Siguenos en:
Lunes
 24 de Junio de 2019
OPINION
Miradas
Acciones políticas y juventud
Martes,  22 de Marzo, 2016

Los seres humanos que ejercen cargos públicos y actúan en la dirección del Estado, deben sacrificar egocentrismos, ambiciones y angurrias nefastas unipersonales en beneficio de la colectividad, y, resolver los conflictos que suceden en la vida diaria. El filósofo Platón sostenía que “el filósofo-rey debe ser un verdadero estadista. Es decir, tener la capacidad de anteponerse a los problemas y, si estos surgen, tener la suficiente inteligencia, destreza y habilidad política para resolverlos sin dañar a nadie”. Los gobernantes de nuestro tiempo, deben despojarse de idolatrías narcisas, cesarismo nerónico y psicopatías parafílicas al mejor estilo del esquizofrénico y demente Calígula y sacrificar desmesuradas ambiciones de poder vitalicio.

Es verdad que, siempre habrá lanzazos y punzadas  de parte de los contrarios aunque las políticas sociales se estén cumpliendo en un gran porcentaje en base al Plan de Trabajo de un gobierno determinado, porque la puja por el poder malintencionado para favorecimiento de determinados grupos aduladores y “tira saco” o roscas sempiternas como la serpiente que actúan bajo las sombras palaciegas de intereses mezquinos, está latente en todo el mundo. En el ejercicio político no existen eternos enemigos ni amantes perfectos porque a veces hay que concertar para beneficio del país. Pero no para usufructuar como la hiena de la caza ajena.

Es como el ojo de Horus que todo lo ve, pero que solo le interesa formar grupos de poder para acumular riquezas, aun a costa de pisotear los derechos de los demás. El ser humano en la era actual, demuestra el poco aprecio por la vida y ha eliminado el altruismo hacia su semejante. Por eso cuando hay choques y fricciones entre uno y otro bando genera el descrédito del ejercicio político por parte de la ciudadanía y aparecen continuas manifestaciones de “viva” o “muerte” a los que transitoriamente ejercen el poder en el Estado. Esto genera retroceso en los países y acrecienta la pobreza con su secuela pestilente de hambruna y muerte de los más desposeídos.

Los gobernantes de todo el planeta deben entender que el principio básico para la convivencia mundial, es la justicia social, la libertad, la solidaridad, la igualdad de género, el reconocimiento pleno de los derechos universales establecidos en la DUDH desde 1948, como paladín y hocker de equidad entre las personas. No debemos perder el rumbo, y hay que utilizar la brújula de la razón y el amor al prójimo  y no sectarista, siempre tratando de lograr la paz y buena convivencia entre los seres humanos. No podemos bajar de las alturas y actuar rapazmente como el buitre, que espera la muerte o ataca a la presa agonizante, porque entonces, el hombre estaría volviendo al anarquismo salvaje y la aplicación de la ley del más fuerte, convirtiendo las relaciones humanas en una metástasis cancerígena de destrucción masiva y colapsando las ilusiones y aspiraciones futuras de la juventud que espera un mundo mejor en base a las aptitudes y acciones que se tomen en el presente por los adultos.

Nuestra vida es pasajera y llegará el momento que se apagará la luz de la vida y tendremos que rendir cuenta de nuestros actos, porque la vida no es una pasión inútil de nacer y morir exclusivamente, sino que hay algo más sublime en el fondo de nuestro ser, que es el soplo espiritual prestado a nuestro cuerpo físico por un tiempo determinado de vida y que nos conduce a comportarnos correctamente en nuestra existencia haciendo el bien y evitando las malas acciones. Hay que combatir la envidia, la calumnia, la pereza, el mal carácter y moderación de la lengua. Debemos dejarle a  la juventud actual un rayo de luz en el horizonte de oportunidades, de honestidad, gratitud, civismo, respeto y de trabajo en su realización como persona y mejores días para las demás generaciones y prepararlos para superar las más temibles odiseas y adversidades y sea feliz.

Acerca del autor:
Pablo-Gutierrez-Urgel---
Pablo Gutiérrez Urgel
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día