Siguenos en:
Sábado
 19 de Octubre de 2019
OPINION
Miradas
Votar con responsabilidad
Miércoles,  9 de Octubre, 2019

Después del desastre populista causado por el masismo en nuestro país, el siguiente gobierno y esperamos que sea un gobierno democrático, tiene que lidiar con una economía y una institucionalidad destrozada y tendrán que hacerlo sin plata; por tanto tendrá que ser con “piense”. El problema es que alguna población borracha de populismo, quiere seguir con la farra y no está dispuesta a apretarse el cinturón y trabajar.

Tenemos un ejemplo de esto, aquí  al lado en la Argentina; ellos intentaron curarse de la peste populista y confiaron en Macri pero él no se animó a cortar por lo sano el bodrio Kitchnerista, la enfermedad populista y arreglar de una vez el desastre económico y social heredado. Intentó hacer algo pero aplicando paños tibios y estas medidas no pararon la infección y tampoco gustaron a nadie y menos a los millones de nuevos empleados públicos del Kitchnerismo, a los millones de jubilados sin haber aportado un solo peso, a los “dueños” de las empresas públicas quebradas y a todos esos que tienen miedo a perder sus prebendas. Y por lo que se ve venir en la próxima elección la Kristina será en los hechos la Presidente.

Este es el escenario político económico que se nos avecina, pues nosotros también venimos aplicando la misma receta castro chavista. Entre tanto la oposición boliviana en lugar de buscar la unidad y de trabajar en mejorar sus propuestas y preparar sus equipos, sigue destruyéndose mutuamente.

En nuestra vida cotidiana cuando vamos a contratar a un cocinero, un plomero o cualquier servicio, lo primero que hacemos es averiguar si sabe de su oficio y si es una persona de confianza, pues lo vamos a dejar entrar a nuestra casa. Sin embargo cuando vamos a elegir un Presidente o un asambleísta; servidores públicos a quienes vamos contratar y pagar para que administren el Estado en el cual vivimos, no lo hacemos y así nos va. Olvidamos que el próximo mes de Octubre estamos convocados para la elección de un Presidente quien manejara nuestra nación y afectara nuestra economía y nuestro futuro y cuya tarea no es hacer discurso y promesas sino conducir un país. Debemos por tanto elegir a un Estadista con capacidad, carácter y las ideas claras y acompañado de  un equipo idóneo, pues tiene por delante la dura tarea para reconstruir el país y para esto se debe tener un plan y un programa de lo que hay que hacer y cómo hacerlo.

Tenemos que enfrentar graves problemas heredados de la mala gestión que realizó el masismo y que nos deja instituciones corrompidas, un alto nivel de gasto público, una excesiva e incompetente burocracia y un déficit fiscal creciente, atraso cambiario, alto endeudamiento interno y externo, tarifas de los servicios públicos artificialmente bajas y una extendida economía informal vinculada al narcotráfico. Arreglar todo esto exige de una serie de medidas que a la gente no le gusta, por eso es importante entender y el explicar la grave situación como se reciben los negocios del país, para que la gente entienda y el desafío y trabajo que se tiene por delante. Solo un político dijo la dura verdad a los ciudadanos; Winston Churchill, cuando expreso: solo les puedo ofrecer: blood, toil, tears and sweat (Sangre, esfuerzo, lágrimas y sudor) y salvó al país y al mundo del nazismo.

Nos enfrentamos a decisiones muy importantes que definirán el rumbo de nuestra vida, por lo que es necesario unir nuestras voluntades y unir nuestros votos para derrotar al populismo. En los próximos días debemos revisar las encuestas sobre intención de voto y teniendo en cuenta estos datos, los candidatos que no tienen chance deben renunciar a su postulación y exhortar a sus seguidores a votar por el candidato que tenga más posibilidades y nosotros los ciudadanos debemos votar por éste candidato y así derrotar al populismo cocalero.

Si no tenemos el candidato ideal votemos por aquel que nos permita salir del populismo cocalero y exigir al Presidente electo que constituya un  equipo de Gobierno con la gente más calificada del país y para ejecutar un programa liberal y democrático. Los miembros de este equipo deben ser elegidos por sus méritos, para que con responsabilidad, idoneidad y pensamiento propio trabajen por el futuro del país y no esté preocupados como los mediocres, en hacerle zalemas al jefe.

Critican los masistas que algunos ciudadanos y partidos opositores bajo el concepto de voto útil llamen a votar por Mesa, aunque este no goza de sus simpatías; un argumento es que se trata de elegir entre un eccema y el cáncer; el eccema se cura con jabón de lejía y unto con sal, mientras el Cáncer es con radio y quimioterapia, mucha plata y mucho tiempo.

Por tanto debemos votar para derrotar la dupla ilegal, pues solo de esta manera podremos parar el desastre que significaría un nuevo periodo masista, incapaz, corrupto y usurpador y restaurar la democracia y el Estado de Derecho.

Luego de las elecciones y si gana la opción democrática, esta deberá trabajar en la reconstrucción de la institucionalidad y el sistema productivo, y tendrá la permanente oposición y boicot del régimen cocalero y narcotraficante, pero como contraposición tendrá un gran apoyo internacional y del pueblo democrático. En caso de que continúe el masismo, este podrá usar el narcotráfico como fuente de financiamiento, pero tendrá fuerte resistencia de los vecinos afectados por este tráfico ilicito y el Gobierno masista al igual que el de Cuba y Venezuela, será sancionado y bloqueado por la comunidad internacional, por lo que el pueblo boliviano seguirá sufriendo las penurias por la ineficiencia y abusos del régimen y el impacto del aislamiento internacional.

Nadie en su sano juicio confiaría en entregarle por ejemplo a Evo, Kristina o Maduro, su plata para que vaya al mercado a realizar las compras del día y las del locro o el puchero; pero muchos se animan a dejarles la presidencia, administración y dirección de un país. Misterios de la política que cuestan muy caro.