Siguenos en:
Jueves
 14 de Noviembre de 2019
Portada
Caja Petrolera de Salud
En emergencia por malversación de fondos
Sindicato. Los trabajadores de la institución piden a la máxima autoridad que rinda cuentas y dé una solución al problema.
Jueves,  19 de Abril, 2018
En-emergencia-por-malversacion-de-fondos
Ref. Fotografia: Sindicato. Trabajadores esperando que las autoridades bajen y den explicaciones.

El sindicato de la Caja Petrolera de Salud, “Petrolcaja”, se declaró en emergencia debido a la problemática financiera en la que se encuentra esta institución y a la falta de instalaciones para poder utilizar los equipos que se han comprado en gestiones anteriores.

Problemas financieros. Teri Trigo, ejecutiva del sindicato, manifestó la molestia que existe entre los trabajadores debido a que la administradora de la institución durante su gestión ha hecho una malversación de fondos.

"Nosotros pedimos que nos rinda cuentas, que explique públicamente cuál es la situación de la Caja y que brinde una solución", aclaró Trigo.

Hasta el momento no han obtenido ninguna respuesta por parte de la directiva y tampoco saben qué decisiones tomarán estas personas para tratar de arreglar la crisis financiera que está perjudicando a un centenar de personas.

Compra y venta de servicios.  Los trabajadores luego de hacer investigaciones respectivas se dieron cuenta de que la Caja Petrolera durante los últimos años ha estado comprando diferentes servicios de varias entidades de afuera uno de estos son las lavanderías. El personal no puede lavar las ropas del hospital debido a la falta de infraestructura  para los nuevos equipos de lavadoras que han comprado y están guardados hace más de tres años y todo porque no han creado una lavandería amplia para que puedan caber los aparatos. Es por ello que recurrieron a realizar contrato con otra empresa para que se haga cargo del lavado.  Lo mismo sucedió con la limpieza y otros sectores más de la institución que está de mal en peor según los trabajadores.

Infraestructura sin uso. Debido a la falta de dinero efectivo, las obras que se culminaron no han podido tener un personal porque no se puede contratar. Un ejemplo es el Hospital Materno Infantil que está ubicado en la avenida Cañoto, es una clínica que está abandonada. Luego se encuentra la compra millonaria de un tomógrafo pero no se le da el uso necesario porque no hay un ambiente apropiado para utilizarlo. La caja debe dar una solución a los empleados ya que no tienen condiciones para seguir trabajando.

25 Millones
de bolivianos es la deuda general de la Caja Petrolera de Salud.

Ma.Fernanda Antelo Orías eldia@eldia.com.bo