Siguenos en:
Martes
 12 de Noviembre de 2019
Portada
Anoche volvieron a clausurar más negocios
'Mano dura' a las rockolas tiene el apoyo vecinal
Los afectados amenazan con abrir sus comercios pese a las advertencias de decomisos anunciada por la municipalidad.
Viernes,  17 de Junio, 2016
-Mano-dura--a-las-rockolas-tiene-el-apoyo-vecinal
Ref. Fotografia: En cuadra y media funcionan más de cinco rockolas, denuncian los vecinos.

Sobre la avenida Virgen de Luján, a la altura del 6to anillo, en menos de 150 metros funcionan más de cinco rockolas. Estos negocios son un dolor de cabeza para los vecinos que apoyan el trabajo de la municipalidad que desde principios de junio está cerrando aquellos locales donde venden bebidas alcohólicas y no cuentan  con licencia. El secretario municipal de Seguridad Ciudadana y Tráfico y Transporte advierte con decomisar las pertenencias de aquellos comercios que estando clausurados insistan en abrir sus puertas.

Vecinos piden que los cierren. "Estamos cansados de esos boliches que abren de lunes a lunes y además ocupan las aceras, cosa que nadie puede pasar por ahí, peor las mujeres porque los borrachos son atrevidos", comenta Ernesto M., vecino que vive a 50 metros donde funcionan las rockolas. "La música comienza a las 7 de la noche y no calla hasta que amanece, no sé por qué les permiten eso, no hay paz para quien quiere descansar para ir a su trabajo", agrega Eugenia M. que vive en la misma cuadra.

Velan por el interés común. La Federación de Juntas Vecinales, a la cabeza de Omar Rivera,  han manifestado su apoyo al secretario municipal y piden que el trabajo de clausura sea permanente. "Nosotros llevamos más de dos años pidiendo a las autoridades que regulen a las rockolas y recién están trabajando en ese tema", menciona el dirigente. "No se trata de decir que atenta contra su derecho al trabajo, y qué hay de los derechos del vecino a la tranquilidad, a la seguridad, por eso las rockolas si quieren seguir funcionando deben apegarse a lo que dicen las ordenanzas municipales".

Normas vigentes. Moreira insiste en que estos negocios no pueden funcionar a menos de 250 m de colegios, hospitales.