Siguenos en:
Domingo
 12 de Julio de 2020
Santa Cruz de La Sierra www.booked.net
+23°C
Parcialmente soleado
OPINION
Energía e hidrocarburos
COVID-19 y los hidrocarburos
Domingo,  28 de Junio, 2020

En marzo la Organización Mundial de la Salud (OMS) notificó a la comunidad internacional que se ingresaba a una pandemia debido a los efectos del virus COVID 19. A esa fecha la OMS contaba con el reporte de 154.000 casos confirmados, 6.400 pacientes muertos, reportados por 141 países. A Junio la OMS reporta más de 8 millones de casos confirmados, 435.000 pacientes muertos, reporte de 183 países, en ese reporte mundial nosotros estamos incluidos con 27.487 casos confirmados y 876 decesos.

Es de hacer notar que USA y Brasil son los dos países que reportan el mayor número de casos positivos (USA 2.447.449 casos confirmados y 123.934 decesos, mientras que Brasil tiene 891.556 casos confirmados y 44.118 decesos). 

Conforme se caracteriza el Sr. Trump está retirando de la OMS a su país. En cambio Brasil ha hecho conocer que ha iniciado la prueba de la vacuna de Oxford con 4.000 pacientes.

Lamento estimado lector abrumarlo con tantas cifras, pero es importante que se haga conciencia  de la gravedad y magnitud de la crisis en la que está envuelta toda la humanidad.

Pese a todos los esfuerzos para lograr un control del virus COVID-19, hasta la fecha, estos han sido negativos, por tanto no se puede vaticinar cuando habremos terminado con esta pandemia.

El tratamiento mundialmente aceptado es el intentar de aislar a las comunidades lo más posible, evitando el tráfico vehicular y sobre todo limitando el tráfico aéreo de pasajeros a casi un total del mismo.

Como una irónica coincidencia, los dos Titanes de la industria petrolera utilizaron los meses de febrero y marzo para discutir el pedido de Rusia a Arabia Saudita de reducir la producción árabe de petróleo por 2 millones de barriles diarios y así mantener el precio internacional del petróleo. Las tratativas no llegaron a conclusiones porque ninguno de los dos países quiso limitar producción y se llegó a tener un estimado 2 millones de barriles de petróleo por día como excedentes de oferta. Eso inició una rebaja en los precios del mismo. Con la declaración de la pandemia, se continuó con esa política y para abril la OPEP estimaba que el excedente de oferta era de aproximadamente 5 millones de barriles por día. Esta situación impulsó una actividad comercial poco usada de cargos por almacenaje que fueron siendo utilizados por esos excedentes.

En esta forma, el precio del WIT y del BRENT, cayeron por los suelos, llegándose a cotizar el WTI con cifras negativas en Wall Street.

La rebaja de precios y el aumento de excedentes de oferta de petróleo y derivados, está difundiendo la práctica que el personal pueda trabajar desde sus hogares, creando grandes cantidades de espacio de oficinas libres en Nueva York y se ha ingresado a una crisis de bienes raíces. En la misma forma indirecta, el paro de las líneas aéreas está provocando la quiebra de un gran número de ellas y la industria del turismo está muy afectada. La limitación de utilización de líneas aéreas con pasajeros ha creado incertidumbre en la realización de reuniones internacionales como las acordadas en el Acuerdo de París. Con la gravedad que el tema central del Acuerdo de París no tiene un calendario en tiempo, sino en realización de ciertos eventos. Por su lado, Wall Street ha reaccionado alarmadamente con los precios del petróleo que prácticamente significarían la muerte del gas y petróleo de esquistos y sus serias preocupaciones por inversiones extranjeras de petroleras de USA en el exterior.

Además de los efectos antes indicados, los impactos económicos en todos los países, que por las trabas en el funcionamiento de medios de transporte, ocasionarán grandes pérdidas en todos ellos.

Nosotros en nuestra condición de pequeño exportador de gas y pequeño importador por carretera de diésel y gasolina, estamos en una posición muy delicada. La falta de campos nuevos agrava aún más nuestro problema. 

El llamado del Ministerio de Hidrocarburos a reuniones nacionales para definir el futuro de nuestra industria petrolera, en estas circunstancias es ahora imperativo y debe ser firmemente apoyado. En esta época pre electoral no se debe buscar una política petrolera como bandera de elecciones, sino el total de los partidos se comprometan a continuar con el trabajo que puede emanar de las reuniones propulsadas por el Ministerio de Hidrocarburos.