Siguenos en:
Domingo
 8 de Diciembre de 2019
Portada
La dejaron abandonada en un contenedor
Segunda bebé abandonada en un basurero en pleno frío
Inhumano. Un guardia de seguridad del condominio Sevilla encontró a la niña llorando y la llevó a la Defensoría de la Niñez.
Martes,  7 de Julio, 2015
Segunda-bebe-abandonada-en-un-basurero-en-pleno-frio
Ref. Fotografia: Rescatada. La bebé abandonada fue ingresada a un centro para menores de la ciudad.

El contenedor de un basurero del condominio Sevilla, de la zona de San Aurelio, fue el sitio que eligió una desalmada madre, para dejar abandonada a su bebé recién nacida la madrugada del pasado lunes. Wilfredo Carballo López (35), de ocupación guardia de seguridad, en su ronda habitual a las 6:45 de la mañana, se percató de la presencia de la criatura tras escuchar un llanto desconsolado que salía del interior de una bolsa negra del contenedor. 

El hombre contó que cuando se acercó al basurero del condominio, la bolsa comenzó a moverse por lo que se acercó y se encontró con la recién nacida que lloraba de frío y hambre.

Preocupante. El guardia, al verse con semejante cuadro, optó por avisar a sus colegas y trasladar a la criatura hasta la Defensoría de la Niñez y Adolescencia de la zona norte. Minerva Guerrero, funcionaria de esta repartición municipal, explicó que la bebé se encuentra en perfectas condiciones y se cree que sea de al menos 10 días de nacida. “Es una situación muy triste y preocupante para nosotros que se decida abandonar un bebé recién nacida en una noche fría. No sabemos las razones por las cuales algunas madres asumen estas determinaciones cuando pueden apersonarse a la Defensoría para recibir orientación y asesoramiento”, dijo la profesional, aclarando que la niña será ingresada a un centro de acogimiento. 

En la zona ningún vecino afirmó haber visto nada extraño, menos observar la presencia de una mujer con un bebé en brazos.

Antecedentes. El pasado 29 de junio en el barrio Satélite Norte, un bebé de sexo masculino de apenas dos días de nacido fue abandonado cerca a la medianoche en la puerta de un domicilio, cubierto con una colcha. Un hombre que no podía dormir encontró al bebé llorando en la puerta de la casa de su hija. La criatura se encuentra en un centro para menores.