Siguenos en:
Lunes
 14 de Octubre de 2019
Portada
Líderes de la marcha reprimida están perseguidos y Llorentty a quien señalan que dio la orden fue nombrado embajador
Chaparina: ¿las palomas contra las escopetas?
Conflicto. Analistas y políticos consideran que Sacha debe dejar el cargo y rendir cuentas por la violenta desactivación de la 8va marcha.
Domingo,  18 de Agosto, 2013
Chaparina:-¿las-palomas-contra-las-escopetas?
Ref. Fotografia: Chaparina. La brutal represión policial marcó para toda la vida a cientos de familias de los indígenas que defendían el Tipnis.

Para analistas, opositores y dirigentes indígenas críticos con el Gobierno, el premio a la represión para Sacha Llorentty ha sido el nombramiento como embajador de Bolivia ante la ONU.

Sostienen que por un lado, el exministro de Gobierno se mantiene como diplomático, a pesar de que hay una acusación de Boris Villegas, exfuncionario de este Ministerio, de que fue Sacha el autor intelectual del operativo en Chaparina.

Y en el otro lado, tres dirigentes originarios que encabezaron la octava marcha reprimida aquel fatídico 25 de septiembre de 2011,  se encuentran refugiados en la Subcentral Tipnis, debido a las órdenes de aprehensión emitidas por la Fiscalía, en el proceso que les sigue el dirigente del Conisur Gumercindo Pradel por supuesta agresión.

Reclusión vs el lujo.
El presidente de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob), Adolfo Chávez, quien junto con Fernando Vargas y Pedro Nuni está refugiado en las oficinas del Tipnis, dijo que se observa dos realidades la reclusión versus el lujo.

La reclusión es la que ellos están soportando desvinculándolos de sus familias, atentando contra lo que manifiesta la OIT y la Constitución Política del Estado, que debe haber un respeto mutuo entre la justicia ordinaria y la originaria o comunitaria.

Según Chávez, situación diferente vive Llorentty; él considera que está en medio de lujos al moverse hoy en el ambiente diplomático de las Naciones Unidas, hablando de derechos humanos a nombre de Bolivia, cuando ha sido su principal verdugo.

Piden detención de Sacha. En la misma línea, el coordinador de Fortalecimiento Político de la Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas (CAOI), Rafael Quispe, presentó un memorial pidiendo la detención de Llorentty.

“No hay duda de quien dio la orden de la represión fue Sacha (Llorentty), es por eso que lo nombran como embajador ante las Naciones Unidas para excluirlo del proceso”, afirmó.

Por eso, pide que el Ministerio Público haga la imputación formal y detención y que se le investigue al fiscal José Ponce, quien excluyó al exministro de Gobierno.
 
Cuestión de moral. Además, el presidente de la Asociación Boliviana de Derechos Humanos, Víctor Hugo Velasco, mencionó que por moral el Gobierno debería replegar del cargo al actual Embajador de las Naciones Unidas.

Con el objetivo de que sea la justicia, la que pueda determinar la situación jurídica, ya que según Velasco, Llorentty violó la Constitución y los derechos humanos.

Por eso sostuvo que el peor error de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos, fue tenerlo como su presidente y similar situación pasa como representante de las Naciones Unidas.

¿Goza de protección Sacha?. Para la analista política, Jimena Costa, el vicepresidente Álvaro García Linera fue cómplice de Llorentty, porque desde un principio conocía quién dio la orden para reprimir.

“Con las declaraciones de Boris Villegas, nos muestra claramente que el exministro de Gobierno, dio la orden de la represión en Chaparina contra los indígenas'”, afirmó la politóloga.

Dijo que esto lleva a una reflexión, en el sentido de que la persecución a los indígenas forma parte de la descomposición del “Pacto de Unidad”.

Esto significa que una vez que Evo Morales llega al poder, se provoca la división entre originarios con las llamadas trillizas, compuesta por campesinos, interculturales y las mujeres Bartolina Sisa.

Se debe abrir una investigación. El politólogo y comunicador, Napoleón Ardaya, sostiene que si el Gobierno quiere dar muestra de transparencia, se debe abrir una investigación seria contra Sacha Llorentty.

Indicó que el Ejecutivo no dio muestras de voluntad, a pesar de que no es la primera vez que se menciona al actual embajador en la mencionada represión.

Referente a la reclusión de los indígenas, manifiesta que hay un doble discurso gubernamental, porque por un lado no se facilita el proceso de investigación sobre un caso, pero en otro donde hay afectados afines del MAS, se procede de forma inmediata.

