Siguenos en:
Jueves
 5 de Diciembre de 2019
Encuentro
Estilo de vida
Migrañas: medidas simples para prevenir el dolor
Dolores frecuentes. Las migrañas causan un dolor tan real como el de las lesiones, con una diferencia: a veces, los hábitos saludables y los remedios simples no médicos pueden detener las mismas antes de que comiencen.
Miércoles,  9 de Octubre, 2019
Migranas:-medidas-simples-para-prevenir-el-dolor

La migraña es una enfermedad neurológica que afecta entre el 11 y el 16% de la población mundial y que provoca recurrentes dolores de cabeza moderados o intensos que pueden derivar en náuseas, malestar general y hasta provocar episodios de alta sensibilidad a la luz, el sonido o los olores. 

Causa. Aunque todavía no se conozca qué las provocan y se cree que son hereditarias, algunos expertos aseguran que surgen por cambios hormonales o como resultado de la activación de las células del nervio cerebral conocido como trigémino, uno de los principales nervios de la cara encargado de transmitir las señales de dolor al cerebro, lo que provoca la liberación de sustancias químicas que irritan y causan que los vasos sanguíneos de la superficie del cerebro se hinchen y estos envíen señales al tallo, un área que procesa la información del dolor. La migraña no tiene cura pero se puede controlar con la ayuda de su médico. Juntos podrán encontrar formas de tratar los síntomas de migraña cuando aparezcan, además de formas de lograr que las migrañas sean menos frecuentes e intensas.

Dormir bien
Las migrañas pueden impedir que concilies el sueño o pueden despertarte durante la noche. Asimismo, las migrañas también son desencadenadas por no dormir bien durante la noche.

Alimentarse con prudencia
Tus hábitos alimentarios pueden influir en sus migrañas. Considere los conceptos básicos: Comer a aproximadamente la misma hora todos los días, no saltarse las comidas: estar en ayuno aumenta el riesgo de tener migraña.

Hacer ejercicios
Durante la actividad física, el cuerpo libera ciertas sustancias químicas que bloquean las señales de dolor enviadas al cerebro. Estas sustancias químicas también ayudan a aliviar la ansiedad y la depresión, que pueden empeorar las migrañas.

Controlar el estrés
El estrés y la migraña suelen ir de la mano. Es imposible evitar el estrés de todos los días, pero puede controlarlo. En lugar de buscar cómo incorporar más actividades y tareas al día, encuentre la forma de descartar algunas cosas. Relajarse y concentrarse en inhalar y exhalar lenta y profundamente durante al menos 10 minutos todos los días.

S. Violeta Quete C. eldia@eldia.com.bo