Siguenos en:
Domingo
 8 de Diciembre de 2019
Portada
En la zona de la Doble vía la Guardia
Padre con sus 7 hijos hace un mes viven en una acera
Drama. Florencio Menacho es recolector de materiales reciclables, con lo que reúne logra sacar adelante a sus hijos. La mayor, de 22 años, le ayuda vendiendo comida.
Miércoles,  5  de Diciembre, 2018
Padre-con-sus-7-hijos-hace-un-mes-viven-en-una-acera
Ref. Fotografia: Precariedad. Estas son las condiciones en las que vive esta familia.

Cuando se acerca el mediodía, Florencio Menacho junto a su hija mayor (22 años), Nely, alistan el almuerzo para ellos y los restantes seis menores de edad que integran esta familia, que tienen entre 19 y 6 años.

Hace poco más de un mes están viviendo en la acera de una vivienda, al frente del módulo internacional Bethesda, en el barrio del mismo nombre. No tienen luz pero vivientes de la zona les regalan agua o a veces tienen que comprarla. Con restos de madera y calamina armaron el ambiente que desde hace semanas los alberga.  

Su pequeño cuarto. Nely contó que durante los últimos seis años vivieron como cuidantes en un lote, pero el propietario recientemente lo vendió y el nuevo dueño comenzó a construir, por lo que les pidieron desalojar y pese a su resistencia, pues no tenían dónde ir, se tuvieron que retirar. Agregó que se vieron obligados a armar un pequeño cuarto en la acera, donde duermen los hombres, menores de 19, 12 y 6, además de Florencio. Las mujeres, Nely y otras tres de 16, 14 y 10, pasan la noche en un cuarto de una familia del barrio que les permitió temporalmente quedarse. 

En la habitación de esta familia, además de la cama, hay una pequeña cocina y una mesa. El cuarto improvisado está rodeado por restos de sillas de plástico, cocinas en desuso y otros materiales que recolecta Florencio para luego venderlos para reciclaje. Nely, para ayudar en los gastos vendía comida en un módulo, lo que dejó de hacer debido al receso escolar.   

Pese a la situación por la que atraviesan, que se agudizó hace un mes, todos los pequeños estudian todavía en la escuela. Uno de ellos, el de 19 tiene discapacidad, está en una silla de ruedas y asistía a la escuela con la ayuda de su hermana de 12, quién también es su compañera de curso. La mayor estudia en la universidad estatal, Ciencias de la Educación. 

Los vecinos tratan de ayudarlos. Nely contó que hace seis meses, cuando aún vivían de cuidantes, su madre los abandonó por diferencias que tuvo con su padre. "De los siete (hijos), ninguno quiso irse con ella, incluso viviendo en esta situación. Eso dice mucho...", expresó mientras sus hermanos menores afirmaban con la cabeza.

Los infantes, afirman no tener referencia de la ubicación de su madre, por lo que no se pudo contactarla.

Uno de los vecinos del barrio, Pablo Prado, indicó que entre los vivientes de la zona tratan de ayudar a la familia con alimento o ropa. 

Otro vecino, que prefirió no identificarse, aseguró que antes de finalizar el año escolar, en el módulo educativo se hizo una colecta para ayudar a la familia. Sin embargo, pese a esto sus ingresos son muy bajos y no han podido alquilar una habitación.

7:00 Horas
sale Florencio a recolectar materiales reciclables.