Siguenos en:
Martes
 20 de Agosto de 2019
Portada
Ojo Centinela
La justicia por celular, la nueva modalidad
Lunes,  3  de Diciembre, 2012

L a desarticulación de la red de extorsión y chantaje que operaba por medio de los asesores legales de los ministerios de Gobierno y la Presidencia nos ha dejado estupefactos.

No porque se haya desconocido de las presiones que ejercían sobre jueces, fiscales y policías o porque los obligaban a cambiar sus fallos o a torcer la ley alegando que se trataba de asuntos de Estado.

Sino porque ahora todos quieren ser los abanderados que lucharon denodadamente para poner el cascabel al gato.

Y me imagino que para el Gobierno la tarea debe ser difícil porque los tres funcionarios involucrados, Rivera, Rodas y Antezana, eran los alfiles que hacían el denominado “trabajo sucio”, vale decir mantener a raya a los opositores con juicios y obligando a los magistrados a que no les permitan ningún tipo de concesiones.

Por eso  hay casos emblemáticos como el del dirigente chaqueño Felipe Moza cuya audiencia de cesación de la detención se ha suspendido 33 veces así como la audiencia conclusiva de Gustavo Torrico, un ex viceministro de gobierno que aparece implicado con el alemán Dirk Smitdt en supuestos cobros a menonitas, que por haber estado en el interior ha empezado a develar cómo funcionaba la maquinaria de la presión y le ha preguntado si el presunto cabecilla Rivera sigue manejando la justicia desde su celular.

O por qué razón el exprefecto de Pando, Leopoldo Fernández lleva más de tres años detenido, igual que los involucrados en el caso Rózsa, porque precisamente la justicia que no es pronta no es justicia y porque en ambos se han pasado el tiempo de plazo que establece el Código de Procedimiento Penal para archivar obrados.

Por eso, el caso Ostreicher marcará un antes y un después no solo en la justicia, sino también en el Gobierno.

En el caso de la justicia será difícil que jueces y fiscales obedezcan ciegamente lo que les manda uno de los emisarios del Gobierno y por el otro lado, para el Ejecutivo le resultará difícil encontrar nuevos operadores judiciales para manejar los casos que considera de 'Estado' como el de Porveinir, Rózsa, gastos reservados con todos sus capítulos, entre otros.

Y este caso nos debe enseñar a que debemos volver al Estado de derecho, al respeto al ordenamiento jurídico porque no se pueden seguir maquillando los casos o fabricándolos cuando se trata de perseguir a los opositores.

Mientras tanto, el dilema es ahora, y quién cierra la puerta de la cárcel, pues a nivel nacional deben ser pocos los jueces o fiscales que no hayan sido presionados u obligados a hacer algo que estos personajes les mandaban.

Eso a nivel inferior porque para arriba los ministros han dicho que ahí se corta la cadena de mando y que ellos actuaban solos cuando se trataba de extorsionar, pero vaya uno a saber si ellos hablan y revelan alguna que otra sorpresita.

El autor es periodista y abogado.
 

Acerca del autor:
Roberto-Mendez-
Roberto Mendez
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día