Siguenos en:
Viernes
 22 de Noviembre de 2019
Portada
Nueva ley controlará utilidades del sector
El Estado quiere el 50% del rédito de los Bancos
Cifras. En 2012 este sector reportó utilidades por $us 186 millones. El resto del sistema generó solo $us 35.7 millones.
Sábado,  16  de Febrero, 2013
El-Estado-quiere-el-50%-del-redito-de-los-Bancos
Ref. Fotografia: Norma. El Art. 98 da períodos de gracia y 115 dice que las financieras destinarán parte de sus utilidades para función social.

A través de la nueva Ley de Servicios Financieros el Estado busca controlar el 50% de las utilidades generadas por los bancos y demás entidades financieras del país. Así lo hizo conocer ayer el vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera,  según informe de la agencia estatal de noticias ABI.

La nueva ley se debate en el Congreso Nacional, pretende regular el crecimiento de las  financieras,  prevé el control de tasas de interés y da plena potestad a la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI), para definir el grado de expansión de las reguladas.

El proyecto fue presentado por el Gobierno al sector privado que observó 11 artículos de la norma.

Control. El jefe de Estado dijo a ABI que cerca al 50% de las ganancias de la banca deben quedar en manos del Estado, en el marco de la regulación estatal en las tasas de interés. En contrapartida, García, dijo que el Gobierno mantendrá la estabilidad del sistema financiero, garantizará los recursos, la propiedad, el funcionamiento, la seguridad y los recursos de cada uno de los ahorristas.

El control de la tasas de interés fue observado por los representantes de los bancos e entidades financieras en una reunión sostenida el jueves con el ministro de Economía, Luis Arce, en el que este último rechazó las observaciones hechas por los banqueros.

Ante esto el mandatario señaló que los “banqueros”, “han ganado buen dinero, pero esas ganancias tienen que compartirla con los bolivianos. En ningún momento es una agresión al sistema de bancos, al contrario, es saber utilizar de manera social y benéfica los ahorros de los bolivianos”, dijo. Sin embargo, dejó abierta la posibilidad de modificar mediante el diálogo la polémica norma.

Asoban calla.
Se envió un cuestionario a la Asociación de Bancos Privados de Bolivia para conocer una versión oficial, pero desde esta entidad indicaron que no podían atender la consulta.

En 2012, según datos de la ASFI, solo la banca reportó utilidades por $us 186 millones.

El resto del sistema facturó $us 35.7 millones en esa gestión.

Punto de vista

Armando Méndez
Expresidente del Banco Central

"El Gobierno se está equivocando"

El Gobierno se está equivocando en esta materia, sin duda alguna tiene buenas intenciones al querer controlar las tasas de interés y cree que controlando donde se dirige el crédito la economía va avanzar mejor, pero no es cierto.

Estas medidas ya se habían aplicado hasta el año 1985, incluso  el Gobierno decidía dónde hacia qué sectores se iban a prestar el dinero, y fue un fracaso.

El tema de las tasas de interés es muy complejo porque hay mercados diferentes y dependiendo del tamaño de cada institución, algunas puedan dar tasas más bajas y otras más bajas. Es un negocio muy variado complejo y competitivo.

Arts. cuestionados

• Artículo 23. Varios incisos de este artículo, dan plena potestad a la ASFI para controlar al sector. En su inciso d,  da poderes  al ente regulador para "Definir el grado de crecimiento y expansión del Sistema Financiero, su cobertura, características y otros aspectos que garanticen el acceso de todas las bolivianas y bolivianos a servicios financieros".

• Artículo 60.  Las tasas de interés activas serán reguladas por el Órgano Ejecutivo del nivel central del Estado mediante Decreto Supremo, estableciendo para los créditos destinados al sector productivo y vivienda social límites máximos dentro de los cuales las entidades financieras podrán pactar con sus clientes en el marco de lo establecido en la presente Ley.

• Artículo 61.  La ASFI establecerá niveles máximos de comisiones, tarifas y otros cargos que las entidades financieras podrán cobrar a los consumidores financieros por las operaciones y servicios prestados.