Siguenos en:
Domingo
 25 de Agosto de 2019
OPINION
Ciudadano X
Mi polémica con el viceministro 'descolonizador'
Jueves,  16 de Mayo, 2019

En medio de un escándalo por contratos del Estado suscritos con la radio de su esposa (a su vez ex pareja de Evo Morales y madre de Evaliz), el viceministro de descolonización, Félix Cárdenas, fue removido del cargo después de nueve años ocupándolo.

A poco de llegar al viceministerio, sostuvimos con el ahora ex funcionario una polémica a través de la prensa en octubre de 2010, que trascendió a los medios internacionales por medio de la agencia EFE, a raíz de la intención de Cárdenas de purgar de la currícula escolar a varios clásicos de la literatura boliviana.

“Inquisición literaria en la Bolivia de Evo” fue el artículo de opinión con el que puse un grano de arena, junto a otros escritores y académicos, para desactivar aquel disparate, batalla que efectivamente ganamos pero que en cualquier momento podría volver a repetirse con otros actores.

Justamente por lo último es que transcribo las líneas escritas en aquel entonces. Porque, aunque el viceministro ya no esté, la “descolonización”, entendida como purga ideologizadora de los contenidos educativos, sigue presente:

“Era cuestión de tiempo antes de que comenzara el intento de un control totalitario sobre la cultura en el nuevo Estado Plurinacional. Desde que los asesores de Evo Morales bautizaron su gobierno como Revolución Democrática y Cultural, sabíamos que el símil con la Revolución Cultural de Mao era algo más que un mero parecido gramatical.

Ahora, las declaraciones del viceministro de descolonización, Félix Cárdenas, confirman esas previsiones. El funcionario acaba de anunciar la eliminación de una serie de libros de la malla curricular educativa en todos los niveles: primario, secundario y superior. Se trata nada menos que de textos clásicos de la literatura boliviana, como Raza de Bronce de Alcides Arguedas y La niña de sus ojos de Antonio Díaz Villamil. 

¿La excusa? La aplicación de la Ley 045, supuestamente destinada a combatir el racismo según la versión gubernamental, y considerada una ley mordaza por la gran mayoría de los periodistas. En la interpretación que el viceministro hace de la norma, los libros mencionados y muchos otros deben ser purgados por ser ideológicamente incorrectos, debido a su presunto contenido racista y colonial.

Un disparate mayúsculo, sobre todo teniendo en cuenta que Raza de Bronce es en realidad una denuncia sobre la trágica condición del pueblo aymara. Por supuesto que varios aspectos de la obra de Arguedas pueden y deben ser debatidos, sobre todo en las aulas, pero para eso hace falta, precisamente, que los textos sean leídos y comentados por los estudiantes.

Aspectos como, por ejemplo, su adscripción a la sociología positivista de la época, demasiado anclada en el materialismo geográfico y biológico, en contraposición con otras facetas de su pensamiento, absolutamente vigentes en la Bolivia de hoy, como su crítica radical del caudillismo. ¡Triste destino el de Arguedas, abofeteado por un dictador militar y ahora excluido por un régimen de fachada democrática!

Desde las quemas de la biblioteca de Alejandría por Roma y Omar, hasta las purgas de los clásicos del confucianismo en la China maoísta, pasando por las hogueras de Goebbels que devoraron obras de Sigmund Freud, Arthur Schnitzler y los hermanos Mann, la condena de libros es un síntoma evidente de autoritarismo e intolerancia”.

Acerca del autor:
Emilio--Martinez--Cardona
Emilio Martínez Cardona
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día