscales cruceños y dijo que se trata de un golpe a Santa Cruz por ser la región más contestataria al Gobierno central.
El vicepresidente Álvaro García Linera, actualmente presidente interino, retrucó desde La Paz y le pidió a Costas “seriedad y colaboración” ya que aseguró que el operativo desarticuló una banda de “mercenarios internacionales” de “extrema derecha fascista” que preparaba un “magnicidio” contra el presidente Evo Morales y que tenía en la mira inclusive al mismo prefecto cruceño, mientras el jefe nacional de la Policía, general Víctor Hugo Escobar confirmaba la desarticulación de la banda terrorista. Pero ese era el inicio de una serie de repercusiones del (sigue) desconcertante hecho que según sondeos de opinión  de  canales de televisión, se presta como un montaje del Gobierno.
El comandante de la policía, Víctor Hugo Escobar, en conferencia de prensa, explicó que los supuestos terroristas “hicieron uso de sus armas de fuego” y que los efectivos replicaron de la misma manera, sin embargo, ningún efectivo policial resultó herido y luego se mostraron imágenes de los abatidos en ropa interior y que al parecer estaban durmiendo cuando se produjo la incursión policial.
“Antes de viajar dí la orden a García Linera”, confirmaría el presidente Evo Morales, en Venezuela, en la cumbre del Alba, acompañado de sus pares Hugo Chávez y el cubano Raúl Castro, a tiempo de denunciar que se trataba de un nuevo “magnicidio” que por fortuna fue desarticulado.
Morales recordó que el domingo pasado, en una conversación telefónica con Chávez, ya había revelado que “tenía información de los mercenarios internacionales que estaban en Santa Cruz”.
La agencia española EFE recordaba, sin embargo, las variadas denuncias de conspiración e intentos de asesinato que nunca fueron probadas, incluyendo el caso de dos jóvenes que tras ser detenidos con un rifle en desuso en la zona del mercado La Ramada diera lugar a que el Gobierno señalara que se trataba de dos terroristas que con una “mira telescópica” intentaban matarlo, en momentos en que las regiones opositoras al Gobierno, Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija llevaban adelante la aprobación de referendos para la aprobación sus estatutos autonómicos.
La Policía liberó a los acusados tras establecer que el arma no servía y que ellos estaban a más de 2000 metros del aeropuerto El Trompillo donde el Primer Mandatario estaba tomando un avión que lo transportaría a La Paz.
Al mediodía de la jornada de ayer, en la hora estelar de la televisión, el Gobierno denunció que la desarticulada banda internacional de sicarios tenían previsto ejecutar un atentado terrorista contra el presidente Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera y el prefecto cruceño, Rubén Costas, a tiempo de mostrar las armas de fuego y material explosivo en los predios de la Feria de Exposición.
En conferencia de prensa, el viceministro de Régimen Interior, Marcos Farfán, junto al comandante General de la Policía, Víctor Hugo Escobar y el fiscal asignado al caso Marcelo Sosa, informaron que el proceso de investigación apunta a identificar y detener a la persona o personas que habrían contratado a esta organización criminal para agredir a personalidades de Santa Cruz y autoridades gubernamentales.
Según Farfán, los terroristas extranjeros tenían la intención de atentar contra la embarcación en la que se reunió, hace siete días, el presidente Evo Morales con su gabinete ministerial en el lago Titicaca y cuando éste estuvo en Santa Cruz durante la entrega de tierras en Parapetí, Cordillera.
Poco después la televisión boliviana mostró un documental sobre la llegada de los croatas a Bolivia y nombraban al ex presidente cívico, Branko Marinkovic.
Croacia es una nación europea ex integrante de la dividida yugoslavia a partir de la Segunda Guerra Mundial.
A pesar de no haber ni un croata detenido, el fiscal de Distrito de la Paz, Jorge Gutiérrez y el viceministro de Autonomías, Saúl Ávalos vincularon la banda terrorista con Marinkovic, situación que fue desmentida por el abogado de éste, Víctor Peralta.
El vicepresidente Álvaro García Linera dijo que la investigación recién se había abierto y que existen otras células, situación que motivó que el consejero departamental, Delmar Méndez, alertara sobre el inicio de una“cacería” en Santa Cruz y el prefecto cruceño, Rubén Costas, de “otro Pando” y de abrir la puerta para intervenir varias instituciones cruceñas.
La agencia ABI del Gobierno reforzaba esa tesis en uno de sus despachos el artículo 137 del nuevo texto constitucional: “En caso de peligro para la seguridad del Estado (..) el Presidente tendrá la potestad de declarar el estado de excepción, en todo o en la parte del territorio donde fuera necesario”.
El ex jefe departamental de la Policía cruceña, general Freddy Soruco, dijo que Santa Cruz es un pueblo pacífico y no se lo debe estigmatizar con el terrorismo como pretende el Gobierno. Asimismo, el ex presidente cívico,  y gerente de la CRE, German Antelo, alertó que ‘vienen tiempos difíciles” y hay que “estar preparados para defenderla”.

3 muertos y dos detenidos es el saldo de la operación policiaca de ayer

‘No estamos sólo ante una célula. Deducimos que hay otras, por la cantidad de armas  y por las cajas vacías de armamento que deben ser halladas’, dijo el vicepresidente García Linera.

 

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día