Siguenos en:
Lunes
 19 de Octubre de 2020
Editorial/Opinión
Editorial
Teorías conspirativas y verdades políticas
Lunes,  21 de Septiembre, 2020
Teorias-conspirativas-y-verdades-politicas

Vivimos rodeados de teorías conspirativas. Cada día nace una nueva y mucho más ahora con el miedo que impone la pandemia. Se cuestiona la propia existencia del Covid-19; se pone en duda la vacuna y se tejen mil y una hipótesis sobre su propósito; cada vez surgen suposiciones sobre la confabulación que dio origen a un virus presuntamente  creado en un laboratorio destinado a la dominación mundial.

En el plano político y económico, las maquinaciones también están a la orden del día. Se habla de la nueva normalidad, del nuevo orden, del globalismo y los planes de China para conquistar el imperio occidental. Qué si Bill Gates, que si Soros o Donald Trump… se está llegando al extremo de avizorar que Estados Unidos caerá en manos del comunismo y terminará en la misma situación que Venezuela.

Por más que los intelectuales más racionales tratan de llamar a la calma, los apocalípticos no hacen más que echar leña al fuego de esta mega confusión que entorpece el entendimiento. Es verdad que los socialistas, populistas y toda la gama de agoreros y especies de mala fe que abundan en el mundo, están tratando de pescar en río revuelto, pero sólo basta observar cómo les está yendo en el plano de la recuperación económica para concluir que, pese a todas las dificultades, la humanidad seguirá inclinándose por el progreso y no por la involución y eso pasa por fortalecer la libertad, la economía de mercado y la democracia, las únicas armas que han permitido la prosperidad de nuestra civilización.

Las elecciones bolivianas están en ese mismo tren. Creíamos que el miedo comenzaría a disiparse una vez producida la renuncia de la presidenta Jeanine Añez a su candidatura, pero las teorías conspirativas tienden a aumentar. No sólo permanece la desconfianza hacia el Tribunal Supremo Electoral (TSE), sino que inmediatamente se presentó la dimisión, aparecen argumentos que ponen en duda las verdaderas intenciones, que no son otras que evitar la dispersión del voto y asegurar que uno de los candidatos democráticos impida el retorno de la dictadura al país.

No vamos a negar el agua que ha corrido debajo del puente en el pasado y que opacan la imagen de algunos actores políticos, pero en la actualidad no existen muchas opciones y menos cuando enfrentamos un peligro que no es imaginario, que ya lo conocemos y que puede condenar a Bolivia para siempre. Así lo dicen las tendencias de opinión que son precisamente las que han obligado la renuncia de Añez y que deben ser las que orienten el sentido patriótico de otros candidatos, si es que lo tienen.

Aunque no queramos reconocerlo, Evo Morales no fue producto de una conspiración ni de la funcionalidad de alguien en particular. El cocalero llegó ahí y se mantuvo mientras la gente lo quiso y lo expresó a través del voto popular. Su mandato terminó cuando la gente así lo dispuso. Los bolivianos hemos demostrado mejor que nadie que no aguantamos el fraude, que no queremos dictadores y así seguirá haciendo sea quien fuera el que se atreva a desafiar esa voluntad.

Evo Morales no fue producto de una conspiración ni de la funcionalidad de alguien en particular. El cocalero llegó ahí y se mantuvo mientras la gente lo quiso y lo expresó a través del voto popular. Su mandato terminó cuando la gente así lo dispuso. Los bolivianos hemos demostrado mejor que nadie que no aguantamos el fraude, que no queremos dictadores y así seguirá haciendo sea quien fuera el que se atreva a desafiar esa voluntad.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día