Siguenos en:
Lunes
 1 de Marzo de 2021
Santa Cruz de La Sierra www.booked.net
+23°C
Parcialmente soleado
OPINION
Paremiolocogi@
Sobre gustos…
Lunes,  22  de Febrero, 2021

Circula en las RRSS un meme de la Mafalda preguntándole si practica algún deporte de riesgo y ella, brillante como siempre, responde: “Si, a veces doy mi opinión”. Así el estado del arte, es lo que le ha sucedido a una joven que dió su opinión sobre Uyuni, diciendo que le parecía un pueblo feo. Inmediatamente salieron las juntas vecinas, el alcalde y otras autoridades, amenazando o interponiendo un proceso penal, etc como si esa su opinión -más allá que algunos no les guste, no la compartan o su coranzoncito se achuñe- se trataría de un delito de lesa humanidad. 

Lo peor de todo, es que paralelamente se produjo en la misma ciudad una violación múltiple a una joven y, por lo menos, no he sabido que hayan empleado la misma energía en por lo menos censurar ese execrable hecho que si es un delito, es lesivo y, debiera ser perseguido por las instancias respectivas, incluyendo los SLMS de ese Municipio, además por supuesto por la Fiscalía.  

Haciendo ejercicio de empatía, me pongo en los calzados de los uyunenses. No les habrá gustado ese juicio, aunque bien cabría algo de auto crítica, especialmente de sus autoridades a cargo, para ver si algo efectivo han hecho para mejorar el aspecto de su ciudad, más aún cuando tienen cerca al fabuloso Salar; pero de ahí que cayendo en absurdo chauvinismo la emprendan contra todo quien exprese una opinión –sobre gustos nadie se atreve a escribir, en términos objetivos- así sea en aquellos términos, muestra el grado de ociosidad que muchos que dicen “representar” a grupos, ciudades u otros interesen caen, fruto de su desconexión con los temas de real importancia o su incapacidad para cambiar la realidad, pese a estar obligados hacerlo.

Si los indignados sospecharan del estado del arte desde la ciencia del Derecho –algún letrado podría asesorarles de a de veras- hubieran entendido que aún bajo esos términos que pueden resultarles desagradables, esa expresión de la joven cabe bajo su libertad de expresión e incluso, ya ha sido hace varios años zanjado por la CORTE IDH que jurisprudencialmente desarrollando del art. 13 de la CADH: “Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento y de expresión. Este derecho comprende la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de TODA índole, sin consideración de fronteras, ya sea oralmente, por escrito o en forma impresa o artística, o por  cualquier otro procedimiento de su elección”, incluso de manera vinculante precisamente para los agentes de los estados, resolviendo que el ejercicio de esa libertad, alcanza incluso: “No sólo a las informaciones o ideas que son favorablemente recibidas o consideradas como inofensivas o indiferentes, sino también para aquellas que chocan, inquietan u ofenden al estado o a una fracción cualquiera de la población. Tales son las demandas del pluralismo, la tolerancia y el espíritu de apertura, sin las cuales no existe una sociedad democrática”. Es una glosa de varias sentencias como el famoso “La última tentación de Cristo”, entre otros, que integran una sólida línea jurisprudencial, vinculante por si acaso para Bolivia y sus agentes.

A propósito, mutatis mutandis pues encuentro importantes diferencias, durante la semana pasada en España se armó un tremendo problema a raíz del caso del rapero Hasél precisamente encarcelado por temas vinculados a su libertad de expresión, aunque insisto, cabe establecer diferencias con el que nos ocupa, pues en ese caso se le atribuye incitar a la violencia, suscitando un interesantísimo debate sobre sus límites y la delicada franja con el arte. Seguro el TEDH lo zanjara en el futuro.

Así las cosas, resulta absurdo pretender perseguir penalmente o siquiera amenazar con hacerlo, a quien así sea en términos ofensivos o no del gusto para una parte de la población, publica su pensamiento. No existen delitos de opinión pues pensar y difundir lo que uno cree, no puede ser considerado delito, así sea del completo disgusto de alguien pues además de no ser un acto lesivo –dañoso- nadie, absolutamente nadie, peor algún servidor público que está en el cargo con nuestros impuestos y debiera dedicarse a cosas realmente útiles para los ciudadanos, puede erigirse en el despreciable rol de comisario del pensamiento. En todo caso, cabría considerar aquello de Dale CARNEGIE: "En vez de preocuparse por su forma de expresión, ocúpese de las causas que la producen."

Acerca del autor:
Arturo--Yanez-Cortes-
Arturo Yáñez Cortes
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día