Siguenos en:
Viernes
 23 de Octubre de 2020
Portada
El demiurgo capitalista
Libertad, leyes y tecnología
Jueves,  9  de Enero, 2020

El origen del Derecho es coetáneo con la sociedad, las leyes han sido el descubrimiento de costumbres y su codificación responde a una especie de “orden espontaneo” que no requiere de un legislador que mande que debe y que no debe ser motivo de obediencia, al igual que el lenguaje y el comercio, no tienen un fundador sino que han sido instituciones que se han nutrido de la acción de miles de personas, en ese sentido, las leyes deben ser lo más abstractas y generales posible, para que la libertad pueda expandirse, porque cada ley positiva puede ser una limitación de la misma, el doctor en jurisprudencia Friedrich August von Hayek, nos dice que la ciencia de la libertad: “Es la regla en cuya virtud se fija la frontera invisible dentro de la cual el ser y la actividad de cada individuo tienen una segura y libre esfera”.

Esa libre esfera privada que debe ser respetada sin intromisión alguna, es la libertad negativa que defienden los liberales, no intromisión, no agresión; por el contrario, los estatistas no entienden el Derecho sin la manía de legislar toda la acción humana, docentes y estudiantes de derecho, abogados y jueces, fiscales y policías, políticos, incluso empresarios piden la promulgación de más y más leyes, es más, hay una competencia entre los legisladores para ver qué campo de la vida no tiene una ley, se preguntan en tono de competencia: ¿Cuántas leyes has presentado este año?, cuando encuentran un “vacío legal”, inmediatamente tratan de rellenarlo con una mandato que contradice otro mandato, una norma que repite otra ordenanza, o llenan de ambigüedad y confusión el difícil cuerpo legislativo enmarañado, aumentando de papel los depósitos de la Gaceta Oficial, así la ley que debe ser abstracta y general, cada vez es más concreta, particular, singular y por lo mismo: relativa.

Por otro lado, la ciencia es una búsqueda de la verdad que no requiere de limitaciones por ser neutra, la ciencia no es mala ni buena por sí misma, tan sólo es un acercamiento a la realidad, pero equivocados estaban los miembros de la Escuela de Frankfurt al tratar de confundirla con la tecnología, englobar ambas bajo el adjetivo de “razón instrumental” y así imponer un oscurantismo irracionalista que requiere de leyes que nos protejan del conocimiento científico y el capitalismo.

Entonces, dicen, el Estado como buen padre de familia no sólo debe protegernos de los avariciosos capitalistas que trabajan, compran, venden, distribuyen y producen “a pesar” de las prohibiciones, reglas y mandatos de los que no producen, sino que el papá Estado debe defendernos de la tecnología, de forma concreta y específica, así, demandan que cada aparato, sistema, maquina, instrumento, aplicación, deba tener su propia ley de uso.

Así, los estatistas demandan Ley de Startups, Ley de software (incluido el tratamiento de software libre), Ley de emprendimiento social, Ley de fomento de investigación científica, Ley de E-comerce, Ley de comercio electrónico y firma digital, Ley del Blockchain, Ley de las criptomonedas, Ley de Smart contracts, etcétera, leyes y más leyes que no nos dejen desamparados frente al avance imparable de la tecnología, esta, por el contrario, necesita estar libre de gravámenes y registros burocráticos.

Quienes han hecho ciencia, quienes han producido tecnología y mercadería de todo tipo, saben que no necesitan más órdenes, ese ejercicio se lo dejan a los leguleyos, más bien, los productores quieren la abrogación de leyes, ¿se entiende?, libertad no es promulgar leyes, libertad es abrogar leyes, en países como Australia, los parlamentarios más populares son los que abrogan leyes, cada vez que se eliminan leyes laborales, tributarias, municipales, empresariales, cada vez que se cierran oficinas gubernamentales, ministerios, y se anulan pasos administrativos, más crece la libertad económica, más crece el sector privado, cada emprendedor quiere más “laissez faire, laissez passe”.

 

Acerca del autor:
Luis-Christian-Rivas-Salazar-
Luis Christian Rivas Salazar
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día