Siguenos en:
Martes
 25 de Septiembre de 2018
Portada
Su vida sacerdotal y el servicio pontificio
Francisco, el misionero de Cristo
Perfil del Santo Padre. Siempre con un mensaje de paz y esperanza para todos los seguidores de Dios.
Jueves,  9 de Julio, 2015
Francisco,-el-misionero-de-Cristo
Ref. Fotografia: Fue elegido pontífice. En el segundo día del cónclave, Mario Bergolio fue elegido Papa.

Hace dos años Jorge Mario Bergolio comenzó su vida pontificia tras ser elegido Papa después de la renuncia de su antecesor Benedicto XVI. Es una figura destacada de todo el continente y un pastor sencillo y muy querido en su diócesis, que ha visitado a lo ancho y a lo largo, incluso trasladándose en medios de transporte público en los quince años de ministerio episcopal.

Descubrió su vocación. Su vocación religiosa se despertó tras la confesión con un cura en la iglesia de San José de las Flores, cuando Jorge Mario tenía tan solo 17 años. A los 21 años después de caer gravemente enfermo, descubre su vocación definitiva e ingresó al seminario diocesano de Villa Devoto. El 11 de marzo de 1958 pasó al noviciado de la Compañía de Jesús. Completó los estudios de Humanidades en Chile y en 1963, al regresar a Argentina, se licenció en Filosofía en el Colegio San José, de San Miguel. Entre 1964 y 1965 fue profesor de Literatura y Psicología en el Colegio de la Inmaculada de Santa Fe y en 1966 enseñó las mismas materias en el Colegio del Salvador en Buenos Aires. De 1967 a 1970 estudió teología en el Colegio San José, y obtuvo la licenciatura.

Su vida como sacerdote. El 13 de diciembre de 1969 recibió la ordenación sacerdotal de manos del arzobispo Ramón José Castellano. Prosiguió la preparación en la Compañía de 1970 a 1971 en Alcalá de Henares (España), y el 22 de abril de 1973 emitió la profesión perpetua. En 1973 fue elegido provincial de los jesuitas de Argentina, tarea que desempeñó durante seis años. En marzo de 1986 se traslada a Alemania para ultimar la tesis doctoral; posteriormente los superiores le envían al colegio del Salvador en Buenos Aires y después a la iglesia de la Compañía de la ciudad de Córdoba, como director espiritual y confesor. Tras la muerte del cardenal Quarracino, le sucede, el 28 de febrero de 1998, como arzobispo, primado de Argentina. Como arzobispo de Buenos Aires diócesis de más de tres millones de habitantes piensa en un proyecto misionero centrado en la comunión y en la evangelización. Cuatro los objetivos principales: comunidades abiertas y fraternas; protagonismo de un laicado consciente; evangelización dirigida a cada habitante de la ciudad; asistencia a los pobres y a los enfermos.

Su iglesia. Francisco, que eligió el nombre del santo de los pobres, pide una Iglesia de los pobres y para los pobres La Iglesia es como un hospital de campaña después de la batalla. ¡Qué inútil preguntar a un herido si tiene colesterol! Hay que curarle las heridas.

Su primera exhortación apostólica se llama “La alegría del Evangelio” y en ella insta a los católicos a poner en marcha “la revolución de la ternura”. Persigue una etapa que se caracterice por la alegría, la renovación, el diálogo y el encuentro de una Iglesia con las puertas abiertas.

Los retos. En los dos años de papado Francisco ha levantado muchas expectativas.

Cumplir con ellas es, tal vez, su mayor reto de ahora en adelante.

Dos Papas. El 11 de febrero de 2013, Benedicto XVI comunicó su renuncia al pontificado de la Iglesia Católica: “He llegado a la certeza de que mis fuerzas, debido a mi avanzada edad, no se adecúan por más tiempo al ejercicio del ministerio petrino”. Es el primer papa de la Era Moderna que se retiró. Desde entonces, vive dedicado a la oración.

Regina Ortiz Flores rortiz@edadsa.com.bo
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día