Siguenos en:
Martes
 10 de Diciembre de 2019
Portada
Casos: Dos en El Alto y otro en Santa Cruz
Preocupa la práctica de linchamientos en el país
Casos. Se registraron tres hechos en menos de dos días. En El Alto una persona fue ajusticiada.
Martes,  20 de Marzo, 2012
Preocupa-la-practica-de-linchamientos-en-el-pais
Ref. Fotografia: Marcha. Vecinos del municipio de Ancoraimes piden justicia por el asesinato de la concejal Juana Quispe. Hay violencia generalizada.

El linchamiento, entendido como un "acto de justicia por mano propia" o "justicia comunitaria", rebrota y preocupa en el análisis de la población y los entendidos en la materia. En dos días sucedieron tres hechos en el país, el primero sucedió el domingo cuando un menor fue rescatado por su propia madre en momentos en que era flagelado por unos enardecidos vecinos del barrio Totaitú, de la zona norte de la ciudad, supuestamente por haber robado unos pantalones.

Otro caso ocurrió en la comunidad alteña de Chúa, donde tres sujetos peruanos acusados de estafa fueron rescatados por la Policía  en un hecho con tintes xenofóbicos. Pero el más grave sucedió en la misma ciudad de El Alto, donde ajusticiaron a un delincuente, al que primero vistieron de pollera, a manera de agravio.

"Eso es grave, el Estado no nos da garantías ni a unos ni otros. Hay normas establecidas que se cumplen para unos y para otros no. Eso explica en parte lo que sucede", reflexiona Rocío Rivas Füchner, docente de Psicología.

Crisis de credibilidad. En el análisis, los entendidos en el tema señalan que este fenómeno tiene que ver con una justicia colapsada en leyes y normas que no se cumplen, con una policía alejada de su población, con un gobierno que en lugar de alentar credibilidad en la justicia la politiza y como resultado de todo ello se tiene una sociedad que va invirtiendo sus valores. "Hay una crisis de valores", enfatiza Rivas.

Un caos de identidad. Según  William Paniagua, ex fiscal de Distrito, todos estos hechos forman parte de una suerte de "complicidad colectiva", donde el gobierno en lugar de parar, equivocadamente los está alentando hacia la justicia comunitaria, que busca salidas colaterales al gran problema de la falta de credibilidad en el sistema judicial. "Muchísimos de los hechos de linchamiento han quedado en la impunidad. A eso se asocia la crisis de nuestra justicia, que se agudiza en estos tiempos", dijo, en referencia a manifestaciones incluso cargadas de xenofobia y racismo.

Casos
Tres hechos con un denominador común

Menor: Ocurrió el domingo cuando un menor, acusado de haber robado pantalones,  fue encontrado amarrado en el tronco de un árbol recibiendo una "tunda" de enardecidos vecinos del barrio Totaitú. Fue rescatado por su madre. El joven formaría parte de una pandilla.

El Alto. Una turba de aproximadamente 400 vecinos de la zona Villa Ingenio, distrito municipal 13 de El Alto, linchó el domingo a un presunto antisocial, vestido de pollera de "chola". Y el viernes tres sujetos peruanos fueron rescatados por la Policía en Chúa, El Alto .

Punto de vista

Nicolás Castellanos
Fundación Hombres Nuevos

"Ninguna justicia debería estar manipulada"

"Tenemos que profundizar en las causas que nos llevan a estos hechos. Para mí, el primero de todos que tendría que tomar conciencia de esta realidad es el gobierno. Juntamente con el gobierno serían todas las iglesias, las universidades, en los colegios, la familia, debería ser un tema de primer orden el problema de la violencia. Hay que hacer compromisos por parte de todas las instituciones. Para ello debe haber una voluntad política  para ver todos estos problemas.

Por otra parte, la escuela y los colegios deberían orientar su manera de enseñanza hacia la búsqueda y profundización de nuestros valores más fundamentales. Yo no creo tanto que sea xenofobia lo que ocurre. Hay una desconfianza hacia la justicia. Ninguna justicia debería estar manipulada por un partido político o desde el gobierno".