Siguenos en:
Viernes
 19 de Julio de 2019
OPINION
Miradas
Contaminación de la broma electoral
Miércoles,  10 de Julio, 2019

Como decíamos ayer, el estado Plurinacional  no sólo  es originario sino original. En estos días salieron estupendas novedades de esa especie; es decir, de factura original. La broma, la ironía, el humor y la sátira exigen un talento muy especial. Nadie puede ser sólo porque quiere serlo. Pero estuvimos lejos de imaginar   que también los políticos – no todos, claro está -   quieren ser  bromistas o pretenden que sus actos sean considerados como tales.  Imagínese: esos seres tan solemnes y serios; tan elocuentes y tan oradores.

Sin embargo, sería un grave error no tomarlos en cuenta. Cada día nos dan lecciones   para adoptar esa inteligente  postura. Claro está que si usted no se ríe un poco aunque sea para sus adentros y también, si puede, para sus afueras, terminaría tal vez amargándose; el reverso del chiste que no resulta es la tristeza.

Se equivoca quien  supone que el que hace reír es un  ser risueño y feliz;  al contrario, suele ser una persona sufrida, y sólo cuando está angustiada  por dentro acierta a hacer reír a  los demás. Así eran Cervantes y Larra en España; el uno ironista de gran talento y el otro, un humorista satírico formidable.

Bueno, basta de teorías. Tenemos en el mercado electoral de hoy muchos casos para respaldar puntualmente nuestras afirmaciones, aunque sólo sea como ejemplos ilustrativos.  Además, el espacio de esta nota no da para mucho. Y vamos al grano. Nosotros, igual que los demás  ingenuos ciudadanos  de este país, creímos  que  los comicios  de octubre eran un evento serio, con personas  también serias. Y sólo había sido  una grotesca parodia de elecciones; es el segundo tiempo anunciado por el jefazo, ya que  el primero lo perdió el 21 de febrero. “Si yo fuera el presidente del TSE anularía el resultado de ese referendo”. Y según las bartolinas parlanchinas, “ganó la mentira”. Todo eso fue sólo una broma, por supuesto.

Ahora tenemos un “árbitro bombero”  a todo dar. Tan sumiso, tan disciplinado, tan obediente  el pobre, que da pena,  y con un florerito de dudoso atuendo como ironía. La amenaza de “atenerse a las consecuencias,  si no habilitaba  el binomio  oficialista,  ya era inútil porque, como en el cuartel, la respuesta inmediata fue: “es su orden mi  general”. Alguien dijo que la impunidad fomenta el delito. Tal vez sea cierto. Otras bromas vinieron en seguida, cada vez más singulares y más audaces. El metafórico alcalde de Colomi  prometió enterrar vivo al primer opositor que aparezca. Y después, los neuróticos casiques del  norte potosino, no queriendo quedarse atrás, amenazaron con envenenar a los k’aras si osaban asomar por  su comarca. Todo eso, en fin,  con la  anuencia presencial y callada del jefazo; el caudillo  que también sabe hacer bromas, y de las más pesadas.

Aquella vez de los “gallos”,   los delitos  sólo  eran errores, y con unas disculpas de por medio, fue posible eludir los  cargos. Ahora, con el tiempo y el Proceso de Cambio,  los delitos  se han vuelto bromas. Los ejemplos son innumerables; el sólo mencionarlos requeriría mucho más espacio. Pero he aquí una, de película: un tal Urquizu, siguiendo la morbosa tendencia del alcalde cruceño, hizo unos toques impúdicos a una señora. El fiscal asignado al caso dijo que era algo “atípico”;  por  tanto, fue sólo una broma. Las bromas no se sancionan. El gobernador  chuto se quedó tranquilo, porque la ley no le alcanza.

Pero ahora lo deseable es que dejen de embromar así el país.

El autor es ciudadano de la república.

Acerca del autor:
Demetrio--Reynolds-
Demetrio Reynolds
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día