Siguenos en:
Lunes
 28 de Septiembre de 2020
Portada
Crueldad, impunidad y cifras alarmantes
Feminicidios: resultado de la violencia que deja secuelas irreparables en la sociedad
Bolivia cerró el 2019 con 117 casos de feminicidio. En cuanto a la edad de las víctimas, el mayor porcentaje está entre los 21 a 30 años, el segundo entre 31 a 40 años y el tercer grupo entre 11 a 20 años.
Lunes,  13  de Enero, 2020
Feminicidios:-resultado-de-la-violencia-que-deja-secuelas-irreparables-en-la-sociedad
Ref. Fotografia: La declaratoria esta contemplada en el artículo 37 de la Ley 348, con el fin de destinar recursos económicos para hacer acciones extraordinarias en defensa de las víctimas.

El desgaste económico de las familias afectadas por feminicidios que tienen que enfrentar juicios, el trauma emocional que provocan estos crímenes y la disgregación familiar son algunas de las secuelas de estos hechos de violencia extrema que afectan a la sociedad. Este balance fue planteado por una experta en un momento en el que el país enfrenta una ola feminicidios y que han merecido una atención de alerta por parte del Gobierno.

Un peregrinar desde el 2013. Rosario M. espera apelar una sentencia que considera injusta. Ella relata que peregrinó seis años por distintos estrados judiciales para buscar justicia por el feminicidio de su hija Verónica Mishel Q. M., y que, tras vivir un verdadero "vía crucis", finalmente llegó a la culminación de un proceso penal que la dejó sin aliento. "El martes 7 de enero de este año se dictó la sentencia, pero no estoy conforme porque se la pena se dio por homicidio y no por feminicidio. Todos estos años han ido cambiando las acusaciones, primero fue feminicidio, luego asesinato y finalmente homicidio", manifestó. Su hija falleció el 8 de agosto de 2013, en circunstancias trágicas. Verónica Mishel, salió esa jornada junto a dos de sus amigas, rumbo al cerro Laura Marka. Observaciones en el proceso de investigación del caso, los cambios de juzgados y tribunales, la suspensión de audiencias por ausencia o renuncia de jueces y fiscales y una serie de recursos judiciales (recusaciones a jueces) presentados por los imputados, fueron algunas de las barreras que minaron emocional y económicamente a la madre de Verónica Mishel. Finalmente, el proceso penal acabó esta última semana con la sentencia de entre 10 años a cinco años de cárcel para los cinco acusados por el delito de homicidio, un fallo que apelará Rosario. 

¿Solo números para las estadísticas?. El caso de Verónica Mishel es uno de los tantos que pasó a formar parte de las frías estadísticas de un país con altos índices de feminicidios a nivel mundial, ya que, según una recopilación de datos emitidos por la Fiscalía General del Estado (FGE), al menos 638 feminicidios se registraron entre 2013 y 2019 en Bolivia. Muchos feminicidios quedan en el olvido o prácticamente son invisibilizados por los medios de comunicación y pasan a ser parte de una contabilidad que año a año demuestra que la tendencia está al alza y que los esfuerzos para erradicar este mal aún no fueron suficientes. Según el último reporte del Sistema Integrado de Gestión de Causas Penales, dependiente de la FGE, y el recuento de la prensa, en los primeros 10 días de este año se registraron 12 casos de feminicidio, cifras mayores en comparación del 2018 (seis casos) y 2019 (cuatro casos) en el mismo periodo. 

Lo que se genera tras el asesinato de una mujer. Muchas familias deben recurrir a los créditos bancarios para solventar los gastos de los procesos penales, además deben hacerles frente a las secuelas emocionales que los dejan marcados de por vida.  Tras un feminicidio se desencadena una crisis para la familia de la víctima. Niños huérfanos, disgregación familiar, deudas, enfermedades, secuelas psicológicas y pobreza, entre otras, son las consecuencias que trae este delito que pasa a ser naturalizado por la sociedad que es cada vez más insensible. Según el análisis de la especialista en sexualidad y licenciada en psicología clínica sistémica, Marynés Salazar, "cada vez que muere una mujer, una familia completa está afectada". "Tenemos hijos abandonados, a un padre en la cárcel y un sistema judicial que generalmente no responde de inmediato. Tenemos una sociedad que cada vez más se insensible", dijo Salazar, quien dirige Psinergia, un centro de investigación de desarrollo humano.

Los huérfanos del feminicidio. En casos, donde la madre es asesinada por el padre, los hijos quedan en la absoluta vulnerabilidad como mudos testigos de una realidad que no eligieron vivir. Según el reporte del diario Página Siete, de los 117 casos de feminicidios que fueron reportados en 2019, 131 menores de edad quedaron en la orfandad. El recuento señala que, de esos 131 menores, 62 fueron testigos del asesinato de su madre y en más de 10 casos estos fueron agredidos por el feminicida. Para Salazar, las repercusiones en la vida de estos niños por estos feminicidios "van a ser muy fuertes porque violencia simbólica se retroalimenta de otras violencias y se va perpetuando".

Un duelo que nunca termina. Durante la entrevista, Paola, la hermana de Verónica Mishel fue paciente, pero no ocultó su dolor. Cuando quiso hablar, tomó un respiro y buscó la serenidad en su madre. "Con todo lo que pasó no hemos tenido el tiempo de tener una etapa de duelo. Nos enfocábamos más en buscar justicia y hasta el momento ni mi madre y yo no hemos recibido el apoyo de un profesional para que sobrepasar los traumas. No curamos ese duelo y muchas familias, que pasan por lo mismo", comentó.

Maestros impartirán charlas para prevenir violencia de género

El Ministerio de Educación instruirá, a través de la Resolución 001/2020, que los profesores compartan con los estudiantes en clases mensajes para prevenir casos de violencia de género. “Es una recomendación de nuestra presidenta  Jeanine Áñez. Hace una semana en una reunión de gabinete se propuso que se incluya en la currícula escolar la temática”, indicó la titular de esta cartera de Estado, Virginia Patty. Indicó que las charlas serán transversales y no se limitará a una sola materia. La propuesta permitirá que educadores y alumnos conozcan los alcances de la Ley 348 y apunta a reducir los casos de asesinatos y agresiones físicas a mujeres, adolescentes y niños. La Ministra instó  a los docentes a analizar los datos que existen en el país respecto a casos violencia.

Iglesia expresa preocupación por casos de violencia

El padre Ben Hur Soto, Secretario para la Pastoral de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), manifestó la preocupación de la Iglesia por la ola de hechos de violencia familiar que se registraron en los primeros días del año y que se traducen en feminicidios e infanticidios. "En 12 días que va del año 2020 hay 12 feminicidios, el núcleo familiar cada vez se está destrozando más y más. Padres que matan a sus hijos y mujeres asesinadas por sus esposos". Ante esta preocupación, del 10 al 12 de enero la CEB desde su sección de Comunidades Eclesiales de Base (CEB's) llevó adelante un taller dirigido a los jóvenes para sensibilizarlos sobre este mal de afecta a la sociedad y donde la no violencia contra la mujer fueron temas prioritarios.

autor : ABI
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día