Siguenos en:
Sábado
 22 de Septiembre de 2018
Portada
La oposición no tiene fórmula para un eventual post-Dilma
La presidente de Brasil está arrinconada políticamente
La multitudinaria marcha en su contra tendrá un fuerte impacto sobre el impeachment.
Martes,  15 de Marzo, 2016
La-presidente-de-Brasil-esta-arrinconada-politicamente
Ref. Fotografia: Pese a las protestas, Lula afirmó que será candidato el 2018.

La presidente izquierdista de Brasil, Dilma Rousseff, amaneció ayer más arrinconada políticamente que nunca, un día después de que manifestaciones de proporciones históricas reclamaran su salida del poder en las calles del gigante sudamericano.

Más de tres millones de personas -1,4 en Sao Paulo-, según las cifras de la Policía, formaron el pasado domingo una impresionante marea opositora verde y amarilla, que serpenteó por un Brasil golpeado por la recesión económica y hastiado de las escandalosas revelaciones sobre el megafraude en Petrobras que manchan a la élite política y económica del país.

Impacto sobre el impeachment. "Fue un fin de semana muy malo para el Gobierno. Las manifestaciones se mostraron muy poderosas, mayores que en 2015. Es el peor escenario posible", dijo a la AFP Sergio Praca, politólogo de la Fundación Getulio Vargas de Río de Janeiro. 

"Lo ocurrido va a tener, sin ninguna duda, un impacto real sobre el proceso de impeachment. El precio de apoyar ahora a este Gobierno es muy oneroso y los políticos captan eso. Nadie va a querer hundirse junto al PT", añadió. 

Dilma Rousseff vive desde diciembre bajo la amenaza de un juicio político impulsado por la oposición en el Congreso, que acusa a su Gobierno de haber maquillado las cuentas públicas en 2014.

Lula será candidato en 2018. Ayer también se hizo público el contenido de la declaración de Lula ante la Policía Federal en el marco de la investigación de corrupción en Petrobras, episodio que crispó los ánimos entre opositores y defensores del exmandatario. 

"Yo, que estoy viejito, que estaba queriendo descansar, voy a ser candidato a la presidencia en 2018 porque creo que quienes cometieron un atrevimiento conmigo, van a tener que aguantar atrevimientos de aquí en adelante", dijo Lula, según el expediente judicial.

"Deberán tener el coraje de convertirme en inelegible", desafió. 

No hay fórmula para un eventual 'post-Dilma'. Sin embargo, Rousseff no necesariamente tiene la batalla perdida. Entre otras cosas, porque la oposición no ha encontrado la fórmula para un eventual "post-Dilma".

El líder y presidente del principal partido de oposición, el Partido de la Socialdemocracia Brasileña, Aecio Neves, no es un adepto incondicional del impeachment, que automáticamente colocaría al PMDB en el poder hasta 2018.

La semana pasada, Neves prefirió invitar a Rousseff a dimitir, "en un gesto magnánimo, de generosidad por el país".

Pero el proceso en curso en el Tribunal Superior Electoral (TSE) es incluso más lento y de resultado aún más incierto, que el de la destitución.

Rousseff, por su parte, afirmó rotundamente el viernes que no tenía "ninguna intención" de renunciar.

autor : AFP
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día