Siguenos en:
Miércoles
 3 de Marzo de 2021
Editorial/Opinión
Editorial
Populismo recargado
Jueves,  4  de Febrero, 2021
Populismo-recargado

Luis Arce llegó al gobierno alarmado por las cifras económicas que él mismo ocasionó en su prolongada gestión como ministro, pero que atribuyó al corto periodo de transición que supuestamente perforó en menos de un año el “blindaje” del modelo. Para subsanarlo, prometió poner orden en las finanzas y llevar adelante un plan de austeridad que evite caer en la hiperinflación, la escasez y el caos, tres elementos que caracterizaron al negro periodo de la UDP, 1982-1985.

Pero Arce ha demostrado ser un presidente muy apegado al espectáculo, le gusta figurar, hacer grandes anuncios, prometer lo que no va a cumplir y exagerar con la demagogia, mucho más que su mentor, Evo Morales, que una vez dijo que convertiría a Bolivia en una segunda Suiza.

El problema es que el show sale muy caro, tal como lo vimos durante 14 años, en los que se gastó en todo menos en salud y educación, los pilares de cualquier administración gubernamental, mucho más cuando se trata de un régimen que se hace llamar socialista. Pero en ese entonces la plata sobraba y hoy es lo que más escasea, por eso no hay más remedio que hacer la gran fiesta con una ridiculez como esas 20 mil vacunas que nos pasaron los argentinos y que el primer mandatario ha llevado a pasear a todo el país, aunque sea en un camioncito pollero.

 El populismo construye falsos enemigos para echarle la culpa de todo a ellos y crear la idea de una amenaza permanente. El cocalero tenía 500 años para explayarse y construir mitos, pero Arce no tiene más que a Jeanine y a una oposición extraviada e inexistente que representa ninguna amenaza. Incluso el fantasma de Evo Morales ha desaparecido, le tiraron un sillazo, lo metieron en una clínica y lo apartaron del escenario antes de que se convierta en el estropajo de todos, entre ellos, de los cocaleros, cuyo nuevo líder, Andrónico Rodríguez, le sugirió que se jubile.

La pandemia tampoco es un riesgo. La gente ha dejado de contar los muertos, no quiere cuarentena y es muy probable que pierda interés por las vacunas, pues sabe que tardarán en llegar y que probablemente sólo sirvan para la propaganda, para beneficiar a los compadres de siempre y para quedarse con los vueltos, pues desde ya, le han puesto candado al contrato y mantienen en secreto el precio que están pagando.

Pero aún así el gobierno insiste en mentirle a la población, se inventa remedios, miente sobre las cifras y dice que estamos mejor que el año pasado pese a que los números no se pueden torcer, salvo en la mente del vocero presidencial que se enreda con las estadísticas.

Lo único que le interesa al populismo recargado es la campaña electoral. El presidente se saca el barbijo para mostrarle a la población que no hay ningún peligro en las aglomeraciones que organizan los candidatos, toca la guitarra, canta y va de un lado para otro, amenazando a los pobladores de los distintos municipios que, si no votan por el MAS, no habrá platita, no habrá milagro y que el sol y la luna se esconderán para quienes se inclinen por los adversarios.

Lo único que le interesa al populismo recargado es la campaña electoral. El presidente se saca el barbijo para mostrarle a la población que no hay ningún peligro en las aglomeraciones que organizan los candidatos, toca la guitarra, canta y va de un lado para otro, amenazando a los pobladores de los distintos municipios que, si no votan por el MAS, no habrá platita, no habrá milagro y que el sol y la luna se esconderán para quienes se inclinen por los adversarios.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día