Siguenos en:
Lunes
 9 de Diciembre de 2019
OPINION
Tribuna
“China, el nuevo coloso mundial
Martes,  13 de Agosto, 2019

China el país más poblado del mundo, con 1.395 millones de habitantes se ha convertido en pleno siglo XXI en la primera potencia económica mundial por su Producto Interno Bruto, en cuanto a la paridad de poder adquisitivo. Los chinos conjuntamente con Estados Unidos de Norteamérica son los dos colosos que gobiernan el mundo entero por su poder económico que tienen y extienden sus tentáculos a muchos otros países, incluso, en el hemisferio sur.

En la actualidad, los chinos mantienen una guerra arancelaria con los norteamericanos que se ha  manifestado aún más con la invención de nuevas tasas por parte de Estados Unidos  mientras China devalúa su moneda, y, esto hace que las exportaciones sean aún más baratas, mientras lo que se importa a China se hace más difícil de ubicar. Por lo tanto, tiene que otearse mercados nicho donde poder colocar los productos.

Después de la muerte del líder chino Mao Zedong China empezó a abrirse al mundo con un nuevo modelo económico y asimilar las nuevas ideas que surgían y plasmaban en otros Estados. Y, todo, por lograr la meta de salir de la pobreza extrema que azotaba sobre todo a las zonas rurales.

Ellos, han creado el siguiente pensamiento filosófico-económico: “que hay que potenciar las áreas rurales fortaleciendo la micro y grandes empresas, haciendo producir el campo para que la gente no abandone su hábitat natural, produzca y se desarrolle de acuerdo a sus necesidades básicas”. Y, luego habiendo estabilizado social y económicamente el área rural, recién se potencie y fortalezca el área citadina.

La política gubernamental de los chinos es tomando en cuenta al pueblo como depositario .de la soberanía y, para que todos en conjunto gobernantes y gobernados trabajen al unísono para engrandecer y enriquecer el Estado. Con este modelo de política económica se genera sociedades estables y con mejor calidad de vida de la población.

Hoy, China reclama por la hegemonía mundial porque su nuevo proceso económico es positivo en gran parte, porque todo sistema económico tendrá siempre sus aciertos y errores en su aplicación. Los chinos en honor a la verdad, han sido discípulos de los economistas norteamericanos quienes le han enseñado los elementos de su propio sistema económico. Y, como dice el dicho: “cría cuervos y te sacarán los ojos”.

Es decir, los economistas occidentales han enseñado sus lecciones con depurado pragmatismo y ahora son presa de sus propias enseñanzas por su adversario más poderoso desde el punto de vista económico que los enfrenta con sus propias armas por ser la primera potencia económica mundial. China ha dejado su enclaustramiento para contactarse con el mundo y progrese su economía. En política está haciendo sentir su peso en la comunidad internacional de una forma efectiva porque sus empresas y su mano de obra se las observa en muchos países del mundo.

Han progresado mucho en ciencia y tecnología y seguirán mejorando. Por lo tanto, el modelo implantado por los chinos es digno de admiración. Han dejado atrás las ideologías para centrarse en lo que mejor les conviene. Extraen lo mejor de la globalización y desechan lo que no les conviene. Eso hace la diferencia porque solo les interesa el bienestar y que la gente viva mejor.