Siguenos en:
Jueves
 17 de Octubre de 2019
El dia te recomienda
Tradición
El mate es cuestión de identidad en el Uruguay
En el vecino país se encuentran los principales cultores de la región
Jueves,  16 de Junio, 2016
El-mate-es-cuestion-de-identidad-en-el-Uruguay
Ref. Fotografia: Una tradición uruguaya que es exportada a todo Latinoamérica

A todo momento y en todo lugar: el mate es el compañero inseparable de los uruguayos, la bebida nacional que es tradición y arte, a la que defienden como beneficiosa para la salud.

Ahora que la Organización Mundial de la Salud retiró al mate de la lista de cancerígenos, con seguridad muchos en Uruguay respirarán aliviados.

El termo y el mate, el recipiente hecho tradicionalmente a partir de una calabaza ahuecada en el que se bebe la infusión de igual nombre, se cuelan en las fotos de reuniones oficiales; Luis Suárez, el astro del Barcelona, es retratado en buses y aeropuertos mate en mano; y se tarda apenas un minuto en encontrar una rueda de amigos 'mateando' en una plaza de Montevideo.

Esta infusión de origen guaraní, que se bebe entre otros en Brasil, Argentina y Paraguay, tiene a los uruguayos como sus principales cultores.

"Cualquier actividad es mejor con mate". Una frase que lo resume todo para la estudiante uruguaya Valentina Nuñez, de 24 años, quien aprovechó una pausa en la Facultad de Ciencias Sociales para tomar mate con su colega Jessica Aliz.

"Es como un compañero. No es como el café" que se toma rápido. "Siempre está (pronto). Dura más, lo recargás. Hay que hacer una pausa para cebar", resume Jessica.

- ¿Hirviendo, caliente o tibia?-Preparar el mate, al contrario de lo que pueda parecer, tiene su ciencia. Las yerbas varían y con ellas el gusto de la infusión. La yerba no puede colocarse de cualquier manera y el agua debe ser vertida cuidadosamente para que el sabor del mate se conserve, algo fundamental ya que la preparación debe durar horas y soportar una catarata de agua caliente.

En 1991 la Agencia Internacional para la Investigación de Cáncer (IARC) había calificado al mate y el café como "probablemente cancerígenos". En su nueva evaluación presentada esta semana, establece que el problema no es el producto sino la temperatura del agua.

"Todo consumo de bebidas muy calientes genera un posible daño: la inflamación. Cualquier proceso inflamatorio crónico puede llegar a implantar un tumor, puede degenerar (...) en células tumorales", explicó a la AFP Nelson Bracesco, quien dirige el laboratorio de Radiobiología en la Facultad de Medicina estatal.

Bracesco estudia las propiedades del mate, entre las cuales destaca su efecto antioxidante y sobre el colesterol, así como la hidratación que permite. El mate mejora el rendimiento físico y la atención.

Además, señala el científico, "los componentes que tiene amortiguan el daño de la temperatura. In vitro está probado. Falta el paso de probarlo en humanos o animales".

El investigador explica que esta bebida ayuda a prevenir mutaciones celulares.

"Eso permitiría explicar que en Uruguay se ha incrementado fuertemente la importación de yerba mate, y el tipo de cáncer de esófago que se plantea, en los últimos años viene disminuyendo". "Buscamos una explicación a ese fenómeno", añade.

- El efecto Francisco -Jorge Vera tiene 72 años y hace cuatro décadas que vende mates y fabrica bombillas, indispensables para sorber el líquido. En una esquina céntrica de Montevideo, instaló su puesto rodante.

Mientras atiende a tres jóvenes recuerda que las costumbres en relación al mate "han cambiado con las épocas. Van cambiando materiales, formas y gustos".

Pero esto "es parte de nuestra cultura", por eso las ventas nunca decaen, afirma. "Incluso se está expandiendo un poco fuera de la región. Más ahora que el papa (Francisco) es un argentino que toma mate. Muchos católicos, como el papa, toman. El papa está expandiendo un poco el mercado", aseguró.