Siguenos en:
Viernes
 22 de Noviembre de 2019
Internacional
El pasaje en metro subió de 1,13 a 1,17 dólares
Chile: Estado de emergencia tras una vandálica jornada de protestas
Violencia. Incendios en estaciones de metro, quema de buses y enfrentamientos callejeros con la Policía.
Domingo,  20 de Octubre, 2019
Chile:-Estado-de-emergencia-tras-una-vandalica-jornada-de-protestas
Ref. Fotografia: Salvajismo. Al menos 16 buses fueron quemados durante la noche del viernes.

El presidente chileno Sebastián Piñera decretó el estado de emergencia la madrugada del sábado tras una violenta jornada de protestas por el alza del transporte público que dejó incendios en estaciones de metro, barricadas y enfrenamientos en las calles entre manifestantes y policía. 

La causa de los disturbios. La furia comenzó originalmente el lunes, con llamados a evadir el pago en el Metro. Poco a poco las expresiones de descontento fueron aumentando, viviéndose su jornada más violenta el viernes, con incendios de estaciones del ferrocarril metropolitano, quema de autobuses, barricadas, desórdenes en distintos puntos de la ciudad y enfrentamientos con la policía, que incluso llegó a disparar contra los manifestantes (algo poco usual), además de usar generosamente gases lacrimógenos. En horas de la noche pudo apreciarse que la magnitud de los daños era cuantiosa en algunos sectores.
El pasaje quedó en un valor equivalente a 1,17 de dólar, antes costaba 1.13.

Medida para asegurar el orden."Haciendo uso de las facultades que como presidente de Chile me otorga la Constitución y la ley, he decretado estado de emergencia", dijo Piñera en una breve declaración a la prensa en el Palacio de La Moneda. 

"El objetivo de este estado de emergencia es muy simple pero muy profundo, asegurar el orden público, la tranquilidad de los habitantes de la ciudad de Santiago", añadió el presidente sobre una medida que en casos excepcionales puede restringir los derechos y garantías de los ciudadanos. 

Noche violenta. Al caer la noche se registraron incendios en varias estaciones, así como barricadas en las calles. En el centro de Santiago, el edificio corporativo de la empresa eléctrica Enel sufrió un incendio en una de sus escaleras, que ya fue controlado por bomberos. 

Por su parte, la policía antidisturbios reprimía a manifestantes con gases lacrimógenos y golpes, mientras se registraban "cacerolazos" en varias partes de Santiago y, desde sus vehículos, los automovilistas hacían sonar las bocinas. 

El ejército sale a las calles. Salvo en casos de catástrofes naturales, nunca en democracia se había adoptado esta medida en Chile. Daños en la ciudad son cuantiosos.

Por primera vez desde el fin de la dictadura de Augusto Pinochet, el Ejército de Chile salió a las calles en Santiago de Chile para reestablecer el orden público, luego de que se viviera una de las jornadas de protestas más violentas de las últimas décadas, como consecuencia del alza de los pasajes del Metro. 

También contra el alza en precio de la luz. Los soldados comenzaron a desplegarse en horas de la madrugada (hora local) de este sábado  en las zonas más conflictivas, como respaldo a la acción de Carabineros (policía militarizada), que se vio claramente superado por la magnitud de las manifestaciones.

Éstas fueron convocadas originalmente por estudiantes secundarios, pero encontraron rápido eco en otros sectores de la sociedad, en un país donde también se anunciaron recientemente alzas en los precios de la luz.

Un malestar más profundo. Sin embargo, las manifestaciones tendrían una raíz más profunda, en un país donde, según datos del Instituto Nacional de Estadísticas, el 50 por ciento de los trabajadores gana mensualmente menos de 400.000 pesos (unos 562 dólares). El malestar por el sistema de pensiones, la excesiva cantidad de horas de trabajo, la crisis hospitalaria que vive el servicio sanitario y las desafortunadas declaraciones de algunos ministros, que llamaron a levantarse más temprano para ahorrar o a comprar flores porque habían bajado de precio.

2,3 Millones 
de usuarios utilizan a diario el sistema de transporte público.

1 Millón
de dólares en pérdidas registraba el sistema de metros.


Condenan la represión policial y la medida

Rechazo. Numerosas voces condenaron la represión policial contra manifestantes que exigen la derogación del alza del precio al pasaje del metro de esta ciudad, militarizada desde la noche del viernes. Ante este panorama, el diputado del partico Comunista de Chile Boris Barrera, aseguró que el estado de emergencia decretado ayer por el presidente, Sebastián Piñera, es un fracaso rotundo.

Abuso. Asimismo, el Partido Socialista ante el anuncio del ministro del Interior, Andrés Chadwick, de invocar la Ley de Seguridad del Estado por las manifestaciones ciudadanas contra el alza de las tarifas del Transantiago, lamentó que la respuesta del Gobierno del Presidente Piñera sea más represión.

'Nada justifica los desmanes, pero con su actitud el Ejecutivo profundiza la sensación de abuso, repitiendo la misma fórmula que ya fracasó', expresó.

Efectos

Eventos.  Cines, supermercados, y otros recintos funcionan de manera normal de acuerdo a la situación de su infraestructura, según detalló la Cámara de Comercio. Mientras, matrimonios, bautizos, cumpleaños y otros eventos de carácter privado, pueden realizarse sin inconvenientes según detalló el Jefe de la Defensa Nacional, General Javier Iturriaga.

Fútbol. La intendencia determinó suspender todas las actividades de carácter masivo que se desarrollen en Santiago y zonas aledañas, lo que por cierto incluye los encuentros de fútbol profesional en todas sus categorías. La situación mantendrá en suspenso la definición de la corona de primera división, que podría haberse producido este fin de semana a favor de Universidad Católica que este domingo debía jugar ante Colo Colo.

Duración. El estado de emergencia no puede extenderse por más de quince días, sin perjuicio de que el Presidente pueda prorrogarlo por igual período. Sin embargo, para sucesivas prórrogas, el presidente acordará con el Congreso.

EFE eldia@eldia.com.bo