Siguenos en:
Domingo
 27 de Septiembre de 2020
Portada
Hijos o hijas, alegría del padre
Los padres bolivianos celebran hoy su día. Fiesta habló con algunos que sólo tienen hijos o hijas, independiente del sexo disfrutan de sus herederos.
Viernes,  19 de Marzo, 2010
Hijos-o-hijas,-alegria-del-padre

L os padres celebran hoy su día rodeados del cariño de sus hijos, es uno de esos grandes momentos que se vive en la relación padre e hijos, vienen con  ataques de risa, ternura y complicidad, incluso de enojo y  silencio.
Fiesta invitó a papás que tienen sólo hijos o hijas en sus hogares.  Los que tienen hijas no se cambian por nada porque reciben cariño, adulos y atenciones de las mujercitas, aunque, no descartan haber deseado tener un hijo varón.
Los padres buscan el varón por dar continuidad al apellido o para compartir sus negocios, las mismas emociones propias de los hombres, deportes, también son una ayuda personal, dan fortaleza a la familia, en cambio las hijas son llenas de cariño para los padres.
El abogado Víctor Náyar, dice que está muy contento con cinco mujeres, nunca deseó tanto un hijo varón, porque adora a las chicas.
El médico Jaime Bilbao viene de una familia de varones, no tuvo hermana, por lo cual deseaba tener hijas, sin descartar un enorme deseo por tener un hijo varón. El ingeniero Héctor Justiniano, dijo que en cada hija que venía esperaba a un varón, pero no sucedió; sin embargo, se siente realizado con sus hijas, por la dulzura con que lo tratan En el caso de Erick Weise, dice que no le hace falta un hijo varón, porque sus hijas hacen deporte con él, hablan de fútbol, política, además explica que las niñas son más dóciles y tranquilas, a diferencia de los hijos varones, según ve,  los chicos son difíciles de controlar, son hiperactivos y están menos dispuestos a escuchar, opina el comunicador social. Para Jorge Antonio Áñez, sus hijos son una gran ayuda durante sus visitas al campo, al viajar, realizar deportes, hay una relación competitiva, aunque le hubiera gustado tener una hija.
Según la psicóloga Melissa Merker, los padres que tienen hijas, además de poner límites, deben pasar tiempo con ellas. El papá debe ser una persona íntegra, fuerte, ya que es referente importante para ellas. “Es la relación que para la hija hay entre el padre y el hombre que buscará como marido”, opina.  Los varones suelen rebelarse más, ejercitan la posibilidad de tener poder  y la máxima felicidad de un hijo, desde niño es poder ganarle al papá en algo, lo que transforma en una relación de diversión y complicidad con el jefe del hogar.

Jaime Bilbao tiene a tres hijas que lo adulan y alegran su vida

El médico cirujano Jaime Bilbao se siente muy afortunado de estar rodeado de tres hijas que le alegran su vida, “Siempre soñé con tener hijas  y lo conseguí”, dijo Jaime, ya que en su familia eran sólo varones, pero sin descartar que hubiera deseado un varoncito para compartir las mismas emociones, pero dijo estar satisfecho  porque siempre  deseó  mujercitas.   “Mis hijas  me adulan demasiado, son muy celosas, pero nobles, alegres y responsables”, dice el orgulloso papá. Natalí Daniela (22) es egresada de la carrera de Comunicación Estratégica y Corporativa de la UPSA, Fabiola (19) estudia Marketing y Publicidad y la menor  Carla (14)  está en primero medio del colegio la Salle.
Jaime Bilbao es dueño de la clínica Bilbao, es casado con Nancy Alfaro, tienen una familia unida y gira en torno a las chicas.

Héctor Justiniano con cuatro bellezas

El ingeniero  Héctor Justiniano Paz tiene cuatro hijas, pero siempre deseó tener un hijo. “Desde la primera deseaba un varón, esperé con la segunda,  la tercera, después de once años, nos volvimos a entusiasmar y nació mujer, ya tengo dos nietas, también mujeres. Claudia le dio una nieta, Olivia (3) y Cecilia otra nieta, Valeria de 10 meses. Sus tres hijas mayores Claudia (32), Cecilia (30) y Silvia (28) son administradoras de empresas y la menor,  Ana Paola (17), sale bachiller este año y va a estudiar Ingeniería Industrial. “Me hubiera gustado tener un hijo para compartir otras actividades, el trabajo, además que es la prolongación del apellido”, dijo.

Erick Weise se divierte mucho con sus hijas

Siempre quiso que sus dos primeros retoños sean niñas, Flavia (16) y Simonie (14), la tercera pensó que iba a ser hombre, incluso ya tenía el nombre “Matías”, pero nació Luane la pequeña que colmó  de felicidad a la familia.
 “Ahora no quisiera  un hijo varón, mis hijas llenan todos los espacios, son delicadas, respetuosas, cariñosas y comparten conmigo actividades de hombre, por ejemplo los deportes, dijo  Erick. Con ellas juegan fútbol, “potreo”, (las tres se le montan cuando está en la cama), salen a trotar,  discuten, le dan ideas, dice el feliz papá.
A la hora de hablar con ellas lo escuchan, más ahora que ya están en la adolescencia. “Tengo amigos que tienen hijos varones y les cuesta sentarse a hablar con ellos, los chicos evitan conversar”, manifestó.

Un papá que disfruta con sus compañeros

Jorge Antonio “Gringo” Áñez Saucedo  es el papá de tres jóvenes y está feliz con sus hijos varones que lo acompañan al campo, todos heredaron  la pasión por la ganadería.
Jorge Alfredo Áñez Lijerón (21), estudia Negocios en la T & M University en Texas, EEUU. Se gradúa en diciembre, Ricardo (15), estudia en el colegio Franco Boliviano y  Guillermo Áñez Lijeron (11), cursa el quinto grado en el colegio Franco Bolivian. Es casado con Liliana Lijerón, mamá de Rodolfo Áñez, quien se formó en el hogar de Jorge Antonio, es economista, vive en Washington, EEUU, trabaja en el Fondo Monetario Internacional.  “Gringo” estudió Administración de Empresas, administra la Cabaña Las Madres. La foto es de unas  vacaciones en Brasil).

Víctor tiene cinco hijas y está feliz con su nieto

El abogado Víctor Náyar Velarde se siente muy contento con sus cinco hijas, dice que no ha extrañado tener un hijo varón, ahora está realizado con su nieto, Lucas Vélez Ocampo de tres meses, que le dio su hija Natalia.
Alejandra (25) es administradora de empresas y trabaja en el banco Ganadero, Natalia (21), estudia Derecho, María Victoria (19), está en Auditoría, Paula (17) y Gabriela (14) en el colegio Marista. “Soy muy feliz con mis hijas, son muy cariñosas y más que todo atentas con su padre”, dijo el papá. Víctor Náyar nunca descuidó la atención de sus hijas a quienes ve todos los días, disfruta con ellas, se divierten en el Club de Tenis  y almuerzan  juntos habitualmente, comparte mucho con ellas. Sobre todo es un padre que vive pendiente de lo que sienten, es amigo de sus enamorados y de sus amigos, se interesa en sus estudios, en que cada una esté en diversos cursos y actividades.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día