Siguenos en:
Sábado
 17 de Abril de 2021
Editorial/Opinión
Editorial
Solos frente al mundo
Lunes,  22 de Marzo, 2021
Solos-frente--al-mundo

El gobierno de Luis Arce pone el riesgo el apoyo internacional que siempre ha sido imprescindible para la estabilidad política y económica de Bolivia. Al unísono, los organismos internacionales, los medios de comunicación más influyentes del mundo y numerosas personalidades que gravitan en la diplomacia planetaria, han rechazado las maniobras que lleva adelante el régimen y que ponen en evidencia la manipulación de la justicia, la falta de independencia de los poderes y el riego de que nuestro país tome el camino del autoritarismo al estilo de Cuba y Venezuela.

De la misma manera que todos esos actores reprocharon el intento de Evo Morales de prorrogarse en el poder usando la figura de los derechos humanos y que luego condenaron el fraude cometido en octubre de 2019, hoy están fustigando la grosera actuación en contra de la ex presidenta Jeanine Añez, una medida que desdibuja por complejo la democracia boliviana, que echa a perder el supuesto intento que tenía el presidente Arce de pacificar el país y que nos pone a la altura de las naciones “sin ley”, como lo ha dicho muy bien en un editorial, el diario norteamericano The Washington Post.

Si a Bolivia tuvieran que ponerle otro nombre en el contexto internacional ese sería “inestabilidad”, pues esa ha sido la principal característica de nuestra vida republicana a lo largo de casi 200 años. Nuestro país siempre ha llamado la atención de todos, por los altos niveles de pobreza, por la ineficacia de la política para atender los problemas de la población, por el narcotráfico, las dictaduras, los golpes de estado y hoy existe el temor de que la nación ingrese en una fase de desintegración, violencia y represión, como nunca se ha visto.

En 2006, el mundo festejó la llegada de un proyecto político que prometía estabilidad, pues el “proceso de cambio” no sólo gozaba de amplia legitimidad, sino también de la mayor bonanza económica que jamás experimentada. Evo Morales recibió el apoyo de todo, incluyendo los países distanciados ideológicamente y que veían cómo el cocalero se declaraba “comunista, leninista y enemigo del capitalismo”.

Evo Morales sabe muy bien que ese respaldo fue vital para su continuidad en el poder y que también fue lapidaria la actuación de la OEA,que denunció el fraude y que desencadenó toda una ola de rechazo en su contra. Ni siquiera China, Rusia o Irán sacaron pecho por él, tampoco hicieron causa común del relato del “golpe de estado” y dieron su apoyo a la sucesión constitucional que evitó el derramamiento de sangre que pretendían los defensores del fraude. La posterior victoria de Luis Arce también recibió aplausos, porque entendieron que era el mejor camino para conseguir la normalización, pero la decepción es grande y el estado de alerta es mayúsculo, por el temor a que Bolivia pierda el rumbo y se produzca aquí “el Vietnam” que en reiteradas ocasiones han anunciado los aventureros que hoy derrochan odio y resentimiento.

Evo Morales sabe muy bien que ese respaldo fue vital para su continuidad en el poder y que también fue lapidaria la actuación de la OEA,que denunció el fraude y que desencadenó toda una ola de rechazo en su contra. Ni siquiera China, Rusia o Irán sacaron pecho por él, tampoco hicieron causa común del relato del “golpe de estado” y dieron su apoyo a la sucesión constitucional que evitó el derramamiento de sangre que pretendían los defensores del fraude.

 

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día