Siguenos en:
Miércoles
 19 de Septiembre de 2018
Portada
Encuesta de OPDOP
Un 87% de los bolivianos cree que el narcotráfico y consumo aumentaron
Viernes,  26 de Junio, 2015
Un-87%-de-los-bolivianos-cree-que-el-narcotrafico-y-consumo-aumentaron

El 87% de los bolivianos encuestados en un estudio promovido por el Observatorio Latinoamericano de Políticas de Drogas y Opinión (OPDOP), siente que el narcotráfico y la disponibilidad de cocaína en las calles ha crecido en los últimos cinco años. Pero sólo un 2% indicó haber consumido cocaína en los últimos años, y un 1% pasta base, cifras que se encuentran entre las más bajas de toda América Latina.

Así lo revela un reciente estudio del OPDOP para Asuntos del Sur, el primer barómetro dedicado a la temática de políticas de drogas en la región y realizado en alianza con importantes centros de investigación en la región.

El Estudio Anual sobre Política de Drogas y Opinión Pública 2014-2015 al que accedió ANF, muestra que el consumo de la marihuana es considerado por los entrevistados de Bolivia casi tan peligroso como el uso de otras drogas ilegales como cocaína y la pasta base, y el 94% de los bolivianos lo vinculan a la comisión de actos delictivos.

Según los hallazgos del estudio que tomó como muestra a 995 personas entre jóvenes y adultos, Bolivia es el país que menor aprobación del continente tiene el uso, tanto recreativo como medicinal, de la marihuana, a pesar de que éste crece con respecto al año pasado. Por otro lado, la despenalización de la producción, comercio y uso de drogas pierde respaldo.

En el caso de la disponibilidad de cocaína, el 74% de los encuestados de la región consideró que aumentó, teniendo especial relevancia Bolivia (88% cree que el consumo de cocaína aumentó), seguido de Argentina (87%); Chile (82%) y Costa Rica (80%). En la mayor parte de los países, la percepción de aumento es más alta entre los mayores de 35 años respecto de los jóvenes.

En el caso de la disponibilidad de marihuana, a nivel regional el 78% de los encuestados sostiene que ha aumentado, destacando los casos de Argentina (90%), Bolivia (87%), Costa Rica (85%), Chile (83%) y Uruguay (82%).

Al contrastar por año, la mayor parte de los países se mantiene estable en una alta percepción de aumento del narcotráfico. Sin embargo, destacan los casos del El Salvador y Colombia, ya que en el primero se produjo un descenso desde el 82% al 60%, mientras que en el segundo, del 42% al 33%.

El país con menor percepción de aumento de disponibilidad de otras drogas es El Salvador (66%). Exceptuando México, Perú y Colombia, la mayor proporción de percepción de aumento de disponibilidad de otras drogas se encuentra en los mayores de 35 años.

Según refleja el barómetro, el uso de drogas en Bolivia es visto con gran preocupación y considerado un problema de seguridad ciudadana por la mayoría de los ciudadanos. Las tendencias en el país son diametralmente opuestas a lo que sucede en el resto de la región, donde el tema de las drogas es considerado, cada vez en mayor medida, un tema de salud pública. Bolivia tiene la posición más conservadora y restrictiva.

Al contrastar por año, la mayor parte de los países se mantiene estable en una alta percepción de aumento del narcotráfico. Sin embargo, destacan los casos del El Salvador y Colombia, ya que en el primero se produjo un descenso desde el 82% al 60%, mientras que en el segundo, desde el 42% al 33%.

A la pregunta ¿Piensa que el consumo de drogas debiera ser un derecho individual?, la respuesta en Argentina, Bolivia y Chile, muestra que los jóvenes han disminuido su propensión a sostener que el consumo de drogas debiese ser considerado como un derecho individual, mientas que en Colombia, México y El Salvador se aprecia un aumento en esta variable. De un 43% de respaldo que tenía la consulta el 2012 en el país, este disminuyó al 33% en 2015.

En el estudio participaron entidades como el Centro de Investigación de Drogas y Derechos Humanos (CIDDH), el Centro de Estudios Cuantitativos de la USACH, el CESED de la Universidad de los Andes, Friedrich Ebert y la Asociación Costarricense para Estudios e Intervención de Drogas (ACEID), entre otros.

Estas tendencias según el estudio, muestran la diversidad de las realidades sociales en América Latina, pues suceden después de que Bolivia se convirtiera, en paradigma del desafío al régimen internacional de drogas por dos razones: la despenalización del uso consuetudinario del acullico de la hoja de coca en contra de las convenciones internacionales de drogas y su posterior admisión en las mismas con la excepción del acullico, además de la expulsión del país de los programas del USAID y de la Administración de Control de Drogas (DEA).

Además, se dan un momento en el que varios países latinoamericanos, juegan un importante papel preparación de las discusiones que tendrán lugar en la Sesión Especial de la Asamblea General de Naciones Unidas (UNGASS) en abril de 2016, cuando la Asamblea General se reunirá a discutir un nuevo enfoque de políticas de drogas a nivel internacional, respondiendo a un llamado hecho por los presidentes de Colombia, México y Guatemala en el 2012.

En Bolivia, el estudio estuvo a cargo de la Fundación Friedrich Ebert, y estuvieron a cargo del informe los investigadores Juan Carlos Campero y Carlos Aldana.

autor : ANF
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día