Siguenos en:
Sábado
 6 de Marzo de 2021
Portada
Montero lució colapsado y luego todos se aislaron en casa
Apunte. En los principales centros de abasto, reinó la escasez de alimentos, en algunos la especulación y la ausencia de las autoridades de la intendencia.
Miércoles,  8 de Abril, 2020
Montero-lucio-colapsado-y-luego-todos-se-aislaron-en-casa
Ref. Fotografia: Las largas filas fueron inevitables ante el anuncio de 12 días de aislamiento social. Foto: Ismael Luna Acevedo

La ciudad de Montero lució dos rostros diferentes en la jornada de este miércoles. En la mañana se mostró una ciudad cuasi normal, con una fuerte aglomeración social, escaso orden en los mercados y por la tarde, la población, casi religiosamente se acogió al encierro conforme manda la Ley Municipal de Encapsulamiento No.226, que establece el aislamiento total de la ciudad por 12 días para evitar más contagios y parar el coronavirus (COVID-19). 

Entre las primeras medidas de la Ley Municipal de Encapsulamiento No. 226, ejecutadas con anterioridad a la aprobación de la norma fue que desde este miércoles se estableció el abastecimiento total de toda la población de Montero en los principales mercados o centros de consumo de la capital norteña. 

Dicha medida, fue acatada a medias por parte de la población, debido a que los sitios de abastecimientos se vieron colapsados de gente. 

Foto: La especulación y falta de control de algunos alimentos de la canasta familiar no estuvieron ausentes. | Ismael Luna Acevedo

Es más, la norma salió horas después de la implementación de las acciones, anunciadas por el gobierno nacional y las autoridades locales.

Esta situación, dejó permisiva una mayor rigidez de la medida. A diferencia del día martes, donde la ciudad estaba completamente vigilada por los militares (soldados) del Regimiento Satinadores 12 Manchego (Ex Rangers), ese panorama fue diferente este miércoles.

Foto: El control policial en el Mercado German Moreno fue implacable e impecable a la vez. | Ismael Luna Acevedo

Se notó la ausencia del contingente militar tanto en calles, avenidas y centros de abasto. La población observó esta situación.

“El alboroto ha estado a la orden del día”, dijo Wilmar Hurtado, un vecino de esta ciudad, en horas de la mañana a El Día.

El Día visitó parte de esos centros de provisión de alimentos, donde pudo constatar largas colas para adquirir alimentos, limitado control de la intendencia, especulación de precios en productos como la harina, carne, queso, huevo, pollo, productos lácteos, entre otros.

Foto: Parecía un día normal en algunos sitios de la ciudad, donde la población se trasladó a comprar sus alimentos. | Ismael Luna Acevedo 

Por el otro lado, nada de lo que se había anunciado en la víspera se cumplió, en términos de evitar cualquier circulación vehicular. Al contrario, fue una jornada, sobre todo en los centros de abasto que pareció normal como cualquier día de una semana.

“Es que, cómo quiere que la población se abastezca cuando tiene recorrer largas distancias desde su casa a los mercados. No había lógica en ello, por eso la gente salió en motocicleta y en sus vehículos particulares”, precisó Jhony Claros, un vecino de la ciudad.

También se evidenció la ausencia de autoridades de la intendencia a la hora de los reclamos de la población. En algunos casos, el expendio de productos de parte de los comerciantes no contaba con las exigencias mínimas de salubridad y más aún del cumplimiento de los protocolos de bioseguridad y protección de posibles contagios del Coronavirus. 

“Como usted podrá evidenciar, no hay quién controle los precios y menos el peso exacto. Todos están comprando al quite (quitarse)”, reclamó Hortencia Parada, otra vecina de la zona central de Montero.

En cambio, para esa población que vive del día a día, la situación es difícil dado que toca su bolsillo de su economía.

Para Alberto Justiniano, albañil, con la cuarentena su vida se ha visto insostenible económicamente, por lo que esporádicamente sale a trabajar (pavear) como mototaxista y traer llevar ‘para la olla’ de su casa.

“Yo trabajo de albañil, pero con todo esto del coronavirus no hay nada. Todo se paralizó y ahora me toca trabajar de mototaxista, pero solo sirve para sobrevivir”, relata.

Sin embargo, casi en tono resignación, dice que la medida adoptada es buena, dado que la pandemia amenaza con la vida de las personas.

“No queda otra que aguantar, primero está la vida. La decisión de las autoridades, aunque un poco tarde, está acertada”, argumentó Justiniano.

Pero a partir del mediodía de este miércoles, la población de al menos 150 mil habitantes, se quedó encerrada en sus casas.

Foto: A partir del medio día las calles y avenidas se fueron vaciando. | Ismael Luna Acevedo

Montero es caracterizada como la “Bolivia Chica”, al ser una urbe poblada por el 70% de gente migrante tanto nacional como fuera del país.

Además, se precia en constituir la capital del Norte Integrado, como la región más pujante de Bolivia en términos de su aparato productivo. De esta zona emerge, dicen los datos, el 60% de la producción de granos que genera el país, concerniente en maíz, sorgo, trigo, soya y arroz. Otro hecho es que en toda la provincia Obispo Santistevan, cuya capital es Montero, se encuentra asentada las tres industrias sucro alcoholeras más importantes del país como son los ingenios Guabirá, Unagro y Aguaí. En conjunto, constituyen el 70 % de la producción nacional de azúcar y el 95% de alcohol de Bolivia. 

Acerca del autor:
Ismael--Luna-Acevedo
Ismael Luna Acevedo
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día