Siguenos en:
Lunes
 17 de Febrero de 2020
Encuentro
Consejos útiles
Golpes de calor: a tomar precaución
Tenga cuidado. El exponerse a las altas temperaturas puede traer riesgos a su salud.
Miércoles,  22  de Enero, 2020
Golpes-de-calor:-a-tomar-precaucion

En días en los que las altas temperaturas han sido casi diarias, una de las consecuencias de exponerse a las mismas puede ser los golpes de calor, que sucede cuando se llega a una exposición prolongada en un ambiente caluroso, llegando el cuerpo a alcanzar los 40 grados centígrados.

Consejos que se tienen que tomar en cuenta. El golpe de calor es un trastorno ocasionado por el exceso de calor en el cuerpo, generalmente como consecuencia de la exposición prolongada a altas temperaturas o del esfuerzo físico en altas temperaturas. El golpe de calor sin tratar, puede dañar rápidamente el cerebro, el corazón, los riñones y los músculos. El daño empeora cuanto más se retrasa el tratamiento, lo que aumenta el riesgo de sufrir complicaciones graves o la muerte. Por eso es importante que se tengan en cuenta algunos de los consejos detallados en las gráficas, para así  evitar sufrir de este tipo de complicaciones, pero ante todo, siempre se debe seguir los consejos de un profesional a la hora de actuar ante esta problemática.

Manténgase hidratado
Debido a las actividades diarias que las personas realizan, y teniendo en cuenta las altas temperaturas, es importante hidratar el cuerpo. Tome agua o bebidas no con altos grados de azúcar en los momentos que sean necesarios. También es de importante cuidado que no se exageren en las cantidades.

Cuidar a los más débiles
Las personas de la tercera edad, así como los bebés, pertenecen al grupo de riesgo en momentos que se presentan altas temperaturas. En los ancianos, la sensación de sed llega a ser menor a diferencia de un adulto, mientras que los bebés y niños pequeños, llegan a deshidratarse más fácilmente.

Proteja su piel
Si bien es importante no exponerse mucho tiempo al sol, en caso de no tener opción, siempre use un protector solar o cremas hidratantes para proteger la piel. Consulte siempre a su dermatólogo antes de utilizar cualquier tipo de crema o protector. Además, utilice ropa adecuada si debe salir de su casa.