Siguenos en:
Sábado
 5 de Diciembre de 2020
Santa Cruz de La Sierra www.booked.net
+23°C
Parcialmente soleado
OPINION
Tribuna
Ideologizando fantasías
Sábado,  21  de Noviembre, 2020

No es lo mismo una fantasía que una mentira: Mientras que la mentira pasa por una negación consciente de algo que es verdad, o es contraria a la misma. La fantasía pasa por idealizar una realidad para convertirla en algo a lo que aspiramos a ser.

El problema de la ideología comunista y sus derivados (que se nos quieren implantar a la fuerza en la actualidad), es que trata activamente de sustituir nuestras comunes fantasías e idealizaciones por sus absurdas mentiras ideológicas, y ahí está la principal razón por la que falla: pretender que hagamos sus ideas, contrarias a nuestra propia naturaleza humana, nuestro ideal.

La humanidad creció y se forjó con fantasías e idealizaciones sobre el amor. En sus mitologías y cuentos, por mencionar un caso, el común final es “vivieron felices por siempre”. El absurdo comunismo pretende cambiar estas auténticas aspiraciones ideales por el por una lucha perenne contra el heteropatriarcado machista opresor, donde se ridiculiza todo lo que sea aspiración a una relación clásica, para reemplazarla por narrativas de ideología de género, donde el “machirulo” es el enemigo, y se aplaude todo lo que es contrario a la naturaleza humana. Su meta actual más cercana es la normalización de la pederastia.

Mientras que de una fantasía puede partir belleza y deseo de ser mejor, de la ideologización comunistoide salen sentimientos de división, odio, desconfianza, frustración, seres atomizados y sin criterio ni personalidad propia, que viven para vivir frustrados porque la gran promesa que les hacen de que habrá felicidad una vez que sea impuesta a la fuerza esta contranatural visión del mundo, éste será más feliz, y todos les agradecerán y comprenderán que valió la pena incluso las muertes que causaron y causan para imponerse fueron un pequeño precio a pagar por tamaña felicidad. A fin de cuentas, a la momia Castro no le alcanzaron los cincuenta años en el poder para poder realizarla en Cuba, ni al pobrecito Mao los 60 millones de muertos que él solito causó, le fueron suficientes.

Para sonar sofisticados, los “progres” izquierdosos tildan de “pensamiento mágico religioso” a la religión y a Jesús de un personaje idealizado, pero a su vez viven con el subyacente ideal del superhombre de Nietzsche, y la creencia de que lo que ha pasado realmente es que el comunismo nunca se ha instaurado sino que lo hará. El “ideal cristiano” nos hace querer ser mejores; el “ideal” comunista de la deconstrucción del hombre actual amarga, frustra y atomiza.

Cine y televisión dejaron de vender sueños y fantasías para vender la mediocridad progre, esta ha infectado importantes franquicias pretendiendo que reemplacemos nuestros ideales héroes, de una vida mejor, de soñar con finales felices, por sus ideas absurdas y antinaturales. Han recibido palizas de crítica y taquilla, pero eso, según ellos, es porque el heteropatriarcado sabotea tan nobles intentos.

¿Cuánto durará esta arremetida absurda contra las comunes aspiraciones humanas? No lo sé, pero amar y ser amados son los dos principales elementos que dan sentido a la existencia. Renunciar a ellos porque una absurda ideología nos lo diga, no creo que sea la mejor decisión de vida. Cristo y yo... mayoría aplastante.

Acerca del autor:
Javier---Gomez-
Javier Gómez
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día