Siguenos en:
Martes
 26 de Marzo de 2019
Internacional
Tras las causas de la masacre
Bullying y olvido marcaron vida de asesino
Brasil. Guilherme Taucci, de 17 años, estaba descuidado por sus padres y en la escuela sufrió de acoso por su acné.
Viernes,  15 de Marzo, 2019
Bullying-y-olvido-marcaron-vida-de-asesino-
Ref. Fotografia: Luto y dolor. Brasil llora a sus muertos tras la matanza.

Guilherme Taucci Monteiro, de 17 años, es uno de los dos tiradores que ingresaron a una escuela en Sao Paulo y dispararon contra alumnos y funcionarios, dejando 8 personas muertas. Él y su cómplice, Henrique de Castro, de 25, se suicidaron.

La madre de Guilherme, Tatiana Taucci, se confesó con el diario brasileño Folha de São Paulo y contó detalles de la vida de su hijo que podrían dar algunas pistas sobre lo que lo motivó a cometer el crimen.

'Parecía paranoico y gritaba'. La familia de Guilherme afirma que nunca sospechó que el adolescente podía tener un comportamiento violento, salvo por aquellas ocasiones cuando le gritaba a la pantalla mientras jugaba videojuegos en la computadora. 

"Parecía paranoico y gritaba ante la pantalla: 'Te voy a matar, te voy a matar'", recuerda su madre.

Tatiana Taucci está desempleada desde hace 2 años. Tiene 4 hijos, de los cuales 2 viven en la misma casa del atacante. Ella lucha desde hace un tiempo contra una dependencia química que la lleva a pasar buena parte de su tiempo en la calle.

Abandono de sus padres. "La madre y el padre no estaban ahí para él", le dijo el abuelo de Guilherme a Folha de São Paulo. 

Su tía cuenta que desde hace cuatro meses, a raíz de la muerte de su abuela, Guilherme comenzó a mostrar signos de una tristeza permanente.  

"Creo que se deprimió", le dijo al diario brasileño. 

Al salir de su casa en la mañana del atentado, Guilherme dejó en el suelo al lado de su cama una foto quemada de sus padres.

Víctima del bullying por su acné. La madre de Guilherme cuenta que el joven dejó la escuela el año pasado porque era víctima de bullying. No soportaba ser el punto de burlas a causa de las espinillas de su cara. Sin embargo, su abuelo le pagó un tratamiento.

"Su piel mejoró mucho. Ayer mismo le calenté la cena. Estaba todo bien", recordó el abuelo con la voz quebrada a Folha de São Paulo

Entierro sin velorio. Los responsables de la masacre de San Pablo, que dejó 10 muertos, fueron traslados del Instituto Médico Legal a dos cementerios donde eran enterrados sin ser velados por sus familiares.

1 Año 
planificaron la matanza los asesinos ilustrándose sobre armas.


Ambos atacantes se conocían desde niños

A pocos metros de la casa de Guilherme vive Luiz Henrique de Castro, el otro atacante en la escuela de Sao Paulo. 

Luiz Henrique había empezado a trabajar con su padre. Su abuelo, de 85 años, tuvo que ser sedado cuando se enteró de la noticia. 

Guilherme y Luiz Henrique se conocían desde niños. Andaban siempre juntos. 

"Eran chicos normales. No usaban drogas. Nunca noté un rasgo que indique este tipo de comportamiento", le dijo a Folha de São Paulo Cássio Nogueira, un vecino que los vio crecer. La pareja de tiradores asistía de forma regular a un LAN center donde practicaban juegos de disparos.

 

EFE eldia@eldia.com.bo
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día