Siguenos en:
Miércoles
 16 de Agosto de 2017
OPINION
Tribuna
Personas políticas
Martes,  10  de Enero, 2017

Las personas políticas son seres humanos que se dedican a realizar actividades públicas para el bien común. Para tomar el poder, los políticos tienen previamente que participar en las lides proselitistas con otros candidatos con las mismas aspiraciones y con un Plan de trabajo realizable para cumplir dignamente con la población a la cual se debe por obligación, altruismo y responsabilidad. Una vez ejerciendo el poder en el gobierno deben ser consecuentes con sus ideales y principios, hacer buena gestión y administración de los recursos públicos para cumplir con las políticas sociales y no para apoderarse ilícitamente del dinero que es para la realización de obras de interés general.

La avaricia y codicia de los gobernantes, es lo que, hace que su accionar sea peligroso para el bien colectivo porque sólo le interesa su bienestar personal. Deben cumplir las promesas electorales y no sólo sentarse detrás de su escritorio a firmar documentos y naufragar en el perjurio de sus mentiras con el cual captó el voto popular. El político una vez elegido por el voto de confianza dado por los ciudadanos debe cumplir ética y moralmente la función que se le ha encomendado en la administración pública. Ellos son simplemente funcionarios públicos que deben trabajar por el interés común.

Por ello, la ética y moral política enseña servir al pueblo y no para beneficio personal o sectario. De esa forma, tomando conciencia recta excomulgaremos males infecciosos que trastocan los valores más excelsos de la sociedad, destruyendo los designios y buen hado popular. Estos males de carroña que desnaturalizan a los gobiernos son la demagogia, confrontación, mitomanía, corrupción, incompetencia, nepotismo, padrinazgo y sectarismo.

Algunos gobernantes cavernarios y de mente retorcida, se han convertido en enemigos de la representatividad al no permitir la participación de otros personajes políticos que luchan por convencer a la población que tienen mejores ideas y planes para dar bienestar a la población sin discriminar a los adversarios. Entonces, los gobernantes con ignominia traicionan uno de los principios básicos y esenciales de la democracia que es la amplitud en la participación de otros candidatos, son amedrentados, amenazados y hacen que éstos actúen al margen de la administración púbica, son perseguidos y se  convierten en fugitivos por temor a ser presos políticos y no comunes.

En el mundo, aquéllos políticos que han hecho de la política una oportunidad y modus vivendi para sonsacar beneficios económicos se transforman en malhechores enemigos del pueblo que los eligió. Los políticos deben ser funcionarios que utilizan la política para darle un sentido altruista y de servicio a los demás con apego a la ley y moralidad de sus acciones. Deben demostrar temple y pasión por el trabajo que desempeñan en la sociedad con un gran sentido de colaboración y responsabilidad para evitar grupos de choque y convulsión social. Tienen que  analizar y prevenir los beneficios y las pérdidas que pueden conllevar sus políticas públicas nacionales e internacionales. Ellos, deben conocer la verdadera ruta a seguir por el pueblo.

Estar preparados para superar las dificultades y crisis que se presenten en su gestión. Además, tienen que ser prudentes y moderados, ser un buen conductor de la nave del Estado con destreza y habilidad en el arte de gobernar porque de lo contrario termina colapsando y hundiendo al país y a los ciudadanos, lo cual es una afrenta al ejercicio del voto ciudadano y a las esperanzas de establecer una nación con mejores condiciones de vida para los seres humanos.

Acerca del autor:
Pablo-Gutierrez-Urgel---
Pablo Gutiérrez Urgel
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día