Siguenos en:
Miércoles
 16 de Agosto de 2017
Portada
Analistas culpan a la crisis política y económica del país
Festejos pasan desapercibidos a 10 años de la nacionalización
Gestión. Expertos ven que es una muestra de la debacle ideológica del MAS debido a los conflictos sociales.
Sábado,  30 de Abril, 2016
Festejos-pasan-desapercibidos-a-10-anos-de-la-nacionalizacion
Ref. Fotografia: Gestión. La nacionalización arrancó con los hidrocarburos hace una década.

A diferencia de otros años, de los festejos rimbombantes de algún acontecimiento, después de una década de la nacionalización  al parecer pasará desapercibida.

Es la visión de tres analistas políticos, a vísperas del Día del Trabajo y a 10 años que el presidente Evo Morales decidió expropiar las empresas estratégicas del país.

Los expertos ven que se debe fundamentalmente a tres aspectos, la crisis económica que comienza a tener efectos en Bolivia, los conflictos sociales y las salpicaduras de corrupción a las altas esferas gubernamentales. Tomando como ejemplo la malversación de los recursos del ex Fondo Indígena y el supuesto tráfico de influencias con la empresa CAMC tras el escándalo sentimental entre el mandatario y su expareja Gabriela Zapata. 

Hay demasiados ruidos en el escenario político. La politóloga Erika Brockmann argumentó que una de las causas del perfil bajo de los festejos de la nacionalización, es que hay demasiados ruidos en el escenario político.

"Aunque llama la atención que acontecimientos de esta naturaleza han sido celebrados con alta resonancia por su impacto social, ahora no pasa nada", manifestó.

Brockmann mencionó que otro de los factores sociales que posiblemente afectó es la tensión de las movilizaciones sociales con las personas con discapacidad, demanda que conmovió a la población boliviana.

Sumado a ello, el derroche y la malversación de los recursos del Fondo Indígena, el escándalo del  supuesto tráfico de influencias con la empresa CAMC y en síntesis, la falta de transparencia de la gestión pública.

Conflictos sociales y corrupción. En esa línea, el experto Paúl Artunduaga, apuntó que los conflictos sociales y la corrupción marcaron la agenda de la gestión gubernamental. Mencionó que la movilización de los discapacitados y todavía la trascendencia mediática del problema con Zapata, distrajo a la gestión de Morales, que nunca dejaba pasar los festejos de lo que fue la bandera ideológica del MAS como es la nacionalización. Artunduaga comentó que otros aspectos son las actitudes erráticas de  su equipo de ministros, que en lugar de ayudar al Jefe de Estado, lo están perjudicando.

Dijo que adicionalmente han convertido al mandatario en dictador e insensible, con el único interés de generar cálculo político a pesar de tener una imagen desgastada.

Crisis tangible. Asimismo, el analista político Steven  Herrera, puntualizó que el pasar desapercibido un acontecimiento que fue el emblema ideológico del masismo, es porque se hace tangible la crisis económica y social en el territorio nacional. "A una década estamos en circunstancias diferentes, es más perceptible los efectos de la caída de los precios de los hidrocarburos y que la crisis económica deje relegado el aspecto ideológico", mencionó. Considera que los hechos de corrupción y los escándalos del entorno palaciego, afectó la gestión del MAS, a pesar de pretender contrarrestar con políticas mediáticas.

Acerca del autor:
Marco-Curi-
Marco Curi
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día