Siguenos en:
Miércoles
 23 de Octubre de 2019
Portada
Internacional
Fujimori pide perdón y agradece por el indulto conseguido
El expresidente grabó un video desde la cama donde es atendido en una clínica
Martes,  26  de Diciembre, 2017
Fujimori-pide-perdon-y-agradece-por-el-indulto-conseguido

En un vídeo difundido este lunes en su cuenta oficial de Facebook, el expresidente peruano Alberto Fujimori ha agradecido al actual presidente Pedro Pablo Kuczynski (PKK) por haberle otorgado el indulto. Desde su habitación en la Unidad de Cuidados Intensivos de la clínica Centenario, el exmandatario también ha perdido perdón: "Soy consciente que los resultados durante mi Gobierno de una parte fueron bien recibidos. Pero reconozco por otro lado que he defraudado también a otros compatriotas. A ellos les pido perdón de todo corazón". Kuczynski ha defendido este lunes en un mensaje televisado a la nación el indulto a Fujimori, condenado en 2009 a 25 años de prisión por delitos de lesa humanidad, y ha pedido “pasar página” a los que se manifiestan en las calles por segundo día consecutivo.

En el primer mensaje que dirige a los ciudadanos peruanos desde el indulto en Nochebuena, Kuczynski ha señalado que Fujimori “incurrió en transgresiones significativas de la ley, al respeto de la democracia y a los derechos humanos” cuando asumió la Presidencia del país pero que su Gobierno (1990-2000) también contribuyó al “progreso nacional”. El presidente peruano indicó que fue la decisión más difícil de su vida pero que lo hizo porque Fujimori ya había cumplido cerca de la mitad de su condena y a sus 79 años, su salud se había deteriorado. “Estoy convencido que, quienes nos sentimos demócratas, no debemos permitir que Alberto Fujimori muera en prisión. La justicia no es venganza”, agregó. Kuczynski reiteró que el indulto se asienta en 'razones humanitarias' ante las sospechas de que sea parte de un acuerdo político tras haberse salvado de ser destituido en el Congreso.

El jueves pasado, Kuczynski se libró de su destitución gracias a 10 imprevistos votos de fujimoristas disidentes, por lo que muchos pensaron que había detrás un pacto para indultar al autócrata. Pero el Gobierno peruano lo negó rotundamente. Solo tres días después, la concesión del perdón presidencial a Alberto Fujimori, el hombre más odiado —y más amado por muchos— de Perú desató una enorme crisis política en la que hubo manifestaciones cerca del domicilio del presidente y acusaciones de “traición a la patria” de personas como Verónika Mendoza, líder de la izquierda y clave para el ascenso de Kuczynski al poder.