Siguenos en:
Sábado
 24 de Junio de 2017
Portada
Según abogado de Zapata
El niño de Evo y Gabriela era un 'secreto de Estado'
Acuerdo. Afirma que la comunicación entre el Presidente y su expareja fue fluida incluso hasta los primeros meses del año.
Sábado,  26 de Marzo, 2016
El-nino-de-Evo-y-Gabriela-era-un--secreto-de-Estado-
Ref. Fotografia: Zapata. Se encuentra desde el pasado jueves, recluida en la cárcel de mujeres de Miraflores (La Paz).

La existencia del niño como fruto de la relación del presidente Evo Morales y Gabriela Zapata, exejecutiva de la empresa china CAMC, a lo largo de todos estos años fue manejado y sostenido desde el gobierno como "un secreto de Estado", aseguró a El Día,  Eduardo León, abogado de la expareja del mandatario.

"Ella ha afirmado que Evo le pedía permanentemente que se guardara la identidad del menor y que no se dé a conocer públicamente y menos ser expuesto ante la opinión pública, convirtiéndolo en una cuestión y secreto de Estado", señaló León. 

El argumento para sostener esta situación habría sido, en la primera instancia de gobierno 2006-2009, para cuidar la seguridad del menor en una coyuntura sociopolítica de confrontación que vivió el país en ese periodo. "Por ese conjunto  de hechos del caso Porvenir, entre otros, se habría tomado recaudos para la seguridad del niño", argumentó León.

Una causa difícil. Según el jurista, por esa causa la relación de Zapata con el Presidente, a lo largo de estos años fue accidental, pese a la frecuencia con que estuvieron comunicándose, incluso hasta los primeros meses de este año.  Se tuvo al niño, con la condicionante de vivir en el misterio o sencillamente a decir que el bebé no existe, bajo el argumento que eso dañaría profundamente la imagen del Presidente y el proceso de cambio, agrega León.

En ese ámbito, enfatiza el abogado de la defensa de Zapata, era de conocimiento absoluto del jefe de Estado la existencia del niño, independientemente de las obligaciones y responsabilidades que implican una situación de esa naturaleza.  

"La señora Zapata, ha sido condicionada no solamente a que el niño no se muestre sino a que siga el jueguito de que el niño no existe o nunca ha existido", narró León a El Día.

El punto de inflexión. El detonante a todo este misterio habría sido el 4 de febrero, cuando Carlos Valverde, a través de su programa de televisión develó la existencia de un niño como fruto de la relación del Presidente con Gabriela Zapata, entonces gerente de la empresa china CAMC, firma que se adjudicó al menos siete contratos del Estado, por más de $us 500 millones. Ese hecho abrió una investigación sobre un supuesto tráfico de influencias.

Según León, como consecuencia de esa develación que supuso para la opinión pública, una denuncia escandalosa, es cuando el Presidente y el propio gobierno le piden a Zapata que ella debe dar por "inexistente" al niño, solo bajo un argumento político.  

"En su condición de madre, no podía hacer desaparecer al niño, por un tema netamente político. Por esa situación ella se negó y a causa de eso, ahora está pagando todo este proceso de detención, amenazas y vejaciones", señaló. 

Reacciones. La diputada Norma Piérola señaló que el rumbo que empieza a develarse sigue siendo preocupante, más por la actitud de la señora Gabriela Zapata en no hacer conocer toda la verdad de este desenlace, por su actitud de proteccionismo al gobierno. "Preocupa, cómo esta señora por encima de la vida de su hijo se prestó a encubrir la verdadera realidad en el que estaba metido el gobierno", señaló.

"Estamos investigando esos aspectos, porque tenemos testimonios", señaló Piérola al referirse a las dudas que se han expresado públicamente sobre la edad que tenía Zapata cuando inició su relación con el primer mandatario.

El jueves, Zapata, fue trasladada del Centro de Orientación Femenina de Obrajes (COF) a la cárcel de Miraflores, con el argumento de que causaba zozobra y malestar entre las internas y además por el riesgo para su seguridad que ella misma advirtió.

Abogado
Ve extraño el silencio de NNUU, DDHH y Defensor del Pueblo 

 

Protesta. Eduardo León, abogado de Gabriela Zapata, hizo público ayer su malestar por el silencio 'cómplice' que mantienen tanto el Alto Comisionado de las Naciones Unidas, Derechos Humanos de Bolivia y el Defensor del Pueblo. "Es lamentable que no se hayan pronunciado sobre los vejámenes, atropellos y discriminación que sufre la señora Zapata". dijo

Quejas. León informó que se está preparando los elementos necesarios para plantear demandas internacionales respecto a los abusos que sufre su defendida. "Vamos a hacer conocer al Papa", dijo.

Acerca del autor:
Ismael--Luna-Acevedo
Ismael Luna Acevedo
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día