Buscan desprestigiar la imagen de Evo. Ante estas declaraciones, la senadora del Movimiento Al Socialismo, Amalia Antonio, remarcó que el interés de la oposición es desprestigiar la imagen del presidente Evo Morales.

“Algo que no se puede tapar ni esconder, es que Chávez y su cúpula, son financiados por ONG's y su interés es conformar un partido político o plegarse a que lo inviten a ser candidato a la Presidencia o Vicepresidencia”, afirmó. Indicó que detrás del actuar de Chávez, Nuni y Vargas son los partidos y agrupaciones de derecha, como UN, Verdes y Primero El Beni y es por eso que desde un inicio han hecho show y denigran al mandatario.

Además, dijo que el peor dolor de la oposición es que no volverán al Gobierno por un buen tiempo, por eso acusan que la justicia está siendo manejada por el MAS, cuando fueron ellos en un inicio los que siempre manipularon al Poder Judicial.

La máscara se les cayó. Mientras que el diputado de Convergencia Nacional (CN), Luis Felipe Dorado, exclamó que la máscara indigenista del Gobierno se cayó por completo y quedó al descubierto la verdad.

Comentó que es un régimen creado por y para el cultivo de coca, que en grandes cantidades va a parar al narcotráfico. Aseveró que ese es el fondo del asunto en el tema del Tipnis, donde el Gobierno se juega por los intereses del Chapare que buscan extender la frontera cocalera hacia el Isiboro Sécure, a costa de las comunidades nativas que viven en ese parque nacional. “Así se da la paradoja de que quienes reprimen a los indígenas terminan premiados con cargos de privilegio en el exterior, mientras que los dirigentes de la Cidob parece que tendrán que seguir el camino del senador Róger Pinto, pidiendo asilo en las embajadas”, manifestó.

Convergencia. A
simismo, la senadora de CN, Jeanine Áñez, dijo que hay un encubrimiento total de las autoridades gubernamentales, contra aquellos que ejecutaron la represión en Chaparina. Considera que Llorentty debe volver a Bolivia para esclarecer las denuncias.

Hechos y represiones

Chaparina.  El 25 de septiembre de 2011, más de 400 efectivos policiales arremetieron de forma brutal y violenta contra los originarios que estaban marchando en defensa del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis).

La Paz.  En la novena marcha, los indígenas fueron reprimidos nuevamente por los efectivos policiales que fueron atacados con agua fría y gases lacrimógenos.

Además, a muchas personas se les arrebató por la fuerza sus carpas donde hacían vigilia.

Marcha Conisur. El Gobierno avaló una marcha del Consejo Indígena del Sur (Conisur) o zona colonizada del Tipnis, para aprobar la Ley de Consulta en el  Parque para que pase la carretera, a pesar de que ya se había aprobado la que impedía.

Consulta en el Tipnis. El Gobierno desplazó encuestadores en el territorio empezando por la zona colonizada del Conisur.

Hubieron muchas críticas por el modo en que se encaró el proceso de consulta, porque aparecieron más comunidades.

Resistencia. Los originarios del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis), templaron en Gundonovia dos hebras de alambre de púas de punta a punta del río Isiboro, para evitar el ingreso de los encuestadores de la Consulta.

Pradel y la justicia comunitaria.  De forma inconsulta, el titular del Conisur se metió con gente afines al MAS a la comunidad San Pablo del Tipnis, para derrocar a Fernando Vargas, por lo que fue castigado por los lugareños con seis chicotazos.

Refugiados.  Fernando Vargas, Adolfo Chávez y Pedro Nuni, se refugiaron en las oficinas de la Subcentral Tipnis, una vez que salieron las órdenes de aprehensión por la agresión contra Gumercindo Pradel.

Villegas
'Es necesario que hagamos show en Chaparina'

Declaración. En una nota publicada por la agencia Erbol, el exdirector de Régimen Interior, Boris Villegas, reveló a dos fiscales que investigan el caso Chaparina -desde el Penal de Palmasola- que el exministro de Gobierno, Sacha Llorentty, dio la orden para reprimir a la VIII marcha Indígena del Tipnis y que había que “armar un show” con policías heridos. La determinación de la represión de uniformados fue transmitida por Villegas a la tropa policial que se encontraba en Chaparina, luego de los forcejeos que hubo el 24 de septiembre donde estuvo el canciller David Choquehuanca. Villegas, acusado en el caso Red de Extorsión, reveló que en el caso Chaparina, el exministro Llorentty promovió un “show mediático” con policías heridos para justificar la represión. “Busca a los que están más jodidos, 5 o 6 policías y embarcarlos en el mismo avión con el canciller”, le había dicho Llorentty a Villegas.