Siguenos en:
Jueves
 9 de Julio de 2020
Portada
'No le deseo a nadie lo que yo viví con mi madre'
La mujer fue enterrada cerca a la media noche del lunes en un cementerio de la zona norte de la ciudad.
Martes,  31 de Marzo, 2020
-No-le-deseo-a-nadie-lo-que-yo-vivi-con-mi-madre-

Finalmente y luego de peregrinar por varios cementerios, el hijo de la mujer fallecida por coronavirus pudo enterrar a su madre en un cementerio de la zona norte.
Su agonía se inició la tarde del 30 de marzo después que un grupo de vecinos se opuso a que sea enterrada en un cementerio del Plan Tres Mil colocando una barricada de madera e incluso encadenado el ingreso principal de ese campo santo.
La noticia se hizo viral en las redes sociales luego que los vecinos indicaron tener miedo a que la enfermedad del Covid 19 se propague en el barrio por la mujer enterrada y exigieron a la Gobernación que sea cremada y sepultada en otro lugar.
El hijo de la fallecida en contacto telefónico con el programa “Que no me Pierda” que se emite por la Red Uno lamentó la falta de sensibilidad y desinformación de las persona y dijo no desear a nadie lo que vivió con su madre deambulando de un lugar a otro.
El afectado atribuyó el incidente a una posible falta de coordinación pero responsabilizó a la administradora del cementerio del Plan Tres Mil el hecho que los vecinos se hayan juntado para oponerse al entierro de su madre.
“No sabemos como se filtró la información y la única que sabia era la administradora del hospital”, dijo en contacto telefónico.
El familiar comparó su caso al ocurrido con la primera contagiada por Covid 19 que tuvo que peregrinar en mas cinco hospitales para poder cumplir su cuarentena por la falta de información sobre la mortal enfermedad.
“Que esto nos sirva de experiencia para mejorar el sistema”, dijo afirmando que las redes sociales en esta época se están dando a la tarea de desinformar sin verificar antes.
A la conclusión de su entrevista, el hombre agradeció a las autoridades sanitarias y policiales e incluso al personal de la funeraria que los acompañaron en todo su drama.

Por: Lubomir Endara-El Dia