Siguenos en:
Martes
 25 de Febrero de 2020
Portada
Casos de pornovenganza y ciberacoso, entre los que más se registran
Preocupan los delitos vinculados a la informática
Justicia. En Bolivia piden crear unidades de jueces, fiscales y policías que vean específicamente este tipo de delitos.
Martes,  27  de Diciembre, 2016
Preocupan-los-delitos-vinculados-a-la-informatica

Hoy en día los casos relacionados a la pornovenganza, linchamiento digital, ciberacoso y extorsión informática son los que más se están viendo en la actualidad dentro del ámbito legal en Bolivia. "Estos delitos son los que más se ven en redes sociales, como ser: Facebook, Twitter, WhatsApp y otras, además de correos electrónicos", explicó Ariel Agramont, abogado con especialidad en Derecho Informático. El especialista agregó que el fiscal y el policía estándar, en Bolivia, no se encuentran capacitados para ver y entender el tema informático, "lo mismo ocurría con los casos de violencia contra la mujer, por eso se decidió contratar fiscales especializados en este tema, entonces se tendría que hacer lo mismo con los hechos delictivos vinculados a la informática", detalló. 

Las limitaciones que se tienen. Agramont observó algunas limitaciones que se tienen en estos casos, por ejemplo: cuando una persona es amenazada, a través de un teléfono celular, esta presenta su denuncia en la Policía. "Y la misma concluye ahí, esto debido a que los investigadores no están coordinando con las telefónicas, por falta de convenios, para poder triangular y así identificar al que envió la amenaza".

El especialista en derecho informático agregó que si se contara con una unidad, dentro de la Fiscalía y Policía como en otros países que ven los delitos informáticos, se podrían tener mejores resultados, además de realizar un mejor trabajo de investigación.

"Se deben implementar estas unidades de delitos cibernéticos y capacitar al personal para que puedan realizar el trabajo. Solamente hace falta voluntad de parte de nuestras autoridades para que esto se pueda concretar".

Asimismo, puso como ejemplo una Sentencia Constitucional Plurinacional, sobre uno de sus casos, que dice: "la Fiscalía General del Estado no cuenta con un área de informática dentro de un proceso penal que le permita identificar y neutralizar las imágenes de contenido denigrante o sexual que se encuentren circulando por internet; por ello en lo que se puede evidenciar es que al no contar con una unidad especializada, ni haber gestionado convenios nacionales e internacionales pertinentes, el Ministerio Público no puede garantizar de una manera real y concreta los derechos de las víctimas ni de cualquier otra persona que vea derechos vulnerados en internet, pese a que en el mismo informe también refieren que ya son treinta y siete los casos presentados en el territorio boliviano", destacó parte del texto.

Delitos son vistos por otras unidades. Agramont agregó que los delitos informáticos son transversales, "en resumen son hechos delictivos comunes que tienen una extensión informática".

Por ejemplo, dijo que se los ve dependiendo el delito. Cuando se refiere a la pornovenganza puede ser investigado dentro de los delitos de difamación, contra el honor e incluso se lo puede combinar con amenazas y extorsión.

En lo que respecta al ciberacoso, que puede darse a través de las redes sociales, está vinculado al delito de hostigamiento.

"Pese a ello es necesario la implementación de esta unidad especializada en trabajar con víctimas vinculadas a casos de delitos informáticos porque, a futuro, los conflictos penales pasarán en gran parte a formar parte de las redes sociales y teléfonos móviles".

Algunas propuestas presentadas. En tanto Marcelo Arrázola, presidente del Colegio de Abogados de Santa Cruz, dijo que se deben realizar modificaciones en el Código Penal, para que así se pueda determinar las competencias y facultades en la investigación de este tipo de delitos. "Además que al mismo tiempo se podrán crear unidades del Ministerio Público y la Policía para poder llevar adelante estos procesos", dijo.

Por otro lado, Mauricio Méndez, perito informático forense, dijo que el Código Penal Boliviano solamente cuenta con dos artículos, que tocan de una manera muy específica lo que vienen a ser los delitos informáticos, y por eso existen vacíos legales que imposibilitan actuar de forma correcta ante una investigación.

"Estamos con ese problema en el país, en cambio, en otras naciones ya tienen definidas las ideas y como tal se han formado equipos de investigación con funcionarios policiales que son capacitados en estas áreas específicas".

También detalló que la capacitación, esta también relacionada con un tema de equipamiento, "entonces el Estado de Bolivia, cuando se dé el momento, debe proveer los medios tecnológicos para que estas unidades puedan desempeñar sus funciones".

Finalmente Rolando Fernández, abogado y exjefe policial, manifestó que los delitos informáticos, a pesar de estar en una etapa embrionaria, son el gran desafío de esta época y por ello se debe ver la forma de influir en los legisladores para que exista una norma especial referente.

Tomar en cuenta la evidencia digital. Eduardo Rojas, presidente de la Fundación Redes, explicó que todo sistema judicial tiene que comenzar a analizar la importancia de incluir la evidencia digital en todos los procesos judiciales, ya sean penales y civiles.

"Entonces esto obliga al Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) a que comience a generar un análisis de alto nivel, en base a los casos de violencia relacionados con las nuevas tecnologías, logrando así que el mensaje de texto, audio y video se conviertan en evidencia", destacó.

Agregó también que siguiendo esta lógica, el análisis del TCP debería generar la institucionalidad, pero no solamente para crear fiscalías y unidades de investigación policial, sino también jueces y juzgados de violencia digital. Voluntad política, estudios que den solvencia a estas decisiones y un presupuesto que esté destinado a un nuevo campo emergente, es lo que se estaría precisando para que se incorpore esta figura. "También es necesario generar conciencia y educación en la ciudadanía, porque la misma no está sabiendo identificar los casos de violencia en los medios digitales".

"El linchamiento digital es cuando en las redes sociales se acusa sin pruebas a determinadas personas, generalmente son políticos”.

Ariel Agramont
Abogado con especialidad en Derecho Informático

"Es necesario generar conciencia y educación en la ciudadanía, porque no ha sabido identificar los casos de violencia en los medios digitales”.

Eduardo Rojas
Fundación Redes

Actualidad

Fundación Redes identifica 12 formas de violencia digital

La Fundación Redes ha identificado 12 formas de violencia digital. Estas son: adicción que se da por el uso excesivo de internet, después está el ciberbullying que son ataques recurrentes que se dan en la red. Luego está el phishing que es el robo de datos mediante mensajes; también se tiene el hacking que es robar contraseñas para invadir espacios.

La quinta forma de violencia digital es la pornografía que son las imágenes o videos sexuales. También se tiene el lolicon o shotacon que son las relaciones sentimentales o sexuales entre preadolescentes y adultos.

La séptima forma de violencia digital identificada vendría a ser el grooming que es cuando los adultos obtienen imágenes personales para actos sexuales.

Otra forma es la trata de imágenes,  se da cuando ocurre la venta de fotografía por la red, sin permiso.

Finalmente el robo de cuentas y copiar información sin reconocer el autor, son los últimos identificados.

Argentina
Penalizan la pornovenganza

Recientemente en la Argentina, el senado de ese país aprobó el proyecto de ley que modifica el Código Penal incorporando penas de seis meses a cuatro años de prisión a quien se halle con imágenes de desnudez total o parcial, videos de contenido sexual o erótico de una o más personas, además de hacerlas públicas o difundiese por medio de comunicaciones electrónicas, telecomunicaciones, o cualquier otro medio o tecnología de transmisión de datos.

El proyecto prevé también que la persona condenada será obligada a arbitrar los mecanismos necesarios para retirar de circulación, bloquear, eliminar o suprimir, el material de que se tratare, a su costa y en un plazo a determinar por el juez. Esta norma complementa la aplicación de otra norma que en el ámbito del derecho privado, y en este sentido, el Código Civil protege; en su artículo 53, el derecho a la imagen, que establece que para captar o reproducir imágenes de una persona, de cualquier modo que se haga, es necesario su consentimiento. "Para estos casos las excepciones son: que la persona participe en actos públicos y que exista un interés cultural o educacional y se tomen las precauciones para evitar daños".

América Latina
México es foco de los ciberdelitos

México es uno de los principales centros de actividad cibercriminal en la región latinoamericana. Esto encarece los seguros para que las empresas puedan protegerse contra estos ataques, informó Misha Glenny, experto en seguridad cibernética, según lo citado por las agencias internacionales.

"Aquí en México, hasta donde sé, la compañías se enfrentan aún a muchos riesgos cibernéticos. México y Brasil son dos de los grandes centros de la actividad cibercriminal en el mundo. Brasil en particular, pero México no está muy atrás".

En México, a pesar de contar con una Policía Cibernética, se tiene un marco legal poco claro y hay escasez de fiscalías especializadas que inicien investigaciones en estos temas, limitando el nivel de acción de este cuerpo de policías, explicó Marcos Arturo Rosales, director general para la Prevención de Delitos Electrónicos de la Policía Federal mexicana.

De acuerdo con cifras de esta misma policía, las pérdidas anuales por los ciberdelitos en México ascienden a 3,000 millones de dólares. En 2015, la ciberdelincuencia tuvo un costo de 101,400 millones de pesos, de acuerdo con Symantec, lo que representa 13 veces más de lo obtenido por fraudes bancarios el año previo.

Estos delitos son considerados en México, como los segundos más importantes, después del narcotráfico porque afecta al menos a cinco de cada seis empresas. "El problema de la ciberseguridad es que la mayor vulnerabilidad son los seres humanos. Alrededor de 85% de todos los ataques empiezan con un phishing, persuadiendo a que alguien haga algo estúpido con su computadora", dijo Glenny.