Siguenos en:
Jueves
 21 de Febrero de 2019
Portada
Miradas
Conflicto entre los cooperativistas mineros y el gobierno
Miércoles,  31 de Agosto, 2016

La violenta protesta con la utilización de dinamita de los cooperativistas mineros en su movilización es archisabida, así como el fundamento de sus peticiones que siempre son conflictivas. Dada la amplitud del Gobierno (cuando le conviene),  regocijo y aceptación a las demandas de los diversos sectores sociales, hoy, se ve asediado y acorralado en un laberinto y callejón que parece sin salida. En esta etapa de desarrollo gubernamental, el presidente Evo Morales se ha vuelto refractario ante las presiones.

Se dio cuenta, que mucho conceder hace que la gente se malacostumbre y quiera más de lo pedido. Por ello, el conflicto de los cooperativistas mineros se veía venir con su lastre de consecuencias nefastas, sobre todo cuando se pierden vidas humanas. Es la costumbre añeja de los conflictos económico-sociales bolivianos, porque se espera que haya violencia o muerte para recién tratar de solucionar la controversia.

Se debió en su momento fundar un verdadero orden minero, sobre todo cuando había buenas cotizaciones internacionales de los minerales. Esto, ha sido el detonante punzante para que surjan los problemas mineros actuales, porque la caída de los precios en los mercados internacionales, traería repercusiones negativas con el sector cooperativista minero del país.

Está en la memoria ancestral de los mineros, que este sector siempre ha sido importante en el desarrollo económico del país hasta la década de los 80 del siglo XX, constituyendo el ensamble y fusión de la política y la economía con sus luces y sombras palaciegas. Sin embargo, ese idilio en este mes de agosto del año 2016 toca fondo y surgen olas de peticiones, intransigencia, confrontación y muerte.

El desorden institucional histórico empezó con el colapso de la minería (sobre todo del estaño) a finales de 1985 y la tristemente célebre relocalización de los mineros de la Comibol, que produjo hambre, mendicidad y migraciones internas a otros departamentos engrosando la fila de pobres y desempleados. Actualmente se da mayor importancia al auge de la producción gasífera emergente en el Oriente y el Sur del país que produce más excedentes fiscales. Pero, el estallido de violencia extrema, es porque los cooperativistas consideran una Ley maldita la gestada por el gobierno del señor Evo Morales y por lo tanto buscan su modificación. Ellos, consideran que se agravará aún más la crisis económica e incrementará la pobreza.

Considero, que en esta discordia, hay que tocar el tema ambiental que produce la explotación minera y la mejor forma de extracción sin que se contamine el medio ambiente. Algún sector de los cooperativistas proponen suscribir contratos con otras empresas privadas y extranjeras, que el Gobierno refuta con vehemencia porque sostiene que es volver a darle vida a las transnacionales apadrinadas por el gonismo, y que además está prohibida en la C.P.E. por la protección de los recursos naturales.

Es verdad, que la actual Ley minera todavía en vigencia, no logró precisar la primacía entre el sector estatal de la minería y la Comibol, de las actividades de las empresas privadas y de las cooperativas. Tampoco se ha logrado una articulación de funciones así como del pago de impuestos y también en el ámbito laboral tomando en cuenta empresas públicas y privadas, las cooperativas y comunitarias como del sector transnacional y nacional. Por eso, el tratamiento de la nueva Ley consensuada por el bien de los diversos sectores en conflicto debe tomar en cuenta estos cambios y precisiones.

Pareciera ser que el apoyo que le han brindado los cooperativistas mineros en su momento a la candidatura del señor Evo Morales, hoy, le está pasando factura. Pero gloria a la razón y voluntad de ambos sectores para que se abran las trincheras, el entendimiento, cordura y se solucione este conflicto que tiene hedentina de sangre, luto y dolor.

Acerca del autor:
Pablo-Gutierrez-Urgel---
Pablo Gutiérrez Urgel
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día