Siguenos en:
Sábado
 14 de Diciembre de 2019
Portada
Trece años de acciones
Erradicado trabajo infantil en la zafra
El programa de incentivo de los menores al estudio fue encarado por diversas instituciones públicas y privadas.
Lunes,  19 de Agosto, 2019
Erradicado-trabajo-infantil-en-la-zafra

Trece años de acciones del Programa de Erradicación de Trabajo Infantil liderado por la Gobernación de Santa Cruz, el Ministerio de Trabajo, Unicef y las empresas privadas del sector azucarero y muchas otras instituciones públicas y privadas, logró que 5.000 niñas, niños y adolescentes (NNA) de 5 a 17 años hijos de familias zafreras, se retiren de esta forma de trabajo.

De situación precaria a vida digna. De acuerdo al Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), este avance es apenas uno de muchos resultados que logró el programa durante más de dos quinquenios de trabajo persistente.

El reporte señala que se pasó de condiciones de vida muy precarias con viviendas insanas, sin agua, ni servicios básicos, sin educación, ni salud y expuestos a accidentes laborales y enfermedades propias de la región u otros riesgos, a situaciones de vida digna, que promueven el desarrollo en el marco de los derechos humanos.

Empeñados en erradicar el trabajo. Desde el año 2000,Unicef, el Gobierno Autónomo Departamental de Santa Cruz, el Ministerio de Trabajo, el empresariado azucarero, el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), y muchas otras instituciones públicas y del sector privado, y la propiedad sociedad cruceña se empeñaron en erradicar el trabajo de NNA en labores de zafra en las provincias de Andrés Ibáñez, Warnes, Sara, Santistevan y sus doce municipios.

Trece años de labor. Durante estos 13 años se generó información, investigaciones sociales sobre el tema, acciones y gestiones realizadas que hoy generan impactos reales y concretos en el departamento de Santa Cruz. Toda esa historia se conjuga en un documento titulado "Sistematización de la intervención integral de erradicación del trabajo infantil en la zafra de caña de azúcar 2003-2016 incluido el Triple Sello".

Se cambió la percepción. La ardua labor desnaturalizó concepciones arraigadas en 30 mil pobladores de los citados municipios y las familias zafreras y todo el entorno social, incluyendo organizaciones sindicales y los propios empresarios de la zafra que cambiaron su percepción sobre el trabajo infantil en la zafra y hoy todos esos sectores no sólo conocen los derechos de la niñez, sino que los protegen.

Se incentiva el estudio a los menores. Se alentó que niños, niñas y adolescentes estudien y no trabajen en una actividad que forma parte de una lista de 21 trabajos peligrosos para los niños, según establece el Código Niño, Niña, Adolescente (CNNA).

Los resultados logrados permiten señalar que esta experiencia debiera ser replicada en otros sectores donde hay incidencia de trabajo peligroso, como la castaña y la minería.

De esa forma, el producto final, el azúcar se produce y se comercializa bajo el criterio y práctica del Triple Sello por el cual el consumidor demanda y consume azúcar "sin mano de obra infantil, discriminación, ni trabajo forzoso". 

Disminuyó presencia de menores en cañaverales

A lo largo de los años la presencia de menores de 14 años cortando la caña de azúcar, cargándola o realizando labores adicionales a ese trabajo soportando incluso hasta 40 grados de temperatura, disminuyó paulatinamente y hoy según testimonios de ellos, de sus familias y las autoridades y organizaciones involucradas en el tema los NNA no cumplen jornadas laborales, menos de manera permanente

Réplica. Unicef estima que, dado el gran avance logrado con este programa de erradicación del trabajo infantil en labores de la zafra de azúcar, pronto se podrá informar al mundo que se ha erradicado el trabajo infantil en una de las actividades más peligrosas para la niñez.