Siguenos en:
Miércoles
 25 de Noviembre de 2020
Portada
Entrevista: Nelson Villalobos, Cargo: Secretario Ejecutivo de Asoban
'La ley llevará a un deterioro de la cultura de pagos'
El sistema bancario es el más preocupado por la situación, mientras sectores económicos anuncian medidas de presión.
Lunes,  24 de Agosto, 2020
-La-ley-llevara-a-un-deterioro-de-la-cultura-de-pagos-

El pasado 12 de agosto, el Senado en la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), sancionó la Ley 720 para el diferimiento de pago de los créditos del sistema financiero hasta el 31 de diciembre, para su respectiva promulgación en el Ejecutivo. Pasaron 12 días y no hay tal situación. 

Al contrario, cuatro sectores económicos del país: los transportistas, gremiales, productores del agro y las juntas vecinales, reclaman al Gobierno que la presidenta Áñez promulgue la norma. 

Ante este panorama, Nelson Villalobos, secretario ejecutivo de la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (ASOBAN), en contacto con El Día no solo reitera su desacuerdo con la Ley, sino que alerta un serio riesgo en el normal desenvolvimiento del sector. 
 
P. ¿Qué posición asume ASOBAN ante la nueva medida? 
N. V.: Como ha sido expresado hace días atrás, la medida, al igual que las anteriores, no considera las particularidades de las operaciones, afectando la cultura de pagos al alcanzar a prestatarios que cuentan con las condiciones de continuar cumpliendo con sus obligaciones crediticias. 

El sistema bancario realiza reprogramaciones y refinanciamientos en función de la situación de cada prestatario, analizando las distintas alternativas. Por ello, desde la visión de la banca, una norma general no es lo más recomendable, sino permitir que el sector, empleando la tecnología con la que cuenta y su experiencia, otorgue al cliente opciones. 

Para el sector bancario es importante colaborar a sus clientes para que logren cumplir con sus obligaciones, y así posteriormente se destinen esos recursos hacia nuevas operaciones, como parte de su función principal de intermediación de recursos.   

P. ¿Esto afectará la sostenibilidad del sistema financiero?
N. V.: Este tipo de medidas prolongan el efecto de la reducción de recursos líquidos que ingresan al sistema bancario, los que posteriormente son empleados para continuar colocando créditos a quienes lo demandan. 
Un sistema financiero que no cuenta con recursos frescos para ser intermediados hacia los distintos sectores, no puede aportar en la reactivación económica tan relevante en este momento. El dinamismo del sector favorece a la recuperación de los sectores afectados por la crisis.

La eficiente gestión de las entidades bancarias ha permitido que actualmente se constituyen en instituciones fortalecidas y confiables. No obstante, este tipo de medidas limita su capacidad de continuar dinamizando el crédito y aportando al crecimiento económico del país.

P. Si se promulga la ley, ¿qué les preocupa más?
N. V.: La ley plantea dificultades a la banca para inyectar recursos para la reactivación económica. En la actual situación, las empresas y la población en general requieren de recursos para poder emprender y llevar adelante sus actividades económicas. 

Asimismo, la crisis sanitaria y su efecto en la economía, así como la coyuntura electoral, han generado un entorno de incertidumbre en los actores económicos. Esta ley agrega mayor incertidumbre, además de haber sido sancionada con criterios políticos y electorales de corto plazo, sin contemplar sus potenciales efectos sobre el sector, ni el actual andamiaje jurídico y constitucional.

P. ¿En algún momento, fueron convocados por la ALP?
N. V.: Ninguna bancada, ni comisiones de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) ha convocado a ASOBAN para conocer los efectos que esta ley ocasiona, como tampoco fueron atendidas las reuniones solicitadas. 

P. ¿Cómo cataloga el desempeño del sector al primer semestre?
N. V.: A julio de 2020 se observa que la cartera creció 3,8 % en relación a julio de 2019, alcanzando a USD 24.647 millones. Los depósitos crecieron 5,1 %, situándose en 26.966 millones, su crecimiento fue impulsado particularmente por Depósitos a Plazo Fijo. Como se aprecia, la cartera registró el menor crecimiento en varios años, lo que se vincula con la reducción de liquidez que experimenta el sistema a raíz de los continuos diferimientos, así como el aumento del riesgo de varios sectores económicos. 

P. ¿Hay temor que, con esta nueva medida, la mora crezca?
N. V.: Al mes de julio la cartera en mora alcanzó a USD 485 millones, registrando un crecimiento de 7,7 % en relación a julio de 2019. En términos de índice se situó en 1,97 %, manteniéndose en niveles reducidos. En perspectiva, sí se espera que la mora se incremente, pues las continuas medidas de diferimiento no garantizan que una vez finalizado ese periodo los prestatarios se encuentren en condiciones de continuar realizando sus pagos. Por ello, debería ser labor de los bancos analizar las operaciones que podrían encontrarse enfrentando dificultades y otorgarles de manera oportuna un plan de pagos que se adecúe a sus nuevas condiciones. Las medidas de diferimiento solo postergan los efectos a observarse más adelante en la cartera en mora.   

P. ¿Interpondrán algún recurso legal al Tribunal Constitucional?
N. V.: En este momento se están evaluando todas las acciones posibles que se disponen en el marco normativo; la impugnación es una de las alternativas, aunque se espera que el Órgano Ejecutivo, en uso de sus funciones analice cuidadosamente los efectos de esta normativa.

P. ¿A qué atribuyen, que este tema haya tenido tantos cambios?
N. V.: Es atribuible particularmente a elementos de índole política, que a través de órganos del Estado han otorgado una interpretación particular a la normativa, derivando en modificaciones con visión de corto plazo, sin medir los efectos de mediano y largo plazos. 

Desde ASOBAN se ha indicado desde el inicio de la cuarentena que los bancos están dispuestos a acordar con sus clientes las formas y plazos de pago en función a su situación laboral y económica. De hecho, los bancos lograron importantes avances con sus clientes en la reprogramación de sus deudas, acordando los caminos y las formas de reprogramar sus deudas, entre las que se han incluido periodos de gracia, entre otros mecanismos.

"La solidez y fortalece del sistema ha sido alcanzada gracias a la gestión interna de los bancos, reinvirtiendo anualmente 50 % de las utilidades generadas”.

 

Acerca del autor:
Ismael--Luna-Acevedo
Ismael Luna Acevedo
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día