Siguenos en:
Sábado
 7 de Diciembre de 2019
Política
Al exministro y exembajador
Piden a Llorenti retornar al país para responder por caso Caranavi y Chaparina
Viernes,  15  de Noviembre, 2019
Piden-a-Llorenti-retornar-al-pais-para-responder-por-caso-Caranavi-y-Chaparina
Ref. Fotografia: Sacha Llorenti. Foto: EFE

El abogado Jorge Quiroz pidió al exministro y ahora exembajador de Bolivia ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), Sacha Llorenti, retornar al país para responder ante la justicia por los casos de Chaparina y Caranavi. Anunció que una vez llegue la pacificación al país, entonces reactivará estos procesos en coordinación con un grupo de defensores de derechos humanos. 

“Él tendrá que llegar por acá y tendrá que responder y si no lo hace igual se lo va a procesar porque recordemos que la Ley Marcelo Quiroga Santa Cruz te permite procesar a las personas en ausencia”, manifestó Quiroz.

El jurista refirió que tarde o temprano tiene que haber justicia y sanción a los responsables de ambos hechos, entre los que están autoridades públicas de gestiones anteriores.

Llorenti sigue en Estados Unidos (EEUU) y en las próximas horas debería dejar sus funciones como embajador, pese a que días antes desde su cuenta de Twitter refirió “fui designado Embajador de Bolivia ante las Naciones Unidas por el Presidente Constitucional Evo Morales, y ratificado por dos tercios del Senado de mi país. Yo no renuncié ni renunciaré”.

La reacción surgió luego de la salida del Gobierno de Evo Morales y en su lugar asumió de manera transitoria la presidenta Jeanine Añez.

El Gobierno de Añez, a través de la nueva ministra de Relaciones Exteriores, Karen Longaric, tomó la decisión de cesar de sus funciones a Llorenti, al igual que a la embajadora en Cuba, Ariana Campero, y a otras autoridades diplomáticas.

Caso Caranavi

El 5 de mayo de 2010, la vida de los estudiantes Fidel Mario Hernani (19) y David Calizaya Mamani (17) quedó truncada, cuando dos balas asesinas impactaron en sus cuerpos y les arrebataron la vida.

Ambos se habían sumado a las movilizaciones de los pobladores en Caranavi, para exigir al gobierno de Evo Morales la construcción de una fábrica de cítricos, que buscaba mayor desarrollo en esa zona. Sin embargo, la movilización fue intervenida violentamente por la Policía que usó agentes químicos y armas de fuego. El Gobierno negó que hubiera autorizado su uso.

Tras el hecho se responsabilizó al entonces ministro de Gobierno, Sacha Llorenti, a los jefes policiales de ese entonces, Oscar Nina (Comandante de la Policía) y Ciro Farfán (Comandante Departamental de la Policía de La Paz).

La Fiscalía abrió una investigación, pero durante estos nueve años no hubo ni un detenido y el caso está estancando, a pesar de que varios policías fueron imputados. 

Caso Chaparina

Un 25 de septiembre de 2011, se registró en el sector de Chaparina uno de los hechos más violentos contra los indígenas. Los policías intervinieron y reprimieron la Octava Marcha Indígena que se dirigía del oriente a La Paz en rechazo a la construcción de una carretera a través del TIPNIS y en demanda del respeto a su territorio.

Los indígenas fueron gasificados, golpeados, maniatados y trasladados en buses desde Chaparina hasta Rurrenabaque, justo cuando el ministro de Gobierno era Sacha Llorenti.

Pese a amabos casos, Morales designó a Llorenti como embajador de Bolivia ante la ONU en septiembre de 2012. /ANF