Siguenos en:
Jueves
 6 de Agosto de 2020
Editorial/Opinión
Bajo el Penoco
Viajar es un placer muy caro
Lunes,  16  de Diciembre, 2019
Viajar-es-un-placer-muy-caro

El modelo de gobierno híper presidencialista de Evo Morales, lo obligaba a ir de un lado para otro en un mismo día, porque además había la intención de hacer quedar al dirigente cocalero como un ser divino que bajaba del cielo hasta en las comunidades más recónditas. Esa frivolidad le costaba al país la friolera de tres millones de dólares al año solo para mantener en el aire una sola de las once aeronaves que estaban al servicio del caudillo. El susodicho hacia hasta cuatro viajes al día en el avión Falcon, se trasladada desde la residencia de San Jorge hasta el Palacio de Gobierno en helicóptero y todos sus ministros tenían a disposición costosos aparatos para asistir a actos proselitistas, inauguraciones y reuniones partidarias, pues era todo lo que hacían los responsables del “proceso de cambio”. En más de un mes, la nueva presidenta solo hizo cuatro viajes y se estudia destinar el resto de las aeronaves a servicios de urgencia. Con Evo Morales “anclado” en Argentina, los que deben viajar son sus seguidores. Eso será más caro, aunque los gastos puede que salgan del mismo bolsillo